¿Has alcanzado la zona de confort con tu pareja? - La Mente es Maravillosa

¿Has alcanzado la zona de confort con tu pareja?

Eva Maria Rodríguez 21 junio, 2016 en Actualidad y psicología 603 compartidos
pareja en un parque

Al comienzo de una relación ambas partes se esfuerzan para presentar la mejor versión de sí mismos, tanto que el cariño y la intimidad parecen una mera cuestión de inercia. Sin embargo, a medida que pasa el tiempo y la pareja se va acercando y conociendo más, a medida que se sienten más cómodos el uno con el otro, el “verdadero” yo de cada uno empieza a emerger.

Llegados a este punto, la confianza, la seguridad y la comodidad nos permiten vivir la relación en otra dimensión. Para algunos este paso puede ser un descubrimiento desagradable, un auténtico chasco. Para otros supone empezar a vivir la relación de forma más profunda y auténtica.

Pero, ¿cuándo se alcanza esa zona de confort en las relaciones de pareja?, ¿qué señales indican que esto ha sucedido?

La zona de confort en las relaciones de pareja

Esto de zona de confort puede sonar un poco negativo. Suena a aburrido, a estancado, a falto de emoción. ¡¿Quién no querría sentir la emoción y las mariposas en el estómago de los primeros meses, de las primeras veces o de los primeros descubrimientos!?

Mujer en una caja empujada por su novio

Sin embargo, llegar hasta aquí requiere de tiempo. También se disfruta mucho de esos momentos de confianza, cuando descubres que te sientes completamente cómodo y libre con tu pareja. De hecho, si no se alcanza esa zona de confort es difícil profundizar y avanzar en las relaciones.

Conocer si has alcanzado esa zona de confort te puede ayudar a valorar aspectos fundamentales de tu relación y a tomar decisiones importantes sobre el futuro, tanto del tuyo individual como respecto a tu compromiso con tu pareja.

Cómo saber que se ha alcanzado la zona de confort

Recientemente, una investigación reveló que las relaciones llegan a su zona de confort después de 11 meses y 24 días. Tras analizar a cerca de 2.000 parejas heterosexuales, los investigadores encontraron que se tarda casi un año en acostumbrarse a compartir la vida y el espacio con otra persona.

Según esta investigación, algunas de las señales clave que indican que se ha alcanzado la zona de confort en una relación incluyen, por ejemplo, permitir que tu pareja te vea sin “arreglar”, que te vea cuando estás enfermo o no cerrar la puerta del baño cuando estás dentro. Pero no son las únicas.

Pareja con confianza sentados en el suelo

Este estudio también encontró que una persona que alcanza la zona de confort con su pareja es capaz de hablar abiertamente con ella de asuntos tan delicados como que su aliento huele mal o que no le vendría mal usar un poco de desodorante y eso sin que el otro se sienta ofendido. Sin duda, son temas para los que se necesita mucha confianza, tanto para decirlo con cariño como para aguantárselo a otro.

El estudio también reveló que para una parte significativa de las parejas estudiadas (un tercio, aproximadamente) la otra parte se puso cómoda demasiado pronto, lo que hizo caer antes de tiempo el telón, perdiendo así la ilusión de una relación perfecta (esa que sabemos que no existe, pero que no nos resistimos a dejar de anhelar). El estudio también reveló que, en su mayoría, son los hombres quienes se acomodan con mayor rapidez.

Según este estudio, otras señales que revelan que una relación está en la zona de confort, están relacionadas con el tipo de ropa que se usa (por ejemplo, estar en ropa de andar por casa o usar ropa interior corriente), así como otras cuestiones relacionadas con el aspecto personal (como no estar tan preocupados por la depilación o el afeitado o no tener reparos en dejarse depilar o afeitar por la pareja).

Las relaciones también empiezan a llegar a un punto de confort cuando la pareja se confía cuestiones delicadas de salud, se cuentan sus obsesiones más secretas o no les importa llorar en presencia del otro. Otras cuestiones como hablar sobre el punto de vista sobre el matrimonio o los hijos o hablar con libertad y comodidad sobre relaciones anteriores son también signos de que una relación va por buen camino.

Chico consolando a su novia

Sentirse cómodo para una relación duradera

La investigación dice que estas señales no solo indican que se ha llegado a una zona de confort, sino que son un signo claro de que la relación durará mucho tiempo.

Según los investigadores, algunos podrían decir que estos signos que una relación puede señalar el fin del romance, pero es una buena señal de que te sientes cómodo en la presencia de tu pareja y puedes compartir cualquier tema o preocupación con ellos sin temor a juzgado.

¿No es eso lo que buscamos todos? Si no te sientes cómodo/a con tu pareja después de un tiempo, tal vez sea el momento de replantearte algunas cosas.

Eva Maria Rodríguez

Profesora, escritora, blogger y madre de dragones. Espero que mi experiencia como madre, como educadora y como mujer sea de utilidad para tod@s los que leéis este blog.

Ver perfil »
Te puede gustar