Las siete frases que nunca deberías decirle a tu pareja - La Mente es Maravillosa

Las siete frases que nunca deberías decirle a tu pareja

Yamila Papa 31 Enero, 2014 en Psicología 33 compartidos

Es probable que después de algún tiempo de convivencia ya sepas qué es lo que enfurece o trastorna a tu pareja. Sin embargo, la testarudez y el egoísmo a veces son más fuertes. Sin dudas nadie quiere pelear en casa, prefiere que todo esté maravilloso y que no “vuele ni una mosca”.

Pero, ¿Qué hacemos para lograr esto? ¿Realmente asumimos un rol más bien conciliador, evitando discutir por cuestiones que ya sabemos traerán disputa? ¿O nos gusta echar más leña al fuego?

Según un estudio de la Universidad de Ohio, Estados Unidos, las parejas discuten “erróneamente” y es por ello que las heridas no suelen sanar tan fácilmente. Esto provoca distanciamiento, separación y hasta el divorcio. Es verdad que existen muchos desacuerdos en el matrimonio (es imposible pensar o decir lo mismo el 100% de las veces), pero tal vez estás actuando de una manera tal que dañas a tu pareja de una forma irreversible.

La psicoterapeuta Julie Hanks, especialista en relaciones de pareja, informa que suele haber frases, preguntas o afirmaciones que decimos a la pareja que son perjudiciales para la relación. Entonces, no elegirlas puede ser la clave para que la relación funcione.

Qué frases evitar para no pelear con la pareja

Amantes despidiéndose

1- “Voy a explicarte cómo se hace”: esta frase es especialmente peligrosa cuando es pronunciada en un contexto en el que alguno de los miembros de la pareja está enfadado. Dependiendo del tono, puede recalcar o dejar entrever una superioridad que puede ofender a la persona que la escucha.

2- “Mi ex lo hacía de esta forma”: nunca compares a tu pareja con otras parejas del pasado, ni siquiera en manera de chiste o broma. El hecho de que estés pensando en una persona con la que estuviste puede ser muy hiriente para la pareja con la que convives. A menos que la comparación sea a favor de tu pareja actual, lo que puede reconfortarla. Piensa en la situación a la inversa, ¿A ti te gustaría que tu pareja esté todo el tiempo refiriéndose a su ex y lo que es peor, comparándola contigo?

3- “Si me amaras verdaderamente, lo harías”: esta frase es un chantaje encubierto. Si la pronuncias, harás que tu pareja se sienta como que nunca podrá ganar, ni hacer lo que desea, sin tener en cuenta tus sentimientos o gustos. Para demostrar su amor por ti no tiene que hacer todo lo que le dices, porque si bien funciona en el corto plazo, está demostrado que a la larga es un tipo de manipulación que termina en resentimiento y odio.

4- “¿Por qué no puedes ser como…?”: la frase se puede completar de muchas maneras, desde tu ex pareja hasta uno de de los progenitores de la pareja que recibe la frase, pasando por el marido o la mujer de tu [email protected] o tu mejor [email protected] Evita las comparaciones de tu pareja con otras personas de tu entorno, sean del presente o del pasado. Si te casaste o vives con tu pareja es porque lo amas, por eso, no le pidas que sea como alguien más. Probablemente esto cause enojo y hasta vergüenza, lo que puede derivar en un cierre emocional que será difícil de romper.

5- “Actúas igual que tu .. (padre o madre)”: Esto puede ser bueno o malo, según el cristal con el que se mire. Si la relación con el progenitor no es demasiado favorable, nunca quieras [email protected] sentir mal con esta comparación. Es más que probable que tu pareja actúe como su padre o como su madre, porque fueron los que lo criaron y le ofrecieron enseñanzas desde pequeño, más allá de pensar en la herencia o el ADN. Pero las emociones que despertarás con estos dichos serán muy dolorosas, más de lo que te imaginas.

Encuentro de pareja

6- “Sólo tendrías que echarle ganas”: No hay ninguna persona en el mundo que le guste que su pareja le diga “sé un hombre o una mujer”. Esto es lisa y llanamente, quitarle su masculinidad o feminidad, [email protected] por el piso y pasarle por encima con el coche. Poner esto en tela de juicio será muy negativo para su autoestima, así como también para vuestra relación.

7- “Mi ex me prestaba más atención”: nuevamente, no compares a tu pareja con otros hombres ni con otras mujeres (sobre todo si son tus ex), menos le digas que sus acciones no son mejores que las de los demás. Eso nunca lo inspirará a ofrecerte lo que deseas o necesitas. Todo lo contrario, aumentará su distanciamiento o resentimiento. Se sentirá muy mal por no poder satisfacerte y en el largo plazo esto se traducirá en llegar a cuestionarse tu amor hacia él o ella.

El artículo que aparece anteriormente ha sido editado, corrigiendo aquellas partes en las que se aludía a una asimetría respecto al cuidado de la pareja. Cualquiera de las frases que aparecen anteriormente pueden dañar una relación, sean dichas por un hombre o una mujer.

Foto cortesía de Picsfive

Yamila Papa

Ver perfil »
Te puede gustar