¿Eres esclavo de la búsqueda de aprobación?

¿Eres esclavo de la búsqueda de aprobación?

Raquel Lemos Rodríguez 11 Junio, 2015 en Psicología 0 compartidos

“La búsqueda de aprobación se convierte en una zona errónea

sólo cuando se convierte en una necesidad en vez de un deseo”

Wayne W. Dyer

Seguro que te suena la necesidad de buscar la aprobación de los demás. ¿Sabes cuánto esfuerzo requiere eso? Si el deseo de aprobación se ha convertido en algo indispensable y fundamental en tu vida, tienes ¡mucho que hacer!

Sabemos que es una situación muy cómoda y agradable. Sentir una palmadita en la espalda de vez en cuando sienta bien ¿a qué sí?

La cuestión es si somos capaces de sentirnos igual de bien en el caso de que nuestro trabajo no despierte una buena acogida en los demás. Es más, debemos preguntarnos hasta qué punto influye en nuestras decisiones, ¿Elegimos normalmente aquellas tareas en las que sabemos que vamos a encontrar este reconocimiento social?

Seguro que por dentro dirás inmediatamente que no. Socialmente está mal visto que nuestras decisiones estén condicionadas por los demás, suena a que no tenemos personalidad. Sin embargo, esta es una tarea de crecimiento, no nos escucha nadie y la influencia de esta motivación es tan poderosa es muy sutil.

La búsqueda constante de aprobación

A todos nos gusta que los demás nos apoyen, es una fuerza muy especial la que surge cuando sentimos este calor. ¡no es negativo!

Pero, ¿Cuándo la búsqueda de aprobación se vuelve negativa?

Cuando cada cosa que alcancemos, cuando para cada cosa que hagamos necesitemos que los demás la aprueben.

búsqueda de aprobación

Te preguntarás, ¿Se puede vivir así?

¡Claro que sí! Pero, la frustración por no lograr la aprobación que quieres cuando quieres te abordará, tarde o temprano, sumiéndote en una tristeza y ansiedad constantes. Unos sentimientos que habitualmente sentimos como extraños porque no es fácil identificar la causa de los mismos.

¿Eres esclavo de la búsqueda de aprobación?

Si aún no estás seguro de si eres o no esclavo de la búsqueda de aprobación, aquí te mostraremos algunos ejemplos que te pueden orientar y con los que te puedes sentir identificado:

  • Te sientes atacado, insultado y humillado si los demás tienen una opinión contraria.
  • Suavizas un comentario para evitar reacciones de desagrado.
  • Haces cosas por otra persona, sintiendo al mismo tiempo resentimiento porque no le dijiste que “no”.
  • Dices constantemente “perdón” y “lo siento”.
  • Llegas tarde a un sitio o cualquier otra acción en la que te hagas notar.
  • Dices cosas que los demás quieren oír para lograr que te quieran.
  • Compras algo que no te gusta porque te intimida el vendedor; no devolver una pieza de ropa porque eso disgustará al vendedor.

Si te sientes identificado con alguno de estos ejemplos ¡sigue leyendo! Vamos a ayudarte a superar esta búsqueda de aprobación.

1. Di lo que te disgusta

Si hay alguien tratando de manipularte, una opinión que no es correcta o, simplemente, contraria ¡manifiéstalo! No intentes agradar a tu interlocutor solo para evitar diferencias.

Sabes que después no te sentirás tan bien como deberías, así que ¿por qué no empiezas a ser sincero contigo mismo y expresar aquello con lo que no estás conforme?

2. Agradece

En vez de complacer a los demás, agradece. Si hay algo que mencionan sobre tu comportamiento, por ejemplo, “eres una persona muy tímida”. En vez de complacer a la persona que lo dice, intentando modificar esa faceta que disgusta a los demás ¡agradécelo!

agradecer

Todo agradecimiento elimina la búsqueda de aprobación. Agradece sus palabras, dale la razón si estás conforme, pero no cambies tu forma de ser si no puedes ni quieres hacerlo.

3. Busca la desaprobación

Una de las formas para superar la búsqueda de aprobación es someterte a todo lo contrario, buscar la desaprobación. Es una forma brusca pero efectiva de aprender a escapar de la aprobación de los demás. Además, así podrás ver el lado negativo de esa búsqueda de aprobación.

4. Corrígete en voz alta

El primer paso que debes dar es corregirte en voz alta cada vez que busques la aprobación. Quizás te parezca una tontería, pero es una buena técnica para darte cuenta de esta tendencia y encontrar nuevas opciones para no caer en ella. Trabaja esto conscientemente y ¡notarás la diferencia!

5. Confía en ti mismo

La base de todo cambio, especialmente del que tratamos en este artículo, es confiar en ti mismo.

¿Buscar la aprobación de alguien para darte un capricho? ¿Respaldarte bajo eso para justificarlo? ¡Ya basta!

Tú decides y si crees que mereces darte un capricho o cambiar algo en tu vida, hazlo sin esperar la aprobación de nadie. Es tu vida.

Eres el único que debe aprobar ese comportamiento.

Si te has identificado con esto, ya tienes algunas ideas para ponerte en marcha. No vivas bajo la sombra falsa que ofrece la aprobación de los demás. A la larga eso te hará muy infeliz e impedirá que vivas tu vida como realmente quieras vivirla.

No tengas miedo a decir y actuar como piensas, porque aunque en un principio complacer a las personas que te rodean te puede hacer más atractivo, a la larga las personas continuamente complacientes resultan muy aburridas.

Raquel Lemos Rodríguez

Soy escritora y una apasionada de la música. Rodeada de libros desde pequeña, siento la necesidad de plasmar escribiendo aquello que me inquieta y provoca curiosidad.

Ver perfil »
Te puede gustar