7 preguntas que pueden cambiar tu existencia - La Mente es Maravillosa

7 preguntas que pueden cambiar tu existencia

Yamila Papa 30 Diciembre, 2014 en Curiosidades 0 compartidos
Cara con los ojos cerrados y una flor

Cuando somos pequeños, todo nos produce curiosidad y llama nuestra atención. Al crecer un poco, queremos tener la respuesta de todo e instigamos a nuestros padres para que nos respondan asuntos tales como ¿de dónde venimos?, ¿por qué morimos?, etc.

Luego, al convertirnos en adultos, no somos tan curiosos como antes. Pero eso no quiere decir que no nos agraden los misterios o los desafíos, solo que estamos muy ocupados como para ponernos a hacer preguntas a ciertas cuestiones. Y allí es cuando damos cosas por sentado, un gravísimo error.

Si tuviéramos la oportunidad de volver a ser peques otra vez, ¿qué cosas crees que les preguntaríamos a los mayores? ¿Qué llamaría nuestra atención? Es una buena idea cuestionarse ciertas “verdades” de vez en cuando. ¡Y sorprenderse con las respuestas!

Si no supieras tu edad, ¿cuántos años crees que tendrías?

Una cosa son los años que vamos cumpliendo siguiendo el calendario y otra muy diferente la edad que tenemos realmente, en lo que se refiere a nuestras características psicológicas.

Si mantenemos la mente abierta, somos curiosos por naturaleza y queremos aprender constantemente, es probable que sumemos años, pero no envejezcamos en relación a las velas que soplamos en cada pastel.

Cara de una persona feliz rodeada de mariposas

Pensar que no podemos hacer algo por la edad que tenemos es una limitación que nos estamos autoimponiendo. ¿Por qué no subir a un carrusel o tomar un helado de fresa si tienes el deseo de hacerlo? Esto no es sólo para los niños, no lo olvides.

“Nuestro corazón tiene la edad de aquello que ama”

-Marcel Prévost-

¿Qué tipo de trabajo te daría más felicidad que dinero?

Los dos sitios donde más tiempo pasamos en nuestra vida son la cama y la oficina. Entonces, si tantas horas diarias, semanales y anuales las usamos para trabajar, ¿no vale la pena hacerlo en algo que realmente nos guste?

Es verdad que el dinero es el que paga la renta, la hipoteca y la comida, sin embargo, puedes tener un trabajo de menos horas o de menor paga que te haga mucho más feliz que tener dinero en la cuenta bancaria. Así es, porque la felicidad no tiene precio.

¿Te gusta lo que haces o sólo te conformas?

Otra gran verdad que es momento de desenmascarar.  Si todos nos hiciéramos esta pregunta al menos una vez en la vida, habría menos personas con cara triste, estresadas o irascibles en la calle.

Con el paso de los años, los seres humanos dejamos de hacer las cosas que nos gustan y nos vamos conformando con el empleo, con la pareja, con la casa, con el sitio donde vamos de vacaciones, con quién pasamos las fiestas, etc. Se supone que los adultos tienen que trabajar 8 horas al día, casarse, tener hijos, comprar una casa, jubilarse y morir. ¿Y si no fuera así?

¿Cuál sería esa única recomendación que le darías a un pequeño?

Si ya tienes niños o al menos sobrinos, seguro querrías darles un gran consejo para el resto de sus vidas. Mejor dicho, para cuando lleguen a la edad adulta… ¿Aplicas ese consejo en tu vida diaria? ¿Por qué crees que has pensado en esa idea en particular?

Piensa en algo realmente bonito. Quizás en este momento no lo comprenda, pero procura que le quede grabado en su memoria para cuando lo necesite y pueda ponerlo en práctica.

¿Qué es lo que te define como persona?

Es la quinta pregunta que vale la pena hacerse al menos una vez en la vida. Y no vale responder la profesión u ocupación, ya que si te quedaras sin trabajo mañana, esa definición sería errónea.

Rostro de mujer en una habitación

¿Cómo crees que te ven los demás? ¿Cuáles son tus mayores dones? ¿Podría decirse que tienes potencialidades o habilidades “extraordinarias”? Ten en cuenta también tus valores y cómo marcas la diferencia entre las personas que te rodean.

¿Con quién te gustaría estar?

Y por último, si mañana fuese el fin del mundo… ¿Quién querrías que estuviera a tu lado? Los vaivenes de la vida, las obligaciones, el trabajo, el ajetreo de la semana o las agendas repletas de tareas nos suelen alejar un poco de las personas que realmente nos importan. Y a veces, cuando queremos pasar un rato con ellas, ya es demasiado tarde.

Entonces, aquellas personas que has anotado como primordiales en tu lista, son con las que deberías pasar más tiempo día a día. No importa si mañana termina o no la vida, porque en definitiva, eso no lo sabemos, ¿Verdad?

Y por último, la séptima pregunta la dejamos en tus manos… Recuerda que debe ser una cuestión profunda y que te invite a reflexionar, que te remueva por dentro… ¡Puedes compartirla con nosotros en un comentario!

Yamila Papa

Ver perfil »
Te puede gustar