Objetos perdidos: la profesión vital de superar fuertes golpes - La Mente es Maravillosa

Objetos perdidos: la profesión vital de superar fuertes golpes

Raquel Lemos Rodríguez 28 Agosto, 2017 en Psicología 0 compartidos
corto objetos perdidos representando los duros golpes de la vida

La vida en ocasiones nos da golpes muy fuertes. No siempre es todo luz y color, y aún así tenemos que seguir afrontándola con entereza. En ocasiones, asoman por nuestra mente frases del estilo “¿por qué a mí?”, “¡no me lo merezco!”. Pero, no es cuestión de merecérselo o no. Lo que nos ocurre a veces está rodeado de oscuridad, pero en nuestras manos está ver la luz entre toda esa negrura.

Una de estas experiencias tan duras que podemos vivir es la demencia. Hablamos de uno de los golpes más duros que impacta directamente contra nuestra memoria o contra la de aquellos que más queremos provocando que con los recuerdos se pierda también la identidad. Sin embargo, ¿se puede ver esto desde otra perspectiva? Aquí os dejamos un bello corto que responde a esta pregunta con un rotundo “sí”.

Los golpes se enfrentan con paciencia

Del corto anterior podemos sacar una gran enseñanza para poner en práctica en nuestro actuar cotidiano. Cuando la vida nos da golpes y sentimos que lo perdemos todo, podemos tener la necesidad de insistir o de precipitarnos en una actuación que revierta o compense la situación lo antes posible. Sin embargo, nos olvidamos de tener paciencia.

En general toleramos mal la incertidumbre y lo cierto es que desconocer lo que nos pasará en un futuro puede llegar a generarnos mucha ansiedad, haciendo que nos sintamos al borde del un precipicio del que no podemos estimar la profundidad. Este precipicio, a su vez, tiene mucho que ver con la pérdida de sensación de control que traen a nuestra vida los eventos o las noticias que son inesperadas y negativas.

De esa ansiedad podemos decir que rara vez nos ayuda. Los golpes seguirán sorprendiéndonos sin que nosotros podamos hacer nada por evitarlo y, menos aún, por controlarlos.
Compartir

corto objetos perdidos

¿Qué hacemos entonces? Como bien nos enseña el corto en torno a las demencias, es necesaria la paciencia y la perseverancia. Dejar de querer que todo se solucione de hoy para mañana y centrarnos en los pequeños pasos de mejora que se pueden ir dando gracias al esfuerzo y, sobre todo, a una gran dosis de esperanza.

Así, afrontar con paciencia los golpes que nos puede dar la vida no quiere decir que hayamos perdido la esperanza, sino que con amor vamos a intentar vivir con esa incertidumbre de no saber qué pasará mañana, pero de sí ser conocedores de qué va a pasar hoy. Porque aquí, en el ahora, sí que tenemos el control y el poder.

El Alzheimer es un tipo de demencia.
Compartir

Las pequeñas cosas hacen que todo valga la pena

Otra de las enseñanzas que nos ha brindado el maravilloso corto del principio es la de fijarnos en las pequeñas cosas, incluso aquellas que parecen insignificantes. Porque en ellas reside muchas veces nuestra propia felicidad. Aunque para percatarnos de ello, en ocasiones tienen que pasar años y llegar a la edad de los protagonistas del corto.

Siempre perseguimos grandes sueños, intentamos acumular muchas cosas, deseamos riquezas innumerables. No obstante, lo que de verdad tiene valor reside en lo más pequeño, en lo imperceptible. Porque cuando la persona que está a nuestro lado sufre una demencia, los grandes sueños se derrumban y acumular cosas carece ya de sentido, ¿qué es o que nos queda? Ahí está la magia.

ancianos en corto objetos perdidos

En muchas ocasiones parece que la vida nos tiene que golpear fuerte para que abramos los ojos y nos percatemos de todo aquello que no valoramos. Lo curioso es que siempre ha estado a nuestro alcance. No era algo que teníamos que esforzarnos en conseguir. ¡Estaba ahí, solo teníamos que apreciarlo! Pero, no lo hacíamos porque nuestra a atención estaba en otro lado.

“Por más consejos que existan, hay lecciones de la vida que solo entenderemos a base de golpes y tropiezos”

-Anónimo-

A pesar de que los golpes que nos da la vida son duros y nos hacen sufrir -en el caso del corto, por la persona que más queremos-, no hay que menospreciar una parte positiva que sin duda tienen: nos permiten abrir los ojos: vivimos en un piloto automático constante del que no nos sacan más que las adversidades y los problemas inesperados.

corto "objetos perdidos"

Es el momento de dejar de esperar que esto suceda para poder empezar a apreciar las pequeñas cosas, la vida que tenemos y de empezar a cultivar la paciencia para afrontar aquello que no sale de la forma que esperábamos. Enseñanzas valiosas que se pueden extraer del maravilloso corto que os hemos presentado, donde el amor, el aprecio por las pequeñas cosas y un ligero cambio de perspectiva pueden ser el inicio de un maravilloso viaje al lado de la persona que más amamos. Aunque su realidad y la nuestra no coincidan.

Raquel Lemos Rodríguez

Soy escritora y una apasionada de la música. Rodeada de libros desde pequeña, siento la necesidad de plasmar escribiendo aquello que me inquieta y provoca curiosidad.

Ver perfil »
Te puede gustar