¿Por qué la palabra “Nankurunasia” es la clave de todo? - La Mente es Maravillosa

¿Por qué la palabra “Nankurunasia” es la clave de todo?

Edith Sánchez 4 enero, 2018 en Literatura y psicología 0 compartidos
Chica en la noche representando el término Nankurunasia

La palabra “Nankurunasia” ha cobrado cierta popularidad porque funge como un mantra. Esta palabra proviene del antiguo Japón. En principio tuvo un significado que se expresaba así: “Nunca olvides quien eres y vive por hoy y por el mañana, que jamás se te olvide sonreír y por terrible que haya sido tu día recuerda que el próximo día el sol te recibirá con una gran sonrisa, tú haz lo mismo”.

Con el tiempo, este amplio significado se sintetizó. También se matizó para expresar un deseo, pero también una afirmación contundente. Actualmente su significado es: “Con el tiempo se arregla todo. Es un bello mensaje, lleno de poder.

Los mantras son recursos para proteger nuestra mente contra los ciclos improductivos de pensamiento y acción”.

-Anónimo-

La palabra “Nankurunasia” tuvo su origen en el dialecto okinawense. Al principio contenía varios términos: “Nankuru nai sa”. Luego estos elementos se fusionaron y fue así como se convirtieron en una sola palabra que encierra un amplio significado.

Nankurunasia, un mantra milenario

Los ancestros japoneses empleaban la palabra “Nankurunasia” para evocar todo lo bueno de la vida. Pronunciaban este término con frecuencia y prácticamente en todo tipo de ocasiones. Sentían que el solo hecho de decirlo les traía paz interior y confianza en lo que estaba por venir.

Por eso, poco a poco la palabra “Nankurunasia” se fue convirtiendo en un auténtico mantra. Esto es, en una expresión que ayuda a conectarse con una vibración interna positiva y alentadora. Un término que se pronuncia con profunda conexión emocional y con el propósito de equilibrar las energías internas.

Los mantras, así como las plegarias, adoptan un significado muy especial para quien les otorga poder. Funcionan. Hacen que el pensamiento se enfoque hacia un punto que es relevante, que convoca sentimientos y emociones constructivas. Mucho más en el caso de la palabra “Nankurunasia”, que se ha convertido en un mantra de esperanza.

árbol representando el Nankurunasia

¿La clave de todo?

“Nankurunasia” es una forma de decir “todo va a estar bien”. De ahí que muchos la consideren como la clave de todo. Tienen razón al pensar así. Finalmente, la confianza en lo que está por llegar es una fuerza gigantesca que nos ayuda a seguir adelante. Esto es aplicable especialmente a esos momentos difíciles en los que tenemos la sensación de que no hay una salida.

La confianza es lo que nos ayuda a persistir. Si no creyéramos que al final todo va a estar bien, seguramente desistiríamos de cualquiera de nuestras empresas cada vez que encontráramos un obstáculo o una barrera que nos detenga. Si hay confianza, en cambio, también es posible reunir la fuerza necesaria para enfrentar esas dificultades que parecen insalvables.

A eso es a lo que nos llama la palabra “Nankurunasia”. A aceptar la sabiduría del tiempo. A entender que si perseveramos, el tiempo mismo se encarga de ir acomodando las cargas. Solo hay que dejar fluir los acontecimientos y poner un poco de confianza en las medidas que llevamos a cabo para que la situación cambie.

Todo es un mantra

Vale la pena recordar que cualquier palabra se puede convertir en un mantra. No tiene que provenir de alguna práctica religiosa o filosófica para que tenga poder. Somos nosotros quienes le otorgamos la fuerza, en especial cuando repetimos esa palabra con una fuerte conexión emocional. Por eso, así como la palabra “Nankurunasia” llama muchas realidades positivas, también hay otras expresiones que consiguen el efecto contrario.

bote de cristal representando el Nankurunasia

Todo aquello que repites con frecuencia se convierte en un mantra personal. Si dices muchas veces “¡Qué aburrimiento!”, es probable que sientas cada vez más tedio y desinterés por todo. Lo mismo ocurre si dices incesantemente “No quiero”, ”No me gusta”, “No puedo” y todas aquellas frases que expresan tu inconformidad, pero que también condicionan mucho tu conducta.

Sin darte cuenta, tus pensamientos y tus emociones comienzan a vibrar en el ritmo de las palabras que utilizas con frecuencia para describir tu estado de ánimo. De ahí que sea tan importante aprender a utilizar el lenguaje de una manera responsable. Sobre todo, de una manera constructiva para nosotros mismos. Las palabras acaban determinando nuestros pensamientos, y estos condicionando toda nuestra vida.

No es gratuito que la palabra “Nankurunasia” haya permanecido vigente durante miles de años. Si bien su uso se había olvidado en parte, jamás desapareció del idioma. Hoy se emplea en todos los rincones del planeta como un canto privado de esperanza y optimismo.

Edith Sánchez

Escritora y periodista colombiana. Ganadora de varios premios de crónica y de gestión cultural. Algunas de sus publicaciones son "Inventario de asombros", "Humor Cautivo" y "Un duro, aproximaciones a la vida".

Ver perfil »
Te puede gustar