Informe social: una herramienta clave en trabajo social

Elena García · 9 abril, 2019
¿Sabes qué es el informe social? Os contamos en qué consiste y dónde se utiliza.

Los profesionales del trabajo social contamos con varias herramientas clave para el desarrollo de nuestra profesión. Una de ellas es el informe social, esencial para los trabajadores sociales ya que en él plasmamos la realidad social de los usuarios. Además, es un instrumento que permite valorar y orientar las intervenciones.

Existen otros recursos usados en trabajo social, también importantes, a parte del informe social (Consejo General del Trabajo Social, 2012):

  • Ficha social: esta herramienta nos ayuda a sintetizar la información más importante del usuario desde el punto de vista burocrático.
  • Historia social: es el documento en el que se registran exhaustivamente los datos personales, familiares, sanitarios, de vivienda, económicos, laborales, educativos… de una persona usuaria. También la demanda, el diagnóstico y subsiguiente intervención y la evolución de tal situación. Es decir, en la historia social se recoge tanto el pasado como el presente más inmediato.
  • Escalas de valoración social: instrumento científico que sirve para identificar situaciones sociales en un momento dado. Permite elaborar un diagnóstico social.
  • Proyecto de intervención social: herramienta que comprende una evaluación-diagnóstico de la situación y personas con quienes actuar. Así como una determinación de objetivos operativos, actividades y tareas, utilización de recursos, temporalización y criterios de evaluación.

Estos cinco documentos son los que, básicamente, forman el eje a través del cual se trabaja, ya que se considera que contienen la información más relevante.

“El trabajador social no gestiona la miseria, defiende la dignidad”.

-Ana Lima-

Persona escribiendo datos en un informe social

¿Qué es el informe social y cuáles son los objetivos?

Según Pérez (2000) el informe social es una síntesis explicativa, respecto de una situación dada, que emite el trabajador social como resultado del estudio, valoración y dictamen para el logro de un objetivo determinado.

El Consejo General de Trabajo Social, en el Código Deontológico (2012), lo define así: “dictamen técnico que sirve de instrumento documental que elabora y firma con carácter exclusivo el profesional del trabajo social. Su contenido se deriva del estudio, a través de la observación y la entrevista, donde queda reflejada en síntesis la situación objeto, valoración, un dictamen técnico y una propuesta de intervención profesional”. Los objetivos del informe social serían los siguientes:

  • Estudio, conocimiento y valoración de una situación social individual o grupal con el fin de tratarla para modificar o paliar dicha situación.
  • Aportar información para poder elaborar un plan de intervención.
  • Facilitar el trabajo multidisciplinar e interdisciplinar.
  • Posibilitar a los usuarios el acceso a recursos.

Todos los informes deben recoger datos que nos permitan identificar la realidad social del individuo. Aunque haya muchos tipos de informe, prácticamente todos tienen el mismo contenido.

Estructura

Como hemos dicho anteriormente, todos informe social debe recoger, en mayor o menor medida, los mismos datos:

  • Datos de identificación.
  • Características y datos personales. Desde estado de la salud, problemáticas manifestadas, antecedentes…
  • Datos familiares y de convivencia. Estructura de la familia, apoyo formal e informal, relaciones dentro de la familia…
  • Datos económicos y laborales.
  • Características de la vivienda y del entorno físico. Es decir, distribución de la vivienda, existencia o no de barreras arquitectónicas, recursos de la zona (centro de salud, lugares de ocio y tiempo libre, tiendas…).
  • Otros. Cualquier información que el profesional cree relevante mencionar y que no se ajusta a los apartados propuestos.
  • Diagnóstico Social/Juicio profesional. En este punto se recogen tanto los ” problemas” detectados en el transcurso de la valoración como aquellos manifestados por el usuario. Además, el profesional puede reflejar fortalezas y debilidades que haya observado.
  • Tratamiento/Orientación Social. Serían las posibles soluciones que el trabajador social cree que pueden acabar con los problemas establecidos en el diagnóstico.

Es importante mencionar que un informe social siempre debe ir fechado y firmado por el profesional que respalde lo que se dice en el mismo.

Mujer haciendo un informe

Usos del informe social

Como se puede deducir, el informe social se realiza y se usa en distintos ámbitos. Es una herramienta utilizada en centros de salud y hospitales, en residencias y centros de día, en el ámbito penitenciario, en servicios sociales, en ONG’s y asociaciones…

El trabajador social lo puede elaborar para sí mismo, para el resto del equipo disciplinar (psicólogo, terapeuta, médicos…), para derivar al usuario a otro profesional o a otra intervención e incluso por mandato institucional (requerimiento de jueces, peritos, etc.).

En conclusión, aunque existen distintos instrumentos que facilitan el desarrollo de la profesión del trabajador social, el informe social es uno de los más usados y más importantes.

 

  • Brezmes, Milagros. "Trabajo Social con individuos y familias". Universidad de Salamanca. (2013)
  • del Trabajo Social, C. G. (Ed.). (2012). Código deontológico de trabajo social. Consejo General del Trabajo Social.
  • Gómez, M. I., Mas, P., Pérez, S., & Russo, S. (2002). Informe Social Análisis y Perspectivas. Secretaría Académica del Colegio de Trabajadores Sociales.. Recuperado28.
  • Rivero, L. P. (2000). La documentación específica en trabajo social, la historia, la ficha y el informe social. Cuadernos de trabajo social, (13), 75-90.