Tu corazón es libre... ten el valor de escucharlo - La Mente es Maravillosa

Tu corazón es libre… ten el valor de escucharlo

Pedro González Núñez 6 octubre, 2015 en Emociones 209 compartidos
Niña navegando por el mar con corazones

El corazón es libre, por lo que nuestra verdadera libertad radica en él. Solo él sabe qué es lo que realmente quieres y deseas en cada momento. Sin embargo, hay que tener valor de escucharle, porque no siempre te gustará lo que te va a decir. Por lo tanto, sé valiente y descubre qué quiere comunicarte.

Tu corazón sabrá lo que necesitas, a pesar de que creas encontrarte perdida. Tan solo tienes que escucharlo tranquilamente y te revelará su mensaje. No hagas oídos sordos por el temor a su respuesta o porque tus miedos salgan a escenas. Párate y escúchalo, tiene muchas cosas que decirte.

Tu corazón es libre, escúchale, no te acomodes

Una tendencia muy habitual entre las gentes de las sociedades socialmente avanzadas y pudientes es ser acomodaticios. Es decir, que si no se tienen grandes problemas para comer, encontrar un trabajo, adquirir una vivienda o llevar una vida que se considera ‘normal’, uno se acomoda con lo que hay. En realidad, son los objetivos de millones de personas.

Por desgracia, esta forma de pensar, se nos inculca desde nuestra más tierna infancia. ¿Quién no ha escuchado a su madre decir ‘estudia mucho para que mañana puedas tener un buen trabajo’? Así pues, el llevar una vida acomodada se convierte en una prioridad para nosotros.

Sin embargo, en muchos casos, el hecho de llevar una vida acomodada supone no escuchar a nuestro corazón, y esto trae implicaciones catastróficas para nuestra vida. No siempre la libertad y la tranquilidad, por desgracia, van asociadas, y, en este caso, no trae buenas consecuencias.

Niña con diente de león

Un corazón es libre, por lo tanto, siempre sabe lo que realmente necesitamos. Sin embargo, la sociedad no se rige por los caminos de los sueños y aquello que realmente deseamos, por lo que es complejo hacerle hueco en un mundo intrincado, lleno de obligaciones, normas y facturas.

Es importante aprender a escuchar a nuestro corazón en todo momento. Debemos hacer que nuestra vida sea regida por los verdaderos deseos que él siente. Solo así obtendremos la libertad. Sin embargo, si hacemos caso omiso y nos dejamos llevar por las obligaciones, poco a poco nos olvidaremos de la importancia de escuchar a quien de verdad sabe íntimamente qué queremos en la vida.

Si no escuchamos a nuestro corazón, jamás tendremos libertad, nos será muy complicado obtener felicidad y viviremos una vida con muchos vacíos y grandes necesidades que jamás seremos capaces de identificar y complementar, porque la capacidad de de escucharle se atrofia por la falta de práctica.

Escuchar a tu corazón te hará libre

Hay muchas razones por las que escuchar a tu corazón te hará libre y te permitirá llevar una vida mucho más plena y feliz. Si tienes a bien escucharme, te daré algunas que te pueden ser de gran ayuda para sentirte una persona más realizada:

  • Si buscas un trabajo por el dinero, siempre será una carga y nunca disfrutarás verdaderamente de él. Sin embargo, si te dedicas a aquello que siempre has soñado, lo que te gusta, nunca lo considerarás como un empleo, y las responsabilidades y agobios se transformarán en retos excitantes y ganas de aprender.
  • Si siempre has soñado con viajar y sentirte libre, no busques ataduras. Es normal querer tener una casa en propiedad, por ejemplo, pero algún día puede ser un gran lastre para moverte por el maravilloso mundo en el que habitamos. Recuerda que hay alquileres y modalidades que te sujetan menos.
  • Puedes querer una familia, pero has de elegir el momento. No te adelantes, pero tampoco te atrases. Simplemente escucha a tu corazón, porque solo él tiene la verdadera respuesta de cuanto deseas íntimamente. No permitas que algo tan maravilloso como amar a tu pareja o adorar a tus hijos se convierta en un peso y una obligación.

Niña con corazones

Tu corazón es libre

Solo tu corazón es libre. Por lo tanto, escucharle te hace libre a ti también. No le des la espalda jamás. No permitas que las obligaciones te cieguen tanto que no seas capaz de oír su voz. Nunca es bueno usar únicamente la cabeza, pues la lógica es necesaria, pero los sentimientos, los sueños y las emociones, también.

Jamás olvides que tu corazón es libre. Escucharle es muy necesario, porque de ello depende tu felicidad en el mundo. No te dejes llevar por los acontecimientos y ten siempre presente tus necesidades, anhelos, deseos y sueños. Solo así disfrutarás de la vida plena que siempre has imaginado. No tiene por qué ser imposible, porque nada lo es.

Imagen cortesía de Amanda Cass

Pedro González Núñez

Escritor, amante de la vida, de mi chica y de mi gente. La filosofía y la psicología, especialmente infantil, son mi auténtica pasión. Me encanta la libertad que me dan mis ideas.

Ver perfil »
Te puede gustar