Cómo ser mejor persona: claves para conseguirlo en el día a día

No hay que esperar a que lleguen momentos complicados para salir de ellos siendo mejores personas. Cada día es buen momento para dar lo mejor de nosotros mismos, cada instante es adecuado para actuar de manera correcta.
Cómo ser mejor persona: claves para conseguirlo en el día a día
Valeria Sabater

Escrito y verificado por la psicóloga Valeria Sabater el 10 diciembre, 2020.

Última actualización: 10 diciembre, 2020

Señalaba Sigmund Freud que la ciencia aún no ha diseñado un medicamento tan poderoso como las palabras bondadosas. Si nos preguntamos cómo ser mejor persona, la respuesta no siempre es fácil, pero hay algo evidente: esforzarnos en este fin, proponernos esta meta, tiene un efecto transformador, tanto para quienes nos rodeen como para nosotros mismos.

Tradicionalmente ha sido la filosofía quien se ha ocupado de definir esta competencia existencial que, más que un propósito, podríamos definir casi como una aspiración. Todos esperamos ser un poco mejores cada día. Nos decimos a muy a menudo que cada experiencia, positiva o adversa, debería ayudarnos a mejorar como seres humanos.

A veces lo logramos y en otras ocasiones volvemos a ese punto de partida en el que no hay avance. Sin embargo, como bien señalaba Søren Kierkegaard, la clave está en no rendirnos, el secreto está en seguir albergando pensamientos positivos a pesar del sufrimiento, de las contradicciones existenciales. Caminar hacia el futuro es aunar voluntades por dar siempre un poco más de nosotros mismos.

chico pensando en cómo ser mejor persona

Claves sobre cómo ser mejor persona

A la hora de profundizar en cómo ser mejor persona, podemos basarnos en diferentes áreas. La antropología, la filosofía y la psicología son esas disciplinas que más se han preocupado en definir esta dimensión. No estamos, por tanto, ante el clásico tema que interesa únicamente a la psicología positiva. En realidad, la idea de superarnos a nosotros mismos y ser mejores es una preocupación compartida por múltiples disciplinas.

Por otro lado, hay un detalle que debemos considerar. Esa meta debe ser una aspiración cotidiana porque, en realidad, dicha tarea nunca se dará por finalizada. Siempre seremos criaturas imperfectas y falibles intentando ser mejores. No habrá día en que no nos demos cuenta de que hay algo de nosotros mismos que deberíamos desarrollar, corregir o cambiar. Ser consciente de ello, ya es un logro.

Ser mejor según la filosofía

Aristóteles señalaba que todas las personas tienen la capacidad de ser buenos y virtuosos. No obstante, la bondad es un hábito que se ejerce y que puede convertirse en un hábito. Estas serían algunas claves:

  • Ser prudente. La prudencia ser relaciona con la capacidad de ser reflexivos, de meditar antes de tomar una decisión, de aprender a tratar a los demás con respeto y aprecio.
  • Templanza (como sinónimo de control emocional). Saber dominar realidades internas como la ira, la rabia, el ego o la necesidad de poder son esenciales para ser alguien noble.
  • La justicia. Ser justo en cada cosa que hacemos, tener un sentido del respeto, de lo que está bien y lo que está mal es esencial para saber cómo ser mejor persona.
  • La fortaleza. Todo hombre o mujer debe albergar en su interior una dosis adecuada de valentía, de coraje para defender lo que es correcto.

Lo que nos dice la antropología

Oliver Scott Curry es antropólogo de la Universidad de Oxford y miembro del Instituto de Antropología Evolutiva y Cognitiva. En un trabajo publicado en la revista Current Anthropology aborda qué cuestiones determinan cómo ser mejor persona. Son dimensiones que el doctor Curry define como reglas morales y que han sido estudiadas en 60 países. Son las siguientes:

  • Preocuparnos por las personas que apreciamos. Ser capaces de aplicar conductas que les beneficien, que garanticen su felicidad es clave
  • Ayudar a nuestra comunidad.
  • Ser capaces de apreciar los favores, y lo que es mejor: devolverlos.
  • Ser personas valientes capaces de defender sus valores.
  • Respetar a las personas, sean quienes sean.
  • Ser capaces de compartir nuestros recursos.
  • No envidiar lo que tienen otros.
Chica sola en un puente pensando en cómo ser mejor persona

Cómo ser mejor persona según la psicología

Figuras como Abraham Maslow o Martin Seligman abordaron este tema de manera interesante, práctica y útil. Ser mejor persona nos obliga a realizar un viaje a través de áreas como la inteligencia emocional, la gratitud y esa voluntad por alcanzar una auténtica autorrealización con la que aspirar a dar lo mejor de nosotros en cada circunstancia.

Conozcamos esas áreas en las que deberíamos focalizarnos.

Dimensiones en las que trabajar para lograr ser mejores

  • Autoconocimiento. Conocernos a nosotros mismos es el umbral existencial y nuestro principal propósito en todo momento. Conocernos, tomar contacto con nuestro auténtico yo, es el timón que nos guiará en nuestro viaje para ser mejores.
  • Practica la aceptación. Aprende a aceptar a las personas por como son, algo así te evitará sufrimientos. Asume que hay realidades en la vida que no pueden cambiarse, deben aceptarse.
  • Controla tus emociones y deja actuar a la defensiva ante el mundo. Nadie tiene la culpa de lo que te sucede, tú eres responsable de ti mismo y debes actuar controlando tus emociones. Asimismo debes ser capaz de responder sobre aquello que te preocupa o te quita la calma de manera inteligente..
  • Perdona, agradece, reconoce. Saber perdonar (y perdonarnos) aprender a agradecer lo que nos rodea y reconocer lo bueno que nos rodea es un acto que nos ayuda a ser mejores.
  • Haz uso de la empatía. Pocas dimensiones mejoran nuestra convivencia como ese pegamento social que es la empatía.
  • Sé compasivo y autocompasivo. La compasión es una dimensión de doble vínculo, debe actuar sobre nosotros y también sobre los demás. Gracias a ella, respetamos y a los demás y desarrollamos conductas proactivas orientadas a mejorar la vida de quienes nos rodean. Asimismo, nada es tan importante para el bienestar como el diálogo compasivo con uno mismo.

Para concluir, no importa con qué enfoque nos quedemos, con el filosófico, el antropológico o el psicológico. Cada disciplina vertebra dimensiones comunes, puertas que debemos cruzar para impregnarnos de adecuadas virtudes y recursos para ser mejores. Y recordemos, esa tarea, no se termina nunca…

Te podría interesar...
¿Pueden las personas buenas hacer cosas malas?
La Mente es Maravillosa
Leerlo en La Mente es Maravillosa
¿Pueden las personas buenas hacer cosas malas?

¿Pueden las personas buenas hacer cosas malas? La ciencia lleva años profundizando en esta realidad para darnos interesantes respuestas al respecto...



  • Oliver Scott CurryDaniel Austin Mullins, and Harvey Whitehouse (2019) It Good to Cooperate?: Testing the Theory of Morality-as-Cooperation in 60 Societies. Current Anthropology 2019 60:147-69
  • Riggio, R.E., Zhu, W., Reina, C., & Maroosis, J. (2010). Virtue-based measurement of ethical leadership: The Leadership Virtues Questionnaire. Consulting Psychology Journal, 62(4), 235-250.