Psicofisiología: ¿qué es?

Este artículo fue redactado y avalado por la psicóloga Paula Villasante
27 diciembre, 2018
El objetivo de la psicofisiología es estudiar la conducta del ser humano y los procesos que la organizan. Para ello, esta disciplina se vale de algunas técnicas con las que se captan señales fisiológicas

La psicofisiología es la rama de la psicología relacionada con las bases fisiológicas de los procesos psicológicos. Es una disciplina de la psicobiología y el objeto de estudio es el ser humano. El objetivo de la psicofisiología es el estudio de la conducta y de los procesos que la organizan. Concretamente, se trata del estudio de nuestros procesos somáticos y fisiológicos.

Desde su nacimiento en el último tercio del siglo XIX hasta nuestros días, su objeto de estudio se ha mantenido constante. Sin embargo, el avance tecnológico y la influencia de distintas corrientes de pensamiento han modulado la forma de abordar el estudio del cerebro en relación con la conducta.

En la actualidad, el cerebro se investiga empleando técnicas provenientes de muy diversas disciplinas. Así, podemos encontrar relación entre la psicofisiología y la psicología fisiológica, la neuropsicología, la psicoendocrinología, la psiconeuroinmunología o el área psicobiológica de las neurociencias.

Revistas y sociedades dedicadas a la Psicofisiología

Algunas revistas que se encargan de divulgar los conocimientos de esta perspectiva son:

  • Psychophysiology, desde 1964
  • International Journal of Psychophysiology, desde 1983
  • Journal of Psychophysiology, desde 1987
  • Cognitive Neuroscience, desde 2010
  • Applied psychophysiology and biofeedback, desde 1997
  • Sociedad española de Psicofisiología y Neurociencia Cognitiva y Afectiva

Algunas generalidades sobre la psicofisiología

Como ya hemos mencionado, el objetivo de la psicofisiología es estudiar la conducta del ser humano y los procesos que la organizan. Para ello, esta disciplina se vale de algunas técnicas con las que se captan señales fisiológicas. Todas estas señales que se captan se traducen en señales eléctricas para ser analizadas.

Así, para obtener la señal psicofisiológica es necesario, primero, captar esa señal. Esta puede captarse directamente de forma eléctrica o bioeléctrica o indirectamente de forma bioeléctrica. Algunos de los instrumentos que pueden ser útiles para captar señales son el termistor o el fotopletismógrafo. Una vez la señal fisiológica ha sido captada y transmitida por los sensores puede: transformarse, amplificarse, filtrarse y/o calibrarse.

Por último, para obtener la señal es necesario realizar un registro. Así, este puede llevarse a cabo en papel milimetrado movido a velocidad constante en el que se registra con oscilógrafos y plumillas de tinta. También puede hacerse en ordenadores, cuando termina la fase de amplificación. Este último proceso es más dinámico y facilita la manipulación de la señal.

Hueco con forma de pieza de puzzle en el cerebro

Para explicar la señal psicofisiológica es necesario por un lado el análisis y por el otro la interpretación de la señal. Así, en la señal psicofisiológica se analizan los siguientes parámetros:

  • Amplitud.
  • Frecuencia (Hz).
  • Forma de onda.
  • Latencia de respuesta (ms.).
  • Ciclo.
  • Intervalo.
psicofisiologia

Tipos básicos de registro

El registro de la señal se puede realizar de modo monopolar o de modo bipolar.

  • Monopolar (endosomático): se sitúa un electrodo en una parte activa de la piel y otro en una parte inactiva. Por ejemplo, en el electroencefalograma se da un registro monopolar.
  • Bipolar (exosomático): se registra mediante dos electrodos situados en dos puntos eléctricamente activos. Por ejemplo, el electrocardiograma funciona de esta manera.

Tipos de respuesta psicofisiológica

La respuesta psicofisiológica obtenida puede ser de tres maneras.

  • Tónica. Se refiere al nivel basal o de descanso en la actividad de una medida psicofisiológica, es decir, sin aplicar una estimulación.
  • Fásica. Es la respuesta o grado de reactividad ante un estímulo específico. Son cambio pasajeros en el nivel tónico.
  • Espontánea o no específica. Se trata de respuestas psicofisiológicas espontáneas. Aparecen en ausencia de un estímulo conocido e indican grado de labilidad y activación general.

¿Qué se analiza de la respuesta psicofisiológica?

De la respuesta psicofisiológica se analizan:

  • La activación o arousal: Esta activación es la liberación de energía que se produce en el sujeto analizado. Esta medida relaciona los cambios psicofisiológicos con los conductuales.
  • La habituación: Cese o disminución de la amplitud de las respuestas como consecuencia de la activación repetida.
Mujer haciéndose un electroencefalograma

Además de lo anterior, en psicofisiología es importante tener en cuenta el contexto de registro. Así, el registro de la señal puede realizarse en campo o en laboratorio. Si el registro se realiza en el laboratorio, ciertas variables como la temperatura, la humedad, la luz, etc. habrán de ser controladas.

De esta manera, la tarea experimental se llevará a cabo en varias fases. Primero, previo a la tarea, es importante conocer las características y respuestas fisiológica del sujeto que analizaremos. Luego habrá una fase de adaptación, seguida de un registro «basal», un registro en estimulación y un registro post-estimulación.

Por último, hemos de mencionar la naturaleza de la psicofisiología como una rama en la que confluyen diferentes disciplinas. La consecuencia más inmediata de este hecho es que buena parte de su conocimiento se genera tomando como base el que producen otras ciencias. Por otro lado, el conocimiento que genera también pude ser aprovechado por otras ciencias. Hablamos, sin duda, de una disciplina fascinante.

  • Kakarot, N.; Mueller, F.; Bassarak, C. (2012). “Activity–rest schedules in physically demanding work and the variation of responses with age”. 
  • Fabiani, M (2012). “It was the best of times, it was the worst of times: A psychophysiologist’s view of cognitive aging”. Psychophysiology.