¿Cuándo hacer "borrón y cuenta nueva" con tu pareja? - La Mente es Maravillosa

¿Cuándo hacer “borrón y cuenta nueva” con tu pareja?

Sara Clemente 11 Octubre, 2017 en Psicología 1546 compartidos
Manos de una pareja agarrada

Tras haber tenido varias discusiones con tu pareja y las consecuentes desilusiones, aparece la eterna y difícil pregunta: ¿merece la pena seguir con esta relación o es mejor dar por concluido el capítulo? Supongamos que decidimos continuarla, ¿es tan fácil el “borrón y cuenta nueva”? ¿Puede volver a ser todo como antes?

Para poder dar con la respuesta debemos tener en cuenta varios factores. Entre ellos, el estado en el que se encuentra nuestra relación, la intensidad y asiduidad de estas discusiones y si aún existe una base de amor y respeto mutuos.

El primer reto: cómo somos

La mayoría de las personas creen conocerse bien. Sin embargo, de ser así, muchas veces optarían por no sufrir. Y, sin embargo, no lo hacen. Conocerse bien a uno mismo, a la par que apasionante, es una tarea realmente difícil.

Hombre mirándose al espejo

¿Cómo somos cuando nos enfadamos? ¿Nos retraemos o atacamos? ¿Cómo reaccionamos cuando nos hieren? ¿Preferimos que nos abracen o que nos dejen a solas? Todas estas cuestiones no son banales. Si no nos conocemos a nosotros mismos, difícilmente nos van a poder conocer los demás.

  • “Prefiero que después de discutir, me dejes a solas unos minutos. Si no, no consigo tranquilizarme”.
  • “Cuando llego a casa después del trabajo, necesito ir al gimnasio para descargar tensiones”.
  • “Mi pasión es el baloncesto. Por eso, si no veo el partido de mi equipo, al día siguiente me levanto de muy mal humor”.

Si dejamos de hacer todas estas actividades que nos hacen felices, la relación se resiente. Al no vernos satisfechos, estamos más irascibles y, seguramente, lo terminaremos pagando con quien tenemos más cerca: nuestra pareja. Solo con este pequeño análisis de nosotros mismos, la relación puede ir mucho mejor. Cuando cada uno se haya concedido un tiempo para sí mismo y tenga claro cómo es y qué quiere, podrá sacar conclusiones positivas de las discusiones.

Cuándo es posible hacer “borrón y cuenta nueva” con tu pareja

Perdonar y seguir adelante con la relación son cosas muy distintas. Puedes disculparle, pero dejar de ser su pareja. Pero, ¿cuándo se está preparado para hacer “borrón y cuenta nueva”?

Es un error pensar que el “borrón y cuenta nueva” significa que todo va a ser un camino de rosas. Sería como creer que un jarrón roto puede pegarse y volver a su estado original por arte de magia. Es necesario invertir tiempo y esfuerzo para volver a conseguir que todo vaya bien.

El momento oportuno para poner esta idea en práctica es el instante en que el deseo de cambiar y de seguir hacia delante tiene más fuerza que el dolor y el sufrimiento vividos hasta ahora. Por eso, si no estás dispuesto a poner de ti o la balanza se inclina hacia el lado del “no merece la pena”, es mejor que abandones ahora.

Remar hacia delante, sin torcerse

Solo podréis introducir variaciones en vuestra relación si los dos asumís que sois copartícipes del problema. Es importante sentir que avanzáis en una misma dirección, no hacia los lados.

  • Abandonar los reproches, sin echar la culpa al otro. Los resentimientos, la rabia, el rencor o las represiones empeoran la situación. Reconocer errores futuros permite resolver los conflictos del presente. Cada  uno ha de asumir su parte de responsabilidad en el conflicto.
  • Negar los problemas y continuar con una falsa apariencia de que todo va bien perjudica toda esta labor. Sólo se puede cambiar la conducta si ésta se hace consciente.
  • Proponer soluciones. Cada uno aporta su perspectiva y una salida al problema. La proactividad y la creatividad funcionan. Por disparatadas que sean vuestras ideas, seguro que permiten dar con la alternativa adecuada e incluso pueden arrancar una carcajada en una situación en la que a priori no cabe risa alguna.
  • Remarcar lo positivo de la pareja y no solo los aspectos negativos. Hasta dónde habéis llegado juntos, lo que habéis construido, lo que queda por llegar. Las ilusiones conjuntas, los sueños cumplidos. Ahora, lo compartido os fortalecerá aún más.

Pero, ¡ojo! Las exigencias no son eficaces en estos casos porque construyen barreras entre la pareja. No a todo se puede decir que sí. Siempre hay que marcar límites y aprender a decir no. La asertividad en este sentido es tan imprescindible como un reparto de poder equilibrado dentro de la pareja.

Pareja mirándose

Si quieres resultados nuevos, haz algo diferente

Sin embargo, algunas decisiones que tomamos llevan implícito un no querer o no poder hacer “borrón y cuenta nueva”. El error más habitual es no cambiar nada de la relación. Dejarse llevar por la inercia y la comodidad no son buenas aliadas en esta nueva aventura.

Los sentimientos de venganza también son un veneno muy peligroso, principalmente para aquellos que la ansían. “Le voy a decir lo mismo, para que vea cómo me siento”. ¡Cuidado! Continuar para hacerle la vida imposible al otro no es amor ni respeto ni cariño. Tampoco es una buena forma de generar empatía, si es lo que quieres.

Cuando solamente uno de los miembros es el que quiere reconciliarse. Una pareja es un equipo y también ha de serlo en los momentos duros. La meta común es que la pareja siga aportando elementos muy positivos y eso depende de ambos, no es una tarea individual. Seguir solamente por “inercia” o “por el bien de nuestros hijos”. El simple hecho de que vivir bajo el mismo techo no es sinónimo de ser una familia feliz. Solamente si la pareja está bien, los hijos están bien, nunca al revés.

Si permaneces con tu pareja por miedo a estar solo o por dependencia emocional, te estás condenando. La felicidad está en ti, en uno mismo, no en los demás; al menos la felicidad estado, no la felicidad fugaz. Es bueno caminar juntos, pero no atados. Las tensiones internas nos terminan desgastando y no nos permiten disfrutar de lo bonita que puede ser la vida. En cualquier caso, la decisión que tomes tiene que aportarte felicidad y servirte de impulso para que en un tiempo estés muchísimo mejor.

Sara Clemente

"El impulso fue el Periodismo, mi ilusión y energía emocional es la Psicología. Primo la deportividad, el respeto y la educación."

Ver perfil »
Te puede gustar