Cómo superar una ruptura con la mente y no con el corazón

04 Septiembre, 2020
Este artículo ha sido escrito y verificado por el psicólogo Bernardo Peña Herrera
Cuando acabas de romper una relación parece que se te viene el mundo encima. Es del todo normal, sin embargo se puede superar una ruptura con bastante éxito
 

Una ruptura sentimental es un momento realmente doloroso, sobre todo cuando nos no lo esperábamos y somos nosotros la parte abandonada. Sin embargo, no queda otro remedio que aceptar la situación tal y como viene y aprovechar esos malos momentos para hacernos más fuertes emocionalmente. Aunque en un principio creamos que es una misión “imposible”, sí se puede superar una ruptura dolorosa.

¿No se ven capaces de conseguirlo? Es absolutamente normal, al menos durante un primer momento, pero no hay que desesperarse. Aunque es un proceso largo y difícil, se puede superar. De hecho, casi todas las personas que conoces lo han hecho. ¿Cómo? Sobre todo siguiendo alguno de los consejos que te queremos compartir.

“Es necesario haber amado, después perder el amor y luego volver a amar todavía.”

-Vincent van Gogh-

Cómo superar una ruptura

Empezamos con alguno de los consejos que pueden ser útiles a la hora de superar una ruptura.

Para superar una ruptura, identifica tus pensamientos negativos

Seguro que cuando lo dejan con su respectiva pareja piensan lo siguiente: “No volverá a encontrar una persona igual”, “Voy a estar solo/a el resto de mi vida”, “Jamás volveré a estar feliz con otro chico o chica…”. Estos pensamientos funcionan a modo de mecanismo de defensa, pero no concuerdan con la realidad.

Estos pensamientos automáticos, que no nos definen, solo buscan aferrarte a una ilusión que ya es imposible reconstruir. Por lo tanto, lo que se debe hacer es no darles pábulo más de lo necesario y tratar de sustituirlos por pensamientos más realistas y productivos.

 

Cuando te recreas con los pensamientos negativos y catastróficos, paralizas tu capacidad de reacción. Esos pensamientos te mantienen atrapada/o en una posibilidad difícil de cumplir, o en un pasado en el que ya es imposible actuar. Debes ser proactivo para recuperarte cuanto antes de esta situación.

Pareja discutiendo en el sofá

Si millones de personas han sido capaces de superar una ruptura, e incluso rehacer su vida, seguro que tu también eres capaz de conseguirlo.

“Es duro, es doloroso, no ser amado cuando se ama todavía, pero es bastante más duro ser todavía amado cuando ya no se ama.”

-Benjamin Constant-

¿De verdad esos pensamientos son verdaderos?

  • No te vas a quedar sola/o
  • Lo más probable es que vuelvas a conocer a alguien
  • No estás mayor para volver a encontrar el amor
  • Eres una persona muy valiosa, con valores y virtudes que muchos están dispuestos a valorar

Como hemos explicado en el primer punto, existen todo tipo de pensamientos negativos que nos invaden tras la ruptura. Por ello, para superarlos también es importante que eches la mirada atrás al pasado y recuerdes esos momentos en los que ni apenas conocías a tu pareja. ¿A que podías respirar sin ella? ¿A que podías pasarlo bien y reír sin la necesidad de que estuviese a u lado? Pues seguro que a partir de ahora también es posible.

 

Que lo positivo siempre gane a lo negativo

Mujer sentada en un banco

Tendemos a priorizar todo lo negativo sobre lo positivo. Pero intentemos contrarrestarlo. Vamos a hacer algo muy diferente; pensar en todo lo positivo que te puede aportar no tener pareja.

  • Retomar tus hobbies
  • No dar explicaciones a nadie
  • Salir con quien quieras
  • Viajar
  • Estudiar
  • Llevar la vida que de verdad querías llevar
  • Reinventarte a ti misma/o

Apunten todo los pros y contras de estar soltero y se darán cuenta que la lista no es tan corta como creían, ¿verdad?

“Nunca dejes de sonreír, ni siquiera cuando estés triste, porque nunca sabes quién se puede enamorar de tu sonrisa”.

-Gabriel García Márquez-

En resumen, superar una ruptura está completamente en sus manos. No merece la pena perder el tiempo con quien ya no nos quiere. Por ello, también se antoja muy importante alejarse de esas persona que tanto daño nos ha hecho emocionalmente, al menos, a medio plazo. Recordad que la mejor compañía es la que nos damos a nosotros mismos.