Inserción del pensamiento: cuando nuestras ideas no nos pertenecen

Son varias las novelas y películas que tienen un argumento en el que alguien manipula directamente los pensamientos de las personas. Ahora, ¿qué tiene esto que ver con la realidad?
Inserción del pensamiento: cuando nuestras ideas no nos pertenecen
Ebiezer López

Escrito y verificado por el psicólogo Ebiezer López el 08 octubre, 2021.

Última actualización: 08 octubre, 2021

En el cine, la literatura y la televisión han aparecido personajes que tienen la habilidad de insertar pensamientos en la mente de otras personas. Si bien puede parecer una situación que solo existe en la ficción, la verdad es que no se aleja mucho de la realidad. Los pacientes que padecen inserción del pensamiento tienen una experiencia similar.

¿Puede una persona tener pensamientos que no son suyos? Esta rara afección pone en discusión temas como la integración del yo, la consciencia y el contexto del sujeto. A continuación, se estudiará más a fondo la alteración teniendo en cuenta la evidencia científica disponible.

¿En qué consiste la inserción del pensamiento?

Es una afección psicológica del pensamiento que produce en la persona la convicción de que hay ideas en su mente que no le pertenecen. En otras palabras, algún agente externo insertaría pensamientos en el individuo.

Por lo general, se le considera un tipo de delirio que suelen manifestar las personas con esquizofrenia. Sin embargo, hay una discusión abierta sobre si es solo una creencia o una experiencia más estructurada.

De cualquier modo, la inserción del pensamiento es un síntoma típico de los cuadros psicóticos en los que la percepción de la realidad está alterada. La misma se aprecia a través del discurso del paciente, quien expresa que en su mente hay ideas que no son suyas. Asimismo, los agentes que “implantan” los pensamientos pueden ser variados, desde otras personas hasta seres de otros mundos. En algunos casos el paciente no logra identificar de dónde provienen.

En esta misma línea, el contenido de los pensamientos también es diverso, produciendo en la mayoría de los casos un fuerte impacto sobre el afectado. Las personas que sufren inserción de pensamiento podrían manifestar que dichas ideas podrían llevarles a cometer actos terribles; por ello, intentan desterrarlas de su mente. Además, es posible que esos pensamientos insertados motiven distintas conductas que pueden ser peligrosas o no.

Hombre con esquizofrenia

¿Es un delirio u otro tipo de experiencia? Discusión sobre el fenómeno

Los delirios son alteraciones que generan falsas creencias y perturban el modo en que se procesa la realidad. Algunos ejemplos son el delirio de grandeza, la erotomanía, el onirismo, etc.

A lo largo de la historia, la inserción del pensamiento se ha clasificado como una forma de delirio típica de la esquizofrenia. No obstante, hay una controversia acerca de su fenomenología que ha dificultado su estudio. En una revisión, López-Silva (2018) explica que los investigadores no han llegado a un consenso sobre la descripción de esta alteración.

Según el autor, la experiencia reportada por pacientes con inserción de ideas tiene dos partes. Por un lado, están los cambios experienciales que ocurren antes del episodio delirante. La otra parte serían las características subjetivas del síndrome activo. Así, señala que los trabajos hasta la actualidad se centran en esta última.

En consecuencia, el fenómeno no puede ser abordado de forma apropiada hasta que se definan con claridad sus propiedades.

Causas de la inserción del pensamiento

A pesar de los problemas en relación con su descripción, existen investigaciones que especulan, en el buen sentido, sobre la causa del síntoma. En un estudio, Martin y Pacherie (2013) lo asocian con la falta de integración de la consciencia y experiencias internas incoherentes de pacientes con esquizofrenia.

Su hipótesis es que la falta de integración en la consciencia también afecta a cómo se procesa la información del contexto. Por ende, la inserción del pensamiento sería un fallo en la integración de la información contextual de una idea específica. En otras palabras, el pensamiento surge, pero no se organiza con el resto del contexto del paciente. Como resultado, se perciben ciertas ideas como “ajenas”.

Por otra parte, Walsh et al. (2015) presentaron un trabajo sobre el fenómeno del control alienígena en personas con esquizofrenia. Estos son casos donde los afectados afirman que sus movimientos e ideas no provienen de ellos mismos, sino de criaturas extraterrestres. Los investigadores analizaron el cerebro de estos sujetos con imágenes de resonancia magnética.

Los resultados revelaron que la implantación del pensamiento se asociaba con bajos niveles de actividad en diferentes redes neuronales. Entre estas se hallaban el lenguaje, el movimiento y la percepción del propio ser. También se observó una baja activación de la región motora suplementaria (RMS) izquierda. Esto causaba problemas en la conexión funcional de la RMS con las áreas de lenguaje y movimiento.

Cerebro

¿Es posible curar este síntoma?

Como se mencionó antes, la inserción del pensamiento guarda relación con los cuadros de esquizofrenia. Por lo tanto, la intervención para abordar la esquizofrenia es la más adecuada para eliminar esta alteración del pensamiento.

Los planes de intervención pueden incluir tratamiento con antipsicóticos para controlar las alucinaciones, los delirios y cualquier síntoma. Aparte, suele complementarse con psicoterapia para psicoeducar al paciente, al igual que para tratar posibles distorsiones cognitivas, entre otras cosas.

Hasta el momento, no hay tratamientos conocidos que sean específicos para aliviar los síntomas de ideas implantadas. En vista de que se considera que su causa es la esquizofrenia, no sería útil concentrar esfuerzos en eliminar un problema aislado.

En conclusión, esta condición típica de los cuadros psicóticos merece más atención por parte de la comunidad científica. Todavía no está claro cuáles son sus características específicas y los estudios sobre sus causas tampoco son concluyentes.

Todo parece señalar que la inserción del pensamiento responde a dificultades en la integración de la información cerebral. De este modo, las ideas “implantadas” no serían más que pensamientos propios que no se organizan con otros.

Te podría interesar...
Irradiación del pensamiento: ¿por qué puedes leer mi mente?
La Mente es Maravillosa
Leerlo en La Mente es Maravillosa
Irradiación del pensamiento: ¿por qué puedes leer mi mente?

La irradiación del pensamiento es un tipo de delirio que padecen las personas con esquizofrenia. Analizamos en qué consiste.



  • López-Silva, P. (2018). Mapping the psychotic mind: A review on the subjective structure of thought insertion. Psychiatric Quarterly, 89(4), 957-968.
  • Martin, J. R., & Pacherie, E. (2013). Out of nowhere: Thought insertion, ownership and context-integration. Consciousness and Cognition, 22(1), 111-122.
  • Walsh, E., Oakley, D. A., Halligan, P. W., Mehta, M. A., & Deeley, Q. (2015). The functional anatomy and connectivity of thought insertion and alien control of movement. Cortex, 64, 380-393.