5 creencias que destruyen la pareja

Este artículo ha sido verificado y aprobado por Sergio De Dios González el 16 junio, 2015
Okairy Zuñiga · 30 noviembre, 2014

Vivir en pareja tiene sus complicaciones y es muy común que terminemos culpando a la otra persona con el fin de obtener nuestra propia felicidad, aunque solo estamos demostrando nuestra infelicidad. A veces no nos damos cuenta de nuestra responsabilidad en los problemas o los vemos como problemas externos, dejándonos en el papel de víctimas, cuando la realidad es otra.

Estas son cinco creencias que debemos olvidar:

1. Si cambias, la otra persona te amará

Creemos que si cambiamos nuestra forma de vestir, hábitos alimenticios, forma de ser, etc., conseguiremos el amor de la otra persona. Sin embargo, lo único que conseguiremos es ser alguien que realmente no somos y nuestra pareja estará enamorada de una máscara. Esto solo te ocasionará baja autoestima.

2. Nuestra pareja cambiará por nosotros

Esta creencia suele aparecer incluso cuando nuestra pareja nos ha dicho o demostrado de forma clara que no piensa cambiar, pero no escuchamos. Incluso si logras que cambie, siempre acabará volviendo a ser quien realmente es. Así que ya sabes, si tu pareja no te gusta hoy, no es lo que buscas.

3. Lo que dice ahora no es lo que siente realmente

Cuando inicia la relación tendemos a escuchar lo que nosotros queremos y no lo que realmente nos dicen.
Puede ser que incluso cuando la otra persona es totalmente honesta y no dice que “no está preparado para algo serio” o “no quiero hijos”, nosotros solo escuchamos lo que nos interesa. No es raro que con el tiempo salga la típica frase “yo te lo dije”. Si no escuchamos, la relación estará condenada al fracaso.

4. Con tiempo y trabajo, la relación será lo que deseamos

Un gran error que se presenta constantemente es enamorarnos de lo que creemos que será la relación en lugar de ver lo que realmente es. Buscamos lo que para nosotros es la relación perfecta, en la que no hay discusiones, donde tu pareja te pone por encima de todo, tienes una familia perfecta, etc. El problema es que la mayoría de las relaciones no cumplen con todas estas expectativas y hay que aprender a ser realistas.

5. Si la otra persona cambia, seremos felices

Todos buscamos ciertas cualidades en nuestra pareja y cuando estamos con una persona que no las reúne todas podemos caer en la trampa de pensar que si la otra persona cambiase, la relación sería perfecta y nosotros estaríamos felices. Es un error pensar que por el hecho de que nuestra pareja cambie en algo que no nos gusta seremos más felices. Si esto pasa, encontraremos otros defectos que también queremos cambiar e iniciaría un proceso donde la otra persona termina perdiendo su esencia y nosotros su amor.

Analiza tu relación y aprende a ver si realmente estás con quien quieres, de no ser así, elimina estos mitos o termina la relación para tener una vida emocional sana. Es importante saber que una relación basada en falsas expectativas no durará mucho tiempo.