Ser un líder puede ser nuestro objetivo

Ser un líder puede ser nuestro objetivo

Sonia Viéitez Carrazoni 6 octubre, 2012 en Psicología 1 compartidos

Los líderes destacan por ser dueños de sí mismos, y por haber conocido previamente a ese liderazgo, un camino de humildad.

El temperamento que caracteriza a un líder, está claramente definido: extrovertido, carismático, apasionado y con una destreza innata que determina su fácil empatía hacia los demás. Tienen un perfil altruista y con una tendencia clara para provocar con "su magnetismo especial", el entusiasmo y la admiración de los demás.

Cuando reunimos a un grupo de personas desconocidas entre ellas, y posteriormente las separamos de la gente, se ha comprobado que en poco tiempo, resurge entre ellos, "uno" como líder. Según los psicólogos, es imposible que todos los individuos de un grupo se comporten de modo igual y que ninguno de ellos, tarde o temprano, asuma un papel protagonista.

Un líder previamente a emitir órdenes, tiene que haberlas recibido primero. En la mayoría de los casos, los lideres han generado un espíritu creativo, con una capacidad asombrosa para relacionarse, y una estabilidad emocional que le permite tomar decisiones que convencen y no manipulan . El líder prefiere ser una persona y no el personaje.

Todos tendemos a aceptar normas y directrices, sin asumir convicciones propias. Los lideres no son títeres ni espectadores, pretenden estimular y alentar las cualidades de sus allegados para obtener lo mejor de ellos mismos. Todos podemos ser lideres. Un líder nace, pero también se hace: si somos capaces de mantener la confianza en nosotros mismos, si defendemos un compromiso con nuestros ideales sin variar el estado de ánimo, y sobre todo, si permitimos que nuestras convicciones representen un camino de libertad para los demás.

Ser líder puede ser un objetivo a tu alcance.

Sonia Viéitez Carrazoni

Ver perfil »
Te puede gustar