¿Qué es el emprendimiento social?

Patricia Grande Yeves · 23 septiembre, 2019
Este artículo ha sido verificado y aprobado por la psicóloga Gema Sánchez Cuevas el 23 septiembre, 2019
La empresa social parte del mismo modelo de negocio que una empresa tradicional, pero sus estrategias giran en torno a la solución de un problema de la sociedad.

El emprendimiento social crece alimentado por los avances tecnológicos, los mismos que le han dado forma al ecosistema tan cambiante que habitamos. En este nuevo contexto, habilidades -antes no tan prioritarias- han adquirido un peso fundamental en nuestra sociedad. Así, han surgido organizaciones, empresas, medios, niños y niñas que han abrazado una nueva forma de acelerar el cambio hacía un mundo más justo.

Así surge el emprendimiento social, que parte del mismo modelo de negocio que tiene una empresa capitalista, pero con el objetivo vertebrador de combatir un problema social.

Tirando de este hilo, desarrollaremos las claves del emprendimiento social, y lo haremos porque explican por qué este concepto está asentando sus raíces en el sistema actual.

Grupo trabajando

Definición del emprendedor social

Un emprendedor social es una persona con un proyecto que crea valor social. Es decir, una persona que, a través de una empresa, utiliza estrategias que generan beneficios sociales.

Por tanto, el fin último de un emprendedor social es la creación de una sociedad más justa mediante la venta de bienes y servicios. Así, encontramos emprendedores sociales trabajando en múltiples sectores: financiación de programas sociales, diseño de herramientas educativas o mejora de la gestión sanitaria.

De hecho, en la Unión Europea más de 11 millones de ciudadanos ocupan puestos de trabajo relacionados con el emprendimiento social. Esto supone un 6% del empleo total de la zona.

Importancia del emprendimiento social

A primera vista, puede parecer utópico el hecho de que una empresa tenga como objetivo principal la solución de un problema social. Aquí, hemos de tener en cuenta que el emprendimiento social no es sinónimo de organización sin ánimo de lucro. El emprendimiento social subsiste gracias a los beneficios que produce, aunque los emprendedores sociales enfoquen su actividad más allá de esta rentabilidad.

Así, vemos que su importancia recae en el hecho de que la sociedad cada vez tiene un mayor interés por avanzar hacia un mundo más sostenible. Según un informe realizado por Forética en 2015, un 50% de los consumidores afirma elegir productos en base a criterios éticos.

El consumidor es cada vez más exigente y las empresas han de adaptarse a estas necesidades. Por tanto, hoy en día el emprendimiento social juega un papel clave en el tejido empresarial.

Manos de personas unidas

Beneficios del emprendimiento social: ¿por qué está de moda?

A la hora de entender la vida de un proyecto social, hemos de tener en cuenta el nicho de mercado que este ocupa. Los siguientes factores explican las razones que motivan el emprendimiento social:

  • La necesidad de dar respuestas a la crisis y afrontar las políticas de austeridad. Con el fracaso del modelo actual, los consumidores empezaron a sentir que los negocios no encajaban con las necesidades humanas y no trabajaban por el bien común.
  • La aparición de publicaciones influyentes, que han animado a impulsar este tipo de organizaciones. La difusión de los valores sociales en las empresas ha creado un clima propicio para emprender socialmente.
  • Aparición de cursos, guías y grados universitarios en emprendimiento social que han formado y educado a los futuros empresarios en valores sociales.
  • La innovación tecnológica, que ha simplificado la creación de nuevos modelos de negocio y ha abierto un nuevo abanico de posibilidades para mejorar la vida de las personas.
  • El peso de los “consumidores responsables”, que basan el acto de compra en valores éticos y que están dispuestos a pagar más por esa prima de valor social. Así, a nivel mundial, un 46% de los consumidores pagaría más por productos vinculados a programas que generen beneficios sociales.

De este modo, tras analizar el sistema actual, vemos que la clave del emprendimiento social recae en su manera de redefinir el éxito y el beneficio de una empresa. Hoy en día, ambos conceptos aparecen a menudo conectados a la responsabilidad social, la filantropía y la transformación.

Al final, el futuro de una empresa pasa por tener comportamientos responsables con sus clientes, trabajadores y proveedores. De ahí, el atractivo de estas empresas que hacen un esfuerzo por primar o compatibilizar la resolución de problemas sociales con el objetivo de obtener otros tipos de rendimientos por su actividad empresarial.

  • Emprendepyme, https://www.emprendepyme.net/diferencia-entre-rsc-y-empresas-socialmente-responsables.html
  • Socialeneterprise, https://socialenterprise.es/emprendimiento-social/
  • Womenalia, https://www.womenalia.com/es/hoy-en-womenalia/135-actualidad/1689-el-emprendimiento-social-como-modelo-negociohttps://spain.ashoka.org/sobreashoka/