La propia experiencia es el mejor aprendizaje - La Mente es Maravillosa

La propia experiencia es el mejor aprendizaje

Dolores Rizo 19 Marzo, 2016 en Psicología 8 compartidos
Mujer bajando escaleras de un parque

La propia experiencia es el mejor camino para aprender, ya que, de otra forma, no sería nuestro aprendizaje, sino el de aquellas personas que vivieron la experiencia. Solo a través de las vivencias, aceptando los errores y los fallos, podremos sacar nuestras propias conclusiones para seguir adelante.

Aprender es avanzar y crecer, sin que nada ni nadie nos pare, sorteando las dificultades y los obstáculos, reflexionando acerca de los fallos y superándolos. Vivir es experimentar, y  esto forma parte de nuestra esencia humana, y de nuestro instinto de curiosidad.

Nadie nace aprendido

Podríamos decir que la vida es un camino de aprendizaje, y que por tanto, la única manera de superarlo es viviendo. Nunca aprenderemos a través de la experiencia de otros, a pesar de su consejo, su insistencia y su guía educativa.

El ser humano es mamífero que nace más desprovisto de estrategias de autonomía e independencia. Es cierto, que al nacer dependemos de los adultos para sobrevivir, aunque también es cierto que de forma instintiva e impulsiva buscamos tener nuestras propias experiencias para aprender, y por tanto, para crecer.

Niño dando sus primeros pasos en el campo

Aprendizaje significativo y aprendizaje por descubrimiento.

El aprendizaje por descubrimiento es aquel que se desarrolla al descubrir el  mundo por uno mismo y siempre basado en la propia experiencia. Por otro lado, el aprendizaje significativo es aquel que se adquiere en base a los conocimientos ya adquiridos, ya que lo nuevo cobra sentido y significado al relacionarse con los conocimientos que ya disponemos.

Por esto, para aprender, tenemos que explorar, descubrir, fallar y acertar. Es decir, en muchas ocasiones, aprenderemos por ensayo y error, hasta encontrar el camino del éxito. Desde bien pequeños aprendemos más de nuestras propias vivencias que de los consejos adultos.

Ya que al vivir la propia experiencia, la interiorizamos de forma significativa y profunda. Así, aunque esto nos lleve más tiempo y esfuerzo, sin ninguna duda, lo conservaremos toda la vida ya que la mayoría de estos aprendizajes quedaran en nuestra memoria acompañados de su respectiva huella emocional.

Tengo derecho a equivocarme

Es importante aceptar que, sin ninguna duda, nos equivocaremos, fallaremos y erraremos, sin embargo, es la única manera de avanzar y de llegar donde nos propongamos. Tenemos derecho a equivocarnos, porque no somos perfectos, y esto no es un fracaso, sino parte del aprendizaje de la vida.

Si queremos aprender, evolucionar y superarnos, sin lugar a dudas, vamos a fallar. Sin embargo, levantarnos y seguir adelante nos hace más fuertes, más valientes y más sabios. Nos da una colección de motivos por los que sentir orgullo.

Camino de aprendizaje

Si queremos llegar más lejos y aventurarnos por alguno de los caminos que la vida nos presenta, es necesario tomar decisiones y valorar los resultados. En algunas ocasiones, serán acertadas y en otras, sin embargo, nos habremos equivocado y, a pesar de eso, el mejor camino siempre es la experiencia y el aprendizaje con el que nos quedamos. Si no caminamos, estamos bloqueados y no evolucionamos.

Culparnos por haber fracasado es no aceptar nuestra condición humana y perder la oportunidad de seguir aprendiendo y avanzando. Podríamos decir que cuanto más nos equivocamos, más estamos viviendo.

Carteles de flechas en dos direcciones

La experiencia de los años

Cumplir años, es recoger experiencias y aprendizajes vividos. De lo contrario, los años estarían vacíos, y podríamos decir que los hayas han pasado por nosotros pero no les habremos exprimido todo lo que podrían habernos aportado.

Los años que van pasando son una gran oportunidad para tener cada vez más consciencia de lo que queremos y de cómo conseguirlo, para ello, además de acumular años, acumularemos experiencias de aprendizaje, unas con errores y otras de éxitos.

Aunque duela caer, levantarse nos fortalece

Aprender, entonces, es  fortalecernos tras los fallos, levantarnos tras caer y reponernos aún cuando equivocarnos nos duela. La vida es crecimiento, un camino por recorrer y por tanto, un fortalecimiento. Así, la mejor forma de lograrlo es viviendo diferentes y múltiples experiencias propias, sin miedo al resultado, con miras a crecer, avanzar y seguir adelante.

Es inevitable caer y lo hacemos desde pequeños, cuando queremos aprender a andar, a montar en bicicleta, a patinar, etc… Es inevitable fallar, cuando queremos avanzar, conseguir nuestros proyectos, llegar más lejos o cambiar algo que no nos hace feliz. Sin embargo, es maravilloso aprender y descubrir nuestras capacidades.

Dolores Rizo

Licenciada en Psicología, gabinete propio. Desarrollo terapias presenciales y on line. Utilizo técnicas integradoras, dando así nacimiento a una terapia integral, donde complemento el trabajo cognitivo, conductual y emocional, con técnicas como la Hipnosis.

Ver perfil »
Te puede gustar