5 datos interesantes sobre tu lenguaje corporal

5 datos interesantes sobre tu lenguaje corporal

Yamila Papa 11 Febrero, 2015 en Curiosidades 3 compartidos
5 datos interesantes sobre tu lenguaje corporal

¿Sabías que el cuerpo puede decirnos más cosas que las palabras? Claro, porque no sólo la boca es la que emite los mensajes que queremos expresar, sino también nuestros gestos, nuestra postura y hasta nuestros movimientos tienen la capacidad de trasmitir información.

Conocer un poco sobre el lenguaje corporal nos puede ayudar a desenmascarar a alguien que nos está mintiendo, a conseguir aquello que queremos o a evitar que los gestos nos jueguen una mala pasada frente a los demás.

Según un estudio realizado recientemente, el 55% de los mensajes que enviamos provienen del cuerpo. Esto quiere decir que solamente el 45% restante es por medio de las palabras, sin importar el tono o volumen que utilicemos. El lenguaje no verbal es muy importante y lo utilizamos todo el tiempo.

Esto ha sido analizado por los psicólogos para conocer las reacciones de sus pacientes en la consulta o bien por los encargados de recursos humanos de una empresa antes de contratar empleados.

5 importantes hallazgos sobre el lenguaje corporal

Presta atención a las conclusiones que han derivado de muchas investigaciones a lo largo de los años. Así sabrás qué es lo que significa cada gesto o movimiento que realiza tu interlocutor y hasta tu mismo.

1. Encoger los hombros quiere decir no saber nada sobre algo

Pero atención, que los niños también utilizan este gesto para demostrar que algo no les importa. Es una seña bastante universal levantar los dos hombros a la altura de las orejas cuando nos preguntan algo que no sabemos la respuesta y puede estar acompañado de otros tres movimientos: manos con palmas hacia arriba, cejas levantadas y labio inferior caído.

2. Mostrar las palmas de las manos demuestra honestidad

Esta es una seña muy antigua y la razón es muy simple: estás mostrando que no ocultas nada en tus manos que pueda dañar al otro. Por ejemplo, cuando alguien tiene que dar su testimonio en un juicio, coloca su mano derecha en la Biblia (u otro libro religioso) y levanta la izquierda mostrando la palma hacia el juez, los abogados, el estrado y el público. Esto se asocia a la lealtad, a la sumisión y a la honestidad.

También puede significar “yo no tengo nada que ver”. Para ello, la persona levanta ambas manos a la altura de los hombros o cabeza. “Yo no fui” como dice Bart Simpsons, es la frase que acompaña a esta acción.

3. Apuntar con el dedo puede acusar o demostrar dominación

Recuerda cuando eras niño y hacías algún lío. Seguro tu madre o padre levantaba el “dedo acusador” , sobre todo el índice, y te demostraba que te habías equivocado y que en poco tiempo llegaría el castigo. Al crecer, en una discusión con tu pareja, seguro habrás “sacado varios trapos al sol” con este gesto (o te lo hicieron a ti).

lenguaje2

Por otra parte, apuntar con el dedo índice cerrando la mano quiere demostrar dominación. Es un símbolo que no coloca en el mismo lugar a las personas involucradas, la que está hablando o haciendo este gesto se siente superior a los demás. En el inconsciente nos evoca sentimientos negativos y hasta agresividad. Esto es así porque casi siempre primero llega la acusación y después el ataque.

4. Ojos arrugados es sinónimo de sonrisa verdadera

“Sonrían para la cámara” dice el fotógrafo de una fiesta o alguien que se ha encargado de retratar un evento con su smartphone. ¿Te has dado cuenta de que luego los gestos de las personas parecen “falsos”? Claro, porque prácticamente se los “obligó” a demostrar felicidad para la cámara. Esto no quiere decir que lo estaban pasando mal, pero la pose no es auténtica. Por ello son mejores las fotos espontáneas, donde nadie percibe que les están retratando.

Para tener en cuenta: cuando alguien se ríe de verdad, arruga mucho los ojos. Si está fingiendo, lo único que se moverán son los labios.

5. El contacto visual siempre demuestra interés (pero éste no siempre es positivo)

Se suele creer que cuando se mira a alguien a los ojos es porque se está interesado en ella. Esto es una verdad, pero a medias. Claro, porque todo depende de la circunstancia. Si por ejemplo estás caminando por la calle y un extraño “clava los ojos” en ti, quizás te provoque miedo y se convierta en una amenaza. Por el contrario, si tu pareja te mira fijamente a los ojos, aunque eso te ponga un poco [email protected], quiere decir que le gustas y te quiere.

Por otra parte, los estudios revelan que si alguien te mira detenidamente durante un tiempo prolongado es porque quizás te está mintiendo. Otras señales de la mentira es no parpadear y quedarse muy quieto. La misma persona se está auto recriminando de no decir la verdad. Presta mucha atención a ello.

Yamila Papa

Ver perfil »
Te puede gustar