Integridad personal, un pilar de la autoestima

Pedro González Núñez · 26 febrero, 2019
Este artículo ha sido verificado y aprobado por el psicólogo Sergio De Dios González el 26 febrero, 2019
Para tener una correcta autoestima, deberíamos trabajar ciertos aspectos, como la integridad personal

Para Nathaniel Branden, un reconocido psicoterapeuta, doctorado en psicología y especialista en autoestima, el desarrollo y fortalecimiento de esta se basa en 6 pilares. El último, pero no por ello menos importante, es la integridad personal. De él hablaremos en este artículo.

Según este prestigioso especialista, para tener una autoestima saludable, en unos buenos niveles que nos hagan sentirnos felices y satisfechos con nosotros mismos, es fundamental trabajar los siguientes puntos, en el mismo orden que aparecen citados:

  • Vivir el presente de manera consciente.
  • Aceptación total de uno mismo.
  • Aceptar que uno es responsable de sí mismo, es decir, autorresponsabilidad.
  • Prestar atención a uno mismo o lo que es lo mismo practicar la autoafirmación.
  • Tener propósitos en la vida.
  • Respetar la integridad personal.

Para mejorar el autoconcepto, y de manera indirecta la autoestima, es necesario tener claro qué es la integridad personal. Así que el primer paso que vamos a dar es definirla desde una visión psicológica.

Mujer delante de una cerradura de una puerta

¿Qué es la integridad personal?

Si usamos la definición proporcionada por Nathaniel Branden, diremos que es “la integración de nuestros ideales, convicciones, normas, creencias por una parte y nuestra conducta por la otra parte. Cuando nuestra conducta es congruente con nuestros valores, cuando concuerdan nuestros ideales y su práctica, tenemos integridad”.

Así que, basándonos en ella, diremos que la integridad personal aparece cuando actuamos de manera acorde a nuestro sistema de valores. Así, si creemos que en la vida se debe actuar de una manera y actuamos de la forma opuesta, es probable que aparezca la disonancia. Una sensación desagradable que genera un conflicto con el autconcepto.

Ahora bien, si procedemos en función de nuestros deseos y valores, con los principios, convicciones, creencias, ideales que para nosotros son primordiales, estaremos protegidos frente a esta disonancia. Nuestra visión del YO estará alineada con los elementos enumerados: una unión que nos trasmitirá paz.

Eso sí, es para que se produzca esta unión, es importante tener claro cuáles son tus principios, valores, convicciones, ideales, creencias.Hablamos de los tuyos de verdad, no los que te han inculcado o tratan de imponerte. Da igual lo que te digan familiares, amigos, compañeros de trabajo, etc. Se trata de un ejercicio de honestidad con uno mismo, producto de un diálogo interno sincero.

¿Por qué la integridad personal es un pilar de la autoestima?

“Desarrollar nuestra autoestima es ampliar nuestra capacidad de ser feliz”.

-Nathaniel Branden-

La autoestima marca las decisiones que tomamos, repercutiendo en nuestra salud y bienestar. Va a condicionar nuestra vida en todos los planos: laboral, social, lúdico, etc. Además, se propagará en todas estas dimensiones a través de un elemento vertebrador: la actitud.

De ahí que sea indispensable que tengamos un nivel de autoestima saludable y, para ello, además de trabajar otras facetas personales, es primordial el trabajo de la integridad personal, ya que, cuanto más coincida nuestra forma de vivir con nuestros valores, de más salud gozará nuestra autoestima.

Dibujo de un corazón

Al conducirnos conforme a nuestras convicciones, nuestra conciencia se va a sentir bien. En este escenario mental, será fácil que nuestro estado mental se contagie, y también que nos reconozcamos en lo que hacemos, reforzando nuestra autoestima.

Por ejemplo, una persona deposita su confianza en ti, te encarga hacer un trabajo y tú lo haces bien, en el tiempo que puedes, sin posponerlo continuamente y le cobras un precio justo. Esto, además de hacerte quedar bien con la otra persona y de sentir la satisfacción del trabajo bien hecho, te hará sentir feliz contigo mismo porque has actuado de acuerdo a lo que crees que hay que hacer.

Esto provocará que, al sentirte bien, mejore tu autoestima. De este modo identificarás el hacer las cosas de esta forma con ese bienestar, creando un hábito que te hará vivir con integridad personal. Todo al tiempo que tu autoestima crece, puesto que te aceptas a ti mismo, te valoras y te quieres. Por eso es muy conveniente trabajar la integridad personal, cuidando de uno de los pilares fundamentales de la autoestima.