Cómo encontrar el significado de la vida según William James

16 Febrero, 2021
Este artículo ha sido escrito y verificado por la psicóloga Valeria Sabater
William James, filósofo y padre de la psicología moderna, señaló una vez que nada es tan doloroso como padecer ansiedad existencial. Cuando no sabemos qué rumbo poner a nuestra vida, el alma enferma. Por ello, nos dio unos consejos para que evitar esto mismo.

¿Qué hace que nuestro día a día tenga sentido y trascendencia? ¿Un trabajo? ¿El amor? Para encontrar el significado de la vida según William James basta con recordar una cosa: nuestra capacidad de elección. Según el padre de la psicología científica, nada es tan poderoso para el ser humano como tomar una decisión en un momento dado y comprometerse con ella.

Decía Virginia Wolf en sus diarios que la naturaleza y el propio mundo son una auténtica obra de arte. Pero para verlo, para darnos cuenta de ello, necesitamos que nuestra conciencia sea capaz de registrar la realidad que nos envuelve. Así, cuatro décadas después de este razonamiento de la premonitoria escritora británica, el neurocientífico alemán Christof Koch llegaría a la misma conclusión.

Sin conciencia no hay nada. Sin esa capacidad para reflexionar en la propia existencia y a la percepción de lo que nos rodea, las personas derivamos en un vacío sin sentido. Lo interesante, lo llamativo, es que la figura que estudió por primera vez el misterio y el vasto sentido de la conciencia humana fue William James. Algo que exploró durante buena parte de su deslumbrante carrera como filósofo y psicólogo, fue precisamente la búsqueda de sentido vital. Analizamos su legado al respecto.

El “alma enferma” o el vacío existencial de no saber qué hacer en el mundo

William James fue un pionero en su época. Era médico, pero se alzó con una de las carreras más brillantes en la Universidad de Harvard al crear un laboratorio para dar a la psicología, una base científica. Fue también un filósofo destacado, un viajero incansable y un apasionado de absolutamente todas las culturas. Se le conoce a su vez, por ser el hermano mayor del célebre escritor Henry James y por tener una mente abierta y querer profundizar en aspectos relativos a la religión y la espiritualidad.

Ahora bien, quien lea su autobiografía o sus cartas descubrirá que durante una parte de su vida arrastró consigo una profunda crisis existencial. En su juventud se sintió presionado por complacer a un padre y a una familia hiperexigente. Esto hizo, según él, que sufriera de un alma enferma y que durante varios años, fuera a trompicones arrastrando consigo un indefinible desánimo.

Hasta que en un momento dado se encontró con la obra Essais de Charles Renouvier y en concreto con “Sobre la libertad en sí misma”. A partir de ahí tomó una decisión: estudiaría filosofía y psicología. Ese hecho lo marcó para siempre y despertó un profundo interés en su persona. Pocas cosas son tan poderosas como clarificar una elección y orientar todos nuestros esfuerzos en esa meta.

Claves para encontrar el significado de la vida según William James

Encontrar el significado de la vida según William James pasa por ser conscientes de que sin importar en la circunstancia en la que estemos, disponemos de la capacidad para elegir y decidir. Ahora bien, algo en apariencia tan simple, encierra en realidad una serie de complejidades que enturbian nuestro bienestar casi sin saberlo. Lo explicaba del siguiente modo:

“Las personas podemos pasar por la vida sin sospechar de la existencia de nuestra conciencia. De esa capacidad para autopercibirnos y comprender nuestra relación con el mundo. A veces, basta con poner atención en un estímulo (meta) y de pronto, todo adquiere trascendencia y plenitud”.

Estudio de la naturaleza humana

Analicemos ahora cuáles son las claves para hallar nuestros significados vitales.

Pon atención a lo que te envuelve

En su obra The Principles of Psychology, William James incide en que la atención es la gran olvidada de los psicólogos empiristas ingleses. Pocas funciones de la mente humana son tan trascendentes, puesto que la atención es la facultad que rompe con el ciclo de la pasividad. 

De hecho, solo cuando ponemos nuestra mirada, pensamientos, voluntades y recursos psicológicos en un estímulo, logramos que eso que miramos forme parte de nuestra existencia. Si pasamos por el mundo sin poner atención a nada, caminaremos por un vacío absoluto en el que nada adquirirá importancia para nosotros.

Trabaja la autoconciencia

Tal y como ya hemos señalado, William James fue un pionero en el estudio de la conciencia. Así, algo que destaca en sus trabajos es la necesidad de volver la mirada hacia nuestro interior y entonces descubrirnos. Solo cuando realizamos una lectura cómplice de nuestras voluntades, emociones, necesidades e inquietudes, sabemos en qué posición estamos y hacia dónde deberíamos ir.

Mente iluminada

Tomar decisiones para encontrar el significado de la vida según William James

Cuando tomamos una decisión elegimos en un momento dado hacia dónde dirigir voluntades, energías y motivaciones. Decidir es orientar nuestra existencia hacia una dirección concreta y esto nos confiere en un momento dado, sentido y trascendencia. Es más, es conveniente recordar que nuestros significados vitales pueden cambiar cada cierto tiempo porque las necesidades cambian y porque las circunstancias, a veces, varían y estamos obligados a adaptarnos.

La esperanza frente a la resignación

El significado de la vida según William James debe estar impulsado siempre por la esperanza. Tal y como nos explicaba en su obra Varieties of Religious Experience, la resignación nos resta impulso y nos sitúa en esa angustia existencial que trae consigo el sufrimiento.

De este modo, la llave para abrir ese arcón donde se encuentra el sentido de nuestra realidad debe partir siempre de la esperanza, de la convicción firme de que el mañana siempre será más reluciente que el hoy. Reflexionemos en ello.

  • James, William. (2013). What Makes a Life Significant. Parabola. 38.
  • James, William (2013) The Principles of Psychology. Cosimo Classics
  • James, William (2009) Varieties of Religious Experience. Harper Collins