El efecto de Von Restorff - La Mente es Maravillosa

El efecto de Von Restorff

David Sánchez 20 junio, 2018 en Psicología social 0 compartidos
Globos blancos con uno rojo para representar el efecto de Von Restorff

La posibilidad de recordar aquellos elementos que resaltan de la media se conoce como efecto de Von Restorff o efecto de aislamiento y fue descubierto en el año 1933 por Hedwing Von Restorff. Este investigador, a través de sus estudios, determinó que es más probable recordar los elementos que resaltan por su color o por su forma por encima de los demás.

En su momento, se pensaba que este fenómeno se debía a una peculiaridad en la capacidad de atención. Sin embargo, los descubrimientos de Von Restorff pasaron por diversas interpretaciones, hasta concluir que este efecto no solo se debía a las variaciones de la atención sino también a que la memoria codifica de manera diversa la información.

El efecto de Von Restorff en el día a día

El efecto de Von Restorff puede ser utilizado en nuestro día a día de forma habitual. Un ejemplo claro es cuando preparamos la lista de la compra y, en ella, marcamos con un rotulador algún producto de mayor necesidad. De esta forma, nos aseguramos de enfocar nuestra atención hacia ese elemento de la lista y reducir las posibilidades de olvidarlo.

Persona subrayando apuntes

Otro ejemplo se da en el ámbito académico, cuando subrayamos ciertas ideas de los apuntes para destacar su importancia. Esto nos ayudará a memorizarlas mejor o bien, a encontrarlas más fácilmente cuando hacemos una lectura superficial.

Como vemos, el efecto de Von Restorff puede ser empleado como una herramienta de ayuda en nuestra rutina, tanto para las tareas más cotidianas como aquellas que están relacionadas con el entorno laboral. De hecho, puede utilizarse para la organización de una empresa, sobre todo para elaborar esquemas de proyecto o determinar tareas a realizar.

El efecto de Von Restorff en la publicidad

Las implicaciones del efecto de von Restorff para el marketing y la publicidad son inmensas. En este sentido, muchas empresas apuntan a ciertos detalles a tener en cuenta si se desea que un producto sobresalga y sea memorable. Cambios en el tamaño, el color y el espacio son algunas de las técnicas más eficaces. De la misma forma, cuanto mayor sea el grado en el que difiere un objeto del resto, mayores probabilidades tendrá de ser recordado.

Así es como se han ido desarrollando algunas de las claves del neuromarketing, según el cual, la publicidad emplea técnicas sutiles para llamar la atención de los clientes. De esta manera, tratan de apelar a un sentido más primitivo para cada tipo de cliente y para mostrar pequeños detalles en su producto que lo distingan del resto.

Uso del efecto de Von Restorff en una presentación

Uno de los momentos en los que se puede sacar más provecho al efecto de Von Restorff es durante una presentación, ya sea en un ambiente académico o profesional. Todo aquello alejado de lo ordinario normalmente confiere a una presentación un toque memorable que la destaca del resto. Existen multitud de recursos para alejarse de los caminos trillados, entre los que destacan el uso de secuencias de vídeo y otros elementos multimedia. Con ellos, se puede ayudar a fomentar no solo el recuerdo de lo presentado, sino también del presentador.

Mujer haciendo presentación

Por ejemplo, cuando se integran en una presentación vídeos y fragmentos de una película pueden ilustrar un proceso con claridad infinitamente superior a una fotografía o incluso una animación. Las secuencias de vídeo deberían ser breves e integrarse en la trama de la historia, es decir, en el hilo de la presentación. En caso contrario, el vídeo terminaría fagocitando la atención de la audiencia, alejándola del orador. Por lo tanto, el uso de secuencias breves de vídeo espaciadas a lo largo de la presentación garantiza un mantenimiento de la atención del público.

Con estas claves podemos conseguir que las posibilidades de éxito de nuestra presentación aumenten en gran medida. Lo mismo ocurriría en el ámbito académico, ya que nuestra presentación podría llamar la atención de quien nos evalúa, permitiéndonos también destacar las ideas que consideremos más importantes y haciendo que nuestro trabajo resulte más concreto y más organizado.

En definitiva, el efecto de Von Restorff es una herramienta útil en todos los ambientes de nuestra vida, y nos permite sacar más partido a nuestra memoria y a nuestra capacidad oratoria.

David Sánchez

Soy ingeniero, apasionado por las nuevas tecnologías y las energías renovables. La lectura y la música son mis pilares para el ocio. Quiero ayudar a difundir conocimiento para ayudar a una vida más sana a todos los niveles.

Ver perfil »
Te puede gustar