Mis amigos son el bálsamo que cura y protege mis heridas - La Mente es Maravillosa

Mis amigos son el bálsamo que cura y protege mis heridas

Sofia Alcausa Hidalgo 19 Octubre, 2015 en Emociones 32 compartidos
Mujeres amigas abrazadas

Dicen que quien tiene un amigo tiene un tesoro. Aunque en muchas ocasiones nos hayamos llevado desilusiones con los amigos o creamos que la amistad no existe, ocurre algo parecido al amor. Si encuentras a la persona idónea, la amistad surgirá. Si tú eres capaz de ser un buen amigo, seguro, seguro que encontrarás a un buen amigo también.

Cuando lo encuentras, te darás cuenta que un amigo es capaz de ser el bálsamo que cura y protege tus heridas. Y es que los buenos amigos son capaces de calmarnos en el peor de nuestros días; de escucharnos, de hacernos sentir grandes como personas cuando nosotros tenemos el día tonto… Mis amigos son el bálsamo que cura y protege mis heridas.

Amigas dándose la mano

Mis amigos son el bálsamo que cura y protege mis heridas

Mis amigos son el bálsamo que cura y protege mis heridas. Ellos son capaces de sacarme una sonrisa cuando apenas mi rostro reacciona. Ellos son los que me alientan y reconocen mis virtudes cuando ni siquiera yo ya creo en mi mismo.

Porque me quieren, mis amigos siempre tratan de decirme la verdad sin herir mis sentimientos. Sus abrazos, sus palabras o su sola presencia son el bálsamo que cura y protege mis heridas. Mi vida no sería la misma sin mis amigos.

¿Como reconocer a los buenos amigos?

Los buenos amigos son aquellos que se alegran de corazón de lo bueno que te sucede. Se nota en su mirada, en su sonrisa, en su abrazo… cuando te ocurre algo bueno, el verdadero amigo se alegra. Y estará a tu lado para celebrarlo.

Dos amigos osos abrazados

Para reconocer a los buenos amigos que tienes a tu alrededor. recuerda que:

  • Son aquellos que no solo están en los buenos momentos, también y sobre todo en los malos. Un amigo te tiene en su pensamiento cuando algo malo te ha ocurrido y quiere de algún modo estar contigo. Te llama, se interesa por ti y te tiende la mano cuando sea necesario.
  • Los buenos amigos son aquellos que te hacen sentir cómodo, te hacen sentir tú mismo. Con ellos sientes que puedes hablar con toda confianza de tus cosas tus preocupaciones, tus problemas… te sientes una persona valiosa para él.
  • Son aquellos que te transmiten algo especial en sus abrazos. Los abrazos son sin duda una de las manifestaciones corporales con la que más transmitimos. Los buenos abrazos simplemente se sienten, no se pueden explicar con palabras.
  • Son esos con los que eres capaz de compartir confidencias sin vergüenzas. Con un amigo no hay secretos, sientes que le puedes contar todas tus cosas y te van a entender o van a tratar de ayudarte con la mejor de las intenciones a resolver tus problemas, tus conflictos o tus inquietudes.
  • Los buenos amigos tienen tiempo para ti. Cuando tienes un amigo sientes que necesitas verlo y a él le ocurre lo mismo. Aunque no tengáis tiempo, lo buscáis sea como sea. Pero tú y tu amigo sentís que necesitáis estar un rato juntos. Da igual que quedéis para un café, ir al cine o hablar por teléfono, la cuestión es que os dedicáis un tiempo.
  • Los buenos amigos no quieren nada a cambio. El verdadero amigo no quiere nada a cambio, solo tu amistad. Sois amigos porque estáis bien juntos y nada más. Es algo que siente, que nace del fondo de su ser y se dirige hacia ti.
  • Los buenos amigos son aquellos que te apoyan. Cuando te sientes mal, estás triste o preocupado están contigo. Son tu refugio para tus días malos. Con ellos puedes estar tranquilo porque sabes que intentarán comprenderte y que en la medida de lo posible estarán a tu lado.
  • Son aquellos que respetan tus valores. No importa que a ti te guste el blanco y a él el negro, a veces lo importante no es compartir los mismos valores, sino respetar las diferencias. Saber que a pesar de que tengáis opiniones distintas, vuestra amistad estará por encima.
  • Te ayudan con tu autoestima. Un buen amigo te hace sentir bien, te hace sentir que vales como persona. Reconocerá tus cualidades y te ayudará a descubrir tus potencialidades. Tus amigos saben cuanto vales, por eso están contigo y por eso te ayudarán a reconocerlo.
  • Los buenos amigos te escuchan. Los buenos amigos saben escuchar cuando sienten que eres tú el que necesita hablar más en ese momento porque algo te preocupa. Son todo oídos, prestándote atención cada ves que lo necesitas. Por eso te sientes tan cómodo.
  • Evitan comentarios que te puedan herir aunque sean verdad. Un buen amigo va a saber aconsejarte sin herir tus sentimientos. Sabe cómo tiene que decirte las cosas para no herirte.

Los buenos amigos te aportan un montón de cosas positivas y te ayudan a crecer como persona. Gracias a los buenos amigos aprendemos muchas cosas que nosotros no vemos en ciertos momentos. Ellos también nos enseñan a ver la vida con inteligencia emocional, con entusiasmo, fuerza y alegría.

Sofia Alcausa Hidalgo

Licenciada en Filosofía y Letras. La psicología, la música y la escritura son algunas una de mis pasiones. En definitiva, las más bonitas expresiones de nuestra alma. "Es mejor encender una vela que maldecir la oscuridad", Confucio

Ver perfil »
Te puede gustar