Cuando lleguemos a ese río cruzaremos ese puente

Este artículo ha sido verificado y aprobado por Sergio De Dios González el 25 noviembre, 2015
Sonia Esquinas Jurado · 16 enero, 2014

Esta frase del Emperador Julio César ejemplifica de manera sencilla la necesidad que tenemos de aprender a vivir el momento presente.


Cuántas veces, ante una situación conflictiva, tendemos a adelantar acontecimientos sin tener en cuenta que existen otras posibilidades, y lo peor de todo, es que con la historia que nos quedamos en nuestras cabezas es con gran seguridad, la opción más negativa de todas y NOS LA CREEMOS A PIES JUNTILLAS!, sufriendo así toda la carga emocional que conlleva, aún sin haberse producido en la realidad.

Por todo esto, sería recomendable que nos dieramos cuenta en qué momentos estamos "poniendo el parche antes de que salga el grano" y cuestionarnos si esto que pensamos va a ocurrir realmente así o pueden existir otras opciones. Si lo hacemos, seremos capaces de no quedarnos paralizados en una única posibilidad generalmente con muy pocas probabilidades de que ocurra tal y como lo pensamos.

Es más, ante cualquier acontecimiento de nuestra vida, nos encontramos con dos alternativas, que se desarrolle de manera positva (50%) o que la evolución sea negativa (50%), entonces ¿Qué necesidad tenemos de atender con más intensidad la opción que más daño psicológico nos hace?

En mi propia experiencia, he aprendido a agarrarme a esta frase para frenar la tendencia a adelantar acontecimientos y a esperar a "que salga el grano para poner el parche".
Espero que a vosotros también os pueda ser de utilidad!