Apps de salud mental: ¿son efectivas?

La tecnología ha conseguido mejorar nuestra vida en muchos aspectos. Así hoy queremos preguntarnos dónde se encuentran todas esas aplicaciones que dicen ser capaces de mejorar nuestra salud mental.
Apps de salud mental: ¿son efectivas?
Sara González Juárez

Escrito y verificado por la psicóloga Sara González Juárez.

Última actualización: 08 mayo, 2022

En esta nueva era en la que imperan la globalización y la comunicación en remoto, no es de extrañar que las apps de salud mental cuenten con un amplio grupo de clientes. Son accesibles, intuitivas y, sobre todo, gratuitas en su mayoría. Sin embargo, como todo avance en favor del bienestar humano, es necesario estipular unas condiciones de uso adecuadas para su utilización.

El debate sobre estas aplicaciones está abierto, ya que la investigación sobre su eficacia no permite resultados concluyentes. El hecho de que cada una de ellas pertenezca a una empresa y que sean estas parte interesada las que financien muchos de los estudios en el campo aumenta la confusión.

Mujer con una app de salud mental
Estas apps también son una herramienta útil para acabar con el estigma que pesa sobre la enfermedad mental.

¿Qué son las apps de salud mental?

Las apps de salud mental son aplicaciones para el móvil cuyo objetivo es ayudar al usuario a detectar patrones de comportamiento patológicos. El objetivo de algunas de ellas es que el paciente sea capaz de averiguar si padece algún trastorno sin pasar por consulta.

Aquí se agrupan varios tipos de apps, como las de meditación, las intervenciones basadas en mensajes de texto o las aplicaciones para dejar de fumar.

Asimismo, algunas de ellas contienen actividades y ejercicios que, si bien no tratan de sustituir una terapia, sí pretenden ayudar al usuario a cambiar hábitos poco sanos o que están perjudicando a su salud mental. De esta forma, se “emula” todo el proceso de la terapia: entrevista, diagnóstico y tratamiento.

¿Por qué se han hecho tan populares?

Si bien se especula con motivos de inmediatez y comodidad al respecto del éxito de las apps de salud mental, lo cierto es que reúnen otras propiedades que las hacen atractivas al público. Algunas de ellas son las siguientes:

  • Muchas de las aplicaciones son gratuitas: muchas personas que no pueden permitirse pagar una terapia privada optan por probar esta vía para aliviar su malestar psicológico.
  • El estrés y la ansiedad crónicos son una plaga: la competitividad y la eficiencia que dominan el panorama social actual abonan el terreno para estos dos trastornos. Los pacientes suelen pensar que no tienen tiempo para una terapia, por lo que recurren a las aplicaciones.
  • Son un método de acercamiento a la terapia presencial: muchas personas que cargan con el peso del estigma sobre la salud mental y no conocen demasiado sobre el tema, se pueden servir de estas apps para iniciarse.
  • Sirven como apoyo a la terapia convencional: estas apps suelen contener mecanismos para mejorar la adherencia a los tratamientos que proponen, por lo que son de gran ayuda para muchos pacientes.

Es importante tenerlas en cuenta, pues el mundo digital conforma una parte inevitable del desarrollo de la sociedad moderna. Oponerse a ello, en lugar de aceptarlo y encajarlo, solo lleva a cerrar la mente ante herramientas que podrían ser útiles.

¿Son realmente útiles?

Aceptar lo nuevo e integrarlo en la propia vida está muy bien, pero ¿realmente estas apps sirven para superar un trastorno? Lo cierto es que muchos estudios que se han llevado a cabo hasta ahora han arrojado resultados positivos, pero que deben tomarse con precaución.

Es decir, que no existe un sí o un no definitivo para estas apps. Hay miles de ellas y se enfocan en ámbitos variados de la salud mental. Algunas son efectivas, otras no. Es por ello que, de momento, el único consenso al que se ha llegado es el de que no podrían sustituir a una terapia tradicional.

Existe evidencia que respalda su eficacia como herramienta dentro de una terapia presencial. Por otro lado, las personas que emplean este tipo de apps para adquirir hábitos más saludables también se benefician en gran medida.

Mujer con app de meditación
Algunas apps de salud mental enfocadas en mejorar ciertos hábitos saludables sí ayudan a adquirirlos.

Precauciones a la hora de utilizar aplicaciones de salud mental

Como todo, el uso de aplicaciones creadas por empresas que buscan beneficios debe tomarse con reservas. El principal riesgo es, precisamente, el apabullante número de aplicaciones de este tipo que existen, además de su falta de estandarización y regulación.

Si bien muchas de las apps de salud mental tienen sus raíces en estudios fiables y válidos, muchas otras difunden información que puede tener consecuencias adversas para quienes la siguen.

Por eso, si nos decidimos a utilizar una, es recomendable analizar antes de manera crítica todas las referencias y los estudios que puedan respaldar su planteamiento.

Te podría interesar...
5 conceptos básicos de EMDR
La Mente es Maravillosa
Leerlo en La Mente es Maravillosa
5 conceptos básicos de EMDR

Si te interesa aprender sobre la técnica EMDR, existen 6 conceptos básicos que debes conocer para comprenderla mejor.



  • Goldberg, S. B., Lam, S. U., Simonsson, O., Torous, J., & Sun, S. (2022). Mobile phone-based interventions for mental health: A systematic meta-review of 14 meta-analyses of randomized controlled trials. PLOS Digital Health1(1). https://doi.org/10.1371/journal.pdig.0000002
  • Marshall, J. M., Dunstan, D. A., & Bartik, W. (2020). Effectiveness of Using Mental Health Mobile Apps as Digital Antidepressants for Reducing Anxiety and Depression: Protocol for a Multiple Baseline Across-Individuals Design. JMIR Research Protocols9(7), e17159. https://doi.org/10.2196/17159
  • Wang, K., Varma, D. S., & Prosperi, M. (2018). A systematic review of the effectiveness of mobile apps for monitoring and management of mental health symptoms or disorders. En Journal of Psychiatric Research (Vol. 107, pp. 73-78). https://doi.org/10.1016/j.jpsychires.2018.10.006
  • Clay, R. A. (2021). Mental health apps are gaining traction. Monitor on Psychology52(1).
  • Wasil, A. R., Gillespie, S., Patel, R., Petre, A., Venturo-Conerly, K. E., Shingleton, R. M., ... & DeRubeis, R. J. (2020). Reassessing evidence-based content in popular smartphone apps for depression and anxiety: Developing and applying user-adjusted analyses. Journal of Consulting and Clinical Psychology88(11), 983.
  • Martinengo, L., Van Galen, L., Lum, E., Kowalski, M., Subramaniam, M., & Car, J. (2019). Suicide prevention and depression apps’ suicide risk assessment and management: a systematic assessment of adherence to clinical guidelines. BMC medicine17(1), 1-12.