50 consejos para ser más valiente

En cada día y en todo momento tienes la capacidad y el potencial de ser un poco más valiente. Si quieres saber cómo desarrollar la valentía, ¡sigue leyendo!
50 consejos para ser más valiente
Sergio De Dios González

Revisado y aprobado por el psicólogo Sergio De Dios González.

Escrito por Yamila Papa

Última actualización: 11 agosto, 2022

Cuando eras niño seguro que te identificabas con algún superhéroe o personaje que luchaba contra los enemigos usando una capa, una espada o un poder especial. O quizás creías que tu padre era quien podía salvarte de todos los peligros. Eran personas valientes y esperabas algún día ser como ellos. Por eso, hoy te daremos algunos consejos para ser más valiente.

¿Qué ocurre cuando crecemos? ¿Dejamos de ser tan valientes? ¿Nos sentimos uno más del montón y queremos pasar desapercibidos? ¿No hacemos justicia por mano propia, esperando que las leyes nos ayuden? Más allá de todo ello, también es cierto que en la actualidad es muy difícil ser valiente. La timidez es la que gana las batallas y eso nos va quitando puntos en nuestro ránking de autoestima.

Si bien, socialmente hablando, se valora a los valientes y se insta a los tímidos a que cambien su actitud, no hacemos lo suficiente como para enfrentarnos a todo lo que nos sucede. No hace falta luchar contra un villano, un dragón que escupe fuego o un meteorito que va a destruir el planeta.

Con hacernos cargo de lo que nos sucede, es suficiente (o al menos para comenzar). La valentía no incluye solo actos heroicos, de esos que salen en las noticias cuando un hombre rescata a un bebé que cae al río o un bombero salva a una anciana que se quedó dormida con la estufa encendida.

Ser valiente significa arriesgarnos, intentar algo nuevo, no tener miedo a que las cosas salgan mal

Superwoman

Verdades y mentiras sobre la valentía

Una persona valiente:

  • Gestiona de forma correcta sus emociones.
  • Tiene buena autoestima.
  • Tiene fuerza de voluntad.
  • Sabe muy bien lo que quiere y lo que no.
  • Hace frente a sus miedos e inseguridades.
  • Es asertiva.
  • Actúa con firmeza y seguridad.
  • No tiene miedo a equivocarse.
  • No le preocupa lo que las personas piensen.

Una persona valiente no es la que:

  • No siente temor.
  • Supera las dificultades en soledad, sin pedir ayuda.
  • No experimenta dolor o sufrimiento.
  • No tiene dificultades ni momentos malos.
  • Intenta ser un superhéroe para ser elogiado por el público.

 

¿Cómo desarrollar la valentía día tras día?

No es necesario que a partir de ahora te compenetres con un personaje de Marvel o de la Liga de la Justicia y empieces a vencer a los malos de tu ciudad. Todos los días tienes la capacidad de “ser un poco más valiente”. Si vas paso a paso, te será mucho más sencillo. Por eso, aquí te dejamos algunos consejos para ser más valiente que seguro te ayudarán.

¿Quieres saber cómo hacerlo? Entonces, presta atención a las siguientes pautas. No es preciso que cumplas con un orden, pero sí que al añadir uno nuevo a tus hábitos no te olvides de los restantes ya aprendidos y puestos en práctica: ¿estás preparado?

  1. Date permiso para sentir.
  2. Deja de lado a quienes te fallan o te decepcionan.
  3. Mírate al espejo y destaca lo positivo.
  4. Di que amas a alguien (si realmente lo amas).
  5. Predica aquello que adoras o te apasiona.
  6. Escribe una historia propia, no la de los demás.
  7. Comparte tus ideas, aun si son descabelladas.
  8. Da a conocer tus opiniones, aunque sean diferentes.
  9. Por un día, sal a la calle “a cara lavada”.
  10. Permítete equivocarte.
  11. Confía en tus sentidos e instinto.
  12. Intenta hacer algo por primera vez.
  13. Marca los límites con personas, actividades o cosas.
  14. Empieza algo que siempre pospones.
  15. Canta en medio de la calle (si desafinas, mejor).
  16. Baila, mientras vas camino al trabajo.
  17. Toca un instrumento (aunque nunca lo hayas visto en tu vida).
  18. Usa un skate o unos rollers para hacer la compra.
  19. Tolera la incomodidad o la molestia.
  20. Comete muchos errores.
  21. Di “no sé”.
  22. Pide ayuda cuando no puedas hacer algo.
  23. Muéstrate vulnerable de vez en cuando.
  24. Hazles frente a los problemas.
  25. Permite que el pasado quede pisado.
  26. Tómate fotos.
  27. Confía en una idea bien disparatada.
  28. Apoya a un amigo que esté en apuros.
  29. Despídete de una relación abusiva y que no te hace bien.
  30. Diles adiós a tus miedos.
  31. Cuenta tus pesadillas.
  32. Manifiéstate contra los prejuicios.
  33. No hagas cosas que no quieres.
  34. No digas lo que no sientes o piensas.
  35. Vístete sin tener en cuenta la moda.
  36. Sé quien da el primer paso, tras una pelea.
  37. Regala una flor o un dulce a un extraño.
  38. No quieras tener todo bajo control.
  39. Ama tu locura.
  40. Pregunta a alguien como está y no lo interrumpas.
  41. No reacciones mal cuando alguien te critica.
  42. Abraza a alguien que amas.
  43. Elógiate diciendo cosas bonitas sobre ti, tus logros, tu aspecto.
  44. No estés siempre “a full” o “muy ocupado”.
  45. Sé abierto a las cosas nuevas.
  46. Vuelve a empezar las veces que sean necesarias.
  47. Busca el “feedback” con todos los que te rodean.
  48. Sé como un niño y diviértete.
  49. Habla con esa persona que te gusta y no te animas a invitar a salir.
  50. Pide una reunión con tu jefe y dile lo que piensas.
Hombre valiente mirando al horizonte

Beneficios de la valentía

Ser más valiente en tu vida cotidiana te permitirá reaccionar de manera más apropiada ante los riesgos y te ayudará a lograr cosas positivas para tu proyecto de vida. Sin embargo, necesitas aprender a aplicar los consejos anteriores para que poco a poco puedas ir más allá de tus miedos y angustias. 

La valentía te da el coraje y las ganas de perseguir las cosas que son importantes para tu existencia. También refuerza e incrementa tu confianza al permitirte cree en tus capacidades.
Es necesario que te des cuenta de que la valentía no es ausencia de miedo, pues este es una reacción normal y adaptativa. Sentir miedo es saludable, así que no te castigues ni asumas que no eres valiente si sientes miedo. Ser valiente quiere decir que puedes actuar a pesar de sentirte temeroso.
Otros beneficios de la valentía son:
  • Te ayuda a percibir el mundo desde una perspectiva diferente.
  • Te capacita para ayudar y servir a otras personas.
  • Puede fomentar la confianza en ti mismo.
  • Te convierte en una persona más completa y amplía las experiencias que tienes en tu vida.
  • Te alienta a luchar por tus sueños y a no dejar pasar las oportunidades que se te presentan.

Ser más valiente no implica hacer cosas extraordinarias

Muchas veces, pensamos que ser más valiente implica hacer cosas extraordinarias que dejen a los demás boquiabiertos. No obstante, atrás quedaron todas esas películas de superhéroes que nada tienen que ver con la vida real. La valentía es otra cosa.

Para finalizar, como has podido comprobar con los consejos para ser más valiente que te hemos brindado antes, son simples los pasos que se pueden dar para ir adquiriendo más y más valor, más y más valentía. Recuerda que no tienes que demostrarle nada a nadie, tan solo a ti mismo.

Ser valiente no es tener miedo, sino saber de qué manera se puede superar el temor

Te podría interesar...
Piensa en lo que harías si no tuvieras miedo
La Mente es Maravillosa
Leerlo en La Mente es Maravillosa
Piensa en lo que harías si no tuvieras miedo

Aprende a ser valiente, a vencer el miedo que se interpone en el camino entre tu y tus sueños.