Entumecimiento emocional: ¿qué es y por qué lo experimentamos?

¿Tienes la sensación de estar pasando por la vida sin sentirla realmente? El entumecimiento emocional suele estar detrás de esta realidad psicológica tan compleja.
Entumecimiento emocional: ¿qué es y por qué lo experimentamos?
Valeria Sabater

Escrito y verificado por la psicóloga Valeria Sabater.

Última actualización: 07 abril, 2022

El entumecimiento emocional es una experiencia psicológica similar a un “adormecimiento”. Cuesta expresar sentimientos, definir qué nos pasa y reaccionar ante las demandas del entorno. Esto que puede a simple vista parecer extraño y contradictorio, responde en realidad a una estrategia del cerebro para paliar el sufrimiento.

Hay veces que lidiamos con una carga de estrés tan elevada y sostenida en el tiempo que el cerebro desarrolla ese tipo de desconexión o de enlentecimiento general. Ese déficit en la reactividad hacia los estímulos que nos rodean sería un mecanismo de defensa que se traduce a menudo en lo que conocemos como “despersonalización”.

Es un estado en el que toda experiencia nos parece irreal y uno mismo se percibe como apagado, desconectado del mundo exterior, pero en especial del las emociones. No es una sensación agradable, y si bien todos podemos haber experimentado esta realidad en algún momento puntual, no es bueno que este estado se vuelva una constante en nuestra vida. Analizamos las causas.

Detrás del entumecimiento emocional puede existir algún problema de salud mental, como el estrés crónico, la ansiedad o los traumas psicológicos.

Hombre triste sufriendo Entumecimiento emocional

¿Qué es el entumecimiento emocional?

El entumecimiento emocional es un estado en el que a una persona le cuesta sentir y expresar sentimientos. Esta sería la definición simple de un estado que en realidad incluye componentes más complejos.

Así, un estudio de la Universidad de Utah destaca que este estado psicológico no solo incluye el adormecimiento o incapacidad de sentir emociones positivas. También es común que se reduzca la capacidad de experimentar emociones de valencia negativa.

Esto hace que muchas personas puedan funcionar en “piloto automático“, es decir, son funcionales en su día a día, aunque son plenamente conscientes a su vez de que hay algo que no va bien en ellos. Es como pasar de manera superficial por la vida, pero sin sentirla.

Características de las personas con entumecimiento emocional

Muchos de nosotros hemos experimentado en algún momento esa forma de entumecimiento emocional. Hay épocas en las que nos sentimos abrumados por tantas presiones, preocupaciones y problemas que, de pronto, uno deja de sentir. Aparece ese aplanamiento afectivo en el que pocas cosas emocionan y pocas nos afectan. Nos cuesta reaccionar y hasta lo que nos rodea parece irreal…

  • El entumecimiento emocional se manifiesta con la despersonalización. Es como quien mira las cosas desde arriba y nada fuera con él o ella y todo se procesa con extrañeza.
  • Asimismo, es común sentirse distraído, confuso, cansado…
  • Cuesta mantener la atención y pensar con claridad.
  • Distorsión del sentido del tiempo.
  • Ese adormecimiento emocional se acompaña de una sensación de vacío interior.

Las personas respondemos al estrés o las presiones del entorno de tres maneras: afrontando el peligro, huyendo o mediante la no respuesta o la respuesta de congelación emocional.

Entumecimiento emocional y la respuesta de congelación

Muchos damos por sentado que las personas reaccionamos ante las amenazas de dos maneras: peleando o huyendo. Sin embargo, hay un tercer factor. El cerebro en situaciones de estrés también puede aplicar una conducta denominada respuesta de congelación. Esa tercera forma de responder ante lo que nos preocupa se relaciona de manera directa con el entumecimiento emocional.

Es un estado en el que la mente, ante una carga elevada de estrés o sufrimiento, opta por reducir la sensación de pánico o miedo. El cuerpo también se ralentiza, así como nuestros sentidos. Ese estado de adormecimiento psicofísico también cumple su objetivo como estrategia de supervivencia. Porque a veces el hecho de no responder o de no hacer nada es la mejor opción.

Lo saben los animales, que se hacen los muertos para despistar a los depredadores. Así, en el caso del ser humano, dicha reacción también es interesante. Durante un instante, el cerebro adormece la mente consciente y nos obliga a actuar en piloto automático. No existe el tiempo, ni el entorno; tampoco el dolor.

¿Cuáles son las causas?

Sabemos que el cerebro puede activar la respuesta de entumecimiento emocional como escudo protector. Lo que quiere es que prosigamos con nuestra vida, anestesiándonos. Sin embargo, ¿cuál es el origen de este mecanismo? ¿Qué ocurre en el cerebro para que elija esa estrategia de adormecimiento de nuestras emociones?

  • Como bien hemos señalado con anterioridad, una causa sería en el estrés crónico que no manejamos.
  • Entumecimiento emocional y trastorno de estrés postraumático siempre están relacionados.
  • Los trastornos del estado de ánimo como la ansiedad o la depresión son otro desencadenante.
  • En ocasiones, ese adormecimiento emocional puede ser el efecto secundario de los psicofármacos.
  • La esquizofrenia es otro factor.

Puede que el entumecimiento emocional nos haya permitido ser funcionales durante un tiempo. Sin embargo, lo que hace es robarnos la oportunidad de disfrutar de una vida plena y significativa.

Paciente en psicología clínica por su Entumecimiento emocional

¿Qué hacer si nos sentimos entumecidos mental y psicológicamente?

Abundan quienes viven en “modo supervivencia”. Quienes pasan por la vida de puntillas, protegidos por ese entumecimiento emocional. Es cierto que mediante ese filtro la vida duele un poco menos, pero una existencia así no es vida. Nadie merece permanecer en ese estado psicológico durante semanas, meses o años.

De este modo, es importante tener en cuenta que el entumecimiento emocional es un síntoma de un problema. La clave está en clarificar el desencadenante de ese estado psicoemocional. Hay que navegar en nuestro tejido psicológico para identificar el trauma psicológico, la depresión, el estrés que no manejamos o en esencia la causa de ese malestar persistente.

La terapia psicológica es imprescindible en estos casos. Gracias a ella damos presencia a las emociones no para anestesiarlas, sino para comprenderlas, regularlas y transformarlas en estados más saludables. Tener una caja de herramientas que nos permita afrontar lo que duele, en lugar de quedar adormecidos, es lo que nos permitirá tener una vida plena

Te podría interesar...

La conexión entre trauma y adicción
La Mente es Maravillosa
Leerlo en La Mente es Maravillosa
La conexión entre trauma y adicción

La relación entre trauma y adicción está ampliamente recogida en la literatura y cada vez hay más terapias que los tratan conjuntamente.

.



  • Alexander W. Pharmacotherapy for post-traumatic stress disorder in combat veterans: Focus on antidepressants and atypical antipsychotic agents. P T. 2012;37(1):32-8. PMID: 22346334; PMCID: PMC3278188.
  • Schmidt, N. B., Richey, J. A., Zvolensky, M. J., & Maner, J. K. (2008). Exploring human freeze responses to a threat stressor. Journal of behavior therapy and experimental psychiatry39(3), 292 304. https://doi.org/10.1016/j.jbtep.2007.08.002
  • Kerig PK, Bennett DC, Chaplo SD, Modrowski CA, McGee AB. Numbing of positive, negative, and general emotions: Associations with trauma exposure, posttraumatic stress, and depressive symptoms among justice-involved youth. Journal of Traumatic Stress. 2016;29(2):111-119. doi:10.1002/jts.22087