Las 8 fobias más raras que existen

Este artículo ha sido verificado y aprobado por Gema Sánchez Cuevas el 25 julio, 2015
Pedro González Núñez · 24 julio, 2015

 

Una frase del célebre Livio decía que “el miedo está siempre dispuesto a ver las cosas peores de lo que son”. En este sentido, vamos a dedicar unas palabras hoy a las 8 fobias más raras que existen. Te puedo asegurar que muchas de ellas te van a sorprender.

Tal como postula nuestra propia web, la mente es maravillosa. Es tan compleja que a nosotros mismos nos cuesta explicarnos cómo ciertas fobias, por absurdas que parezcan, nos impiden ver el mundo con normalidad.

Recuerda en todo momento tener una mente abierta y comprensiva. Si estás dispuesto a ponerte en el lugar de los demás y trabajas la empatía con corazón y cariño, podrás evitar muchos problemas, fobias y miedos que te pueden impedir ser feliz.

Crometofobia

Comenzamos nuestro repaso por una de las más increíbles que existen. Se llama crometofobia y es una fobia a los valores de capital y al dinero. Es más, no es una moda o un miedo temporal que termina por pasar. Además, no está justificada, por lo que aquellos que la padecen tienen un serio problema.

Es evidente que hemos creado un mundo demasiado complejo para seguir negociando con el trueque. No obstante, pese a que el dinero no da la felicidad, es necesario en estos tiempos en los que necesitamos la moneda para comprar y vender. Así pues, no desees más de lo que tienes ni le tengas miedo. Simplemente sé feliz con lo que te has ganado con tu esfuerzo y perseverancia.

Somnifobia

Decía Calderón de la Barca que “la vida es sueño, y los sueños, sueños son”. Con esta frase siempre bien presente, tal vez se pueda combatir la somnifobia, que es el miedo a dormir.

En este caso, la persona que padece somnifobia piensa que quizás no vuelva a despertar. Esto conlleva a problemas más graves, como trastornos en los ciclos circadianos, capaces de provocar disfunciones alimenticias y problemas mentales dada la falta de sueño y el exceso de vigilia, que suelen acompañar a esta fobia.

Capture

No olvidemos que relativizar puede sernos útil en muchas ocasiones. Dormir es una función natural que además puede ser maravillosa. Nuestro cerebro descansa, acumula conocimiento y permite que la creatividad tenga un lugar de donde partir.

¿Hay algo más bello que eso?

Efebifobia

Vamos ahora con otra curiosa enfermedad, la efebifobia. En este caso el miedo es a los adolescentes. Esta afección se produce en personas que desconfían de la gente por motivos de edad.

Es cierto que la adolescencia no suele ser una época fácil. Muchas son las personas que lo pasaron realmente mal en ese tiempo, sintiéndose abandonados, solitarios e incluso ninguneados.

No obstante, rendirse no suele ser una buena idea.

Cada persona lleva algo bello y maravilloso en su interior. Así, una virtud muy apreciada es aquella que tiene que ver con saber encontrar lo mejor en los demás, a la vez que somos capaces de mostrar lo mejor de nosotros mismos.

Sofofobia

Seguimos en la línea del anterior miedo hablando ahora de la sofofobia. En este caso, la afección radica en el miedo del individuo a la adquisición de nuevos conocimientos.

Como decíamos antes, durante la noche, al dormir, nuestro cerebro procesa y adquiere conocimientos que hemos recibido durante el día. Jamás hay que tener miedo al saber, pues solo así podemos llegar a ser libres.

Fobias

Basofobia

Continuamos nuestro paseo por las fobias más irracionales que se conocen con la basofobia, que es miedo a caer.

Esta fobia se produce principalmente en personas que ha vivido una operación reciente relacionada con la movilidad. Sin embargo, un buen trabajo psicológico y de fisioterapia puede acabar con una afección no tan irracional como pueden pensar algunos.

Fagofobia

¿Te imaginas poder vivir sin comer nada? Algo así desearían aquellos que padecen fagofobia, pues sufren miedo irracional a la ingestión de alimentos y el tener que tragar.

No olvidemos nunca que el comer no es solo una necesidad, también un placer.

El mundo de la alimentación está lleno de pequeños matices que pueden convertir cualquier guiso o plato en auténtico arte culinario. Disfrutemos de todo lo bello de lo que el ser humano es capaz.

Espermatofobia y Medortofobia

Acabamos con dos peculiares fobias relacionadas con la vida sexual de las personas. Por un lado está la espermatofobia, que es el miedo al semen. Mientras tanto, la medortofobia es el temor a las erecciones.

¿Hay algo más bello en el mundo que una maravillosa relación sexual? El placer, el morbo y la sensualidad son parte vital de nuestra existencia. No desperdiciemos la conjunción vital de dos personas con los miedos irracionales.