La realidad de Instagram

23 Agosto, 2020
Este artículo ha sido escrito y verificado por la psicóloga Laura Ruiz Mitjana
¿Cuál es la realidad de Instagram? ¿Qué hay detrás de sus datos y de la necesidad constante de likes? Conoce más sobre esta plataforma a través de algunas curiosidades que te traemos sobre ella.

Cada mes, 100 000 millones de usuarios se conectan a la plataforma de Instagram y más de 500 millones de personas la utilizan diariamente. Además, en junio de 2018 se alcanzó la cifra de 1000 millones de usuarios activos mensuales (Statista, 2018), aunque estos datos podrían haber aumentado hasta diez veces más en la actualidad, según la misma fuente. En cuanto al perfil del usuario, el 71 % de estos tiene menos de 35 años.

De lo que no cabe duda es de que esta plataforma se expande día a día, una red que además es la vía de negocio de tantísimos influencers, cantantes, artistas, etc.

Cada vez más marcas y empresas apuestan por Instagram a la hora de publicitar sus productos y servicios y lo hacen sobre todo a través de los llamados influencers, es decir, usuarios con miles (y hasta millones) de seguidores y con un mínimo de engagement (nivel de interacción). En relación a esto, hasta un 50 % de los usuarios de Instagram sigue al menos una marca, según datos de Mention (2018).

Amigas viendo redes sociales

Curiosidades y datos sobre Instagram

En este artículo conoceremos la realidad de Instagram (o más bien, una parte de ella), y lo haremos a través de una serie de datos y curiosidades sobre una plataforma que está en el top del marketing digital. Al final del artículo, además, hablaremos de cómo el uso de Instagram puede influir en la autoestima de los usuarios, especialmente los adolescentes.

¿Cuánto tiempo pasamos en Instagram al día? ¿Cuántas empresas utilizan esta plataforma? ¿Cuál es el perfil promedio de usuario? ¡No te pierdas esto y más!

Pasamos 53 minutos al día en Instagram

Según el Estudio Anual de Redes Sociales, pasamos una media de 53 minutos al día en Instagram. Pero, ¿qué hacemos durante ese tiempo? Básicamente interactuar con otros usuarios a través del chat, comentarios, likes… pero también subir contenido y, sobre todo, consumirlo.

Además, como dato curioso, y según el propio Instagram (2018), el hecho de introducir las conocidas stories en la app aumentó la cantidad de tiempo que invertimos en la misma cada día. En este sentido, hasta 500 millones de cuentas de Instagram usan historias todos los días.

En cuanto al tiempo, también es importante la hora a la que nos conectamos más. Este y otros parámetros, las marcas y las influencers lo tienen muy en cuenta a la hora de promocionar y subir contenido. ¡Todo está pensado!

7 de cada 10, chicas

Según datos del portal de estadísticas Statista (2019), 7 de cada 10 usuarios de Instagram pertenecen al sexo femenino. En cuanto a la edad, el promedio se sitúa en los 35 años. Si nos guiamos por rangos de edad, el más popular es el que abarca los 25 y 34 años, seguido por usuarios de entre 18 y 24 años.

“En el pasado, eras lo que tenías, ahora eres lo que compartes”.

-Godfried Bogaard-

Empresas e impacto de las marcas

Según un estudio de 2018, desarrollado por la plataforma Mention, el 71 % de las empresas de EEUU afirma usar Instagram para sus negocios. Además, el mismo estudio revela que más del 80 % de las empresas considera las interacciones en Instagram como la métrica más importante (aunque esta no es fácil de calcular).

En cuanto al impacto de las marcas, y según datos de Facebook (2018), el 83 % de los usuarios de la plataforma afirma descubrir nuevos productos y servicios en Instagram. Por otro lado, para aumentar el impacto de la marca, las stories de Instagram son uno de los recursos más utilizados; según la propia plataforma, 1 de cada 3 historias más vista pertenece a una empresa.

El “empujón” para comprar

Siguiendo con la realidad de Instagram como vía de negocios, según Statista (2018), Instagram ayuda al 80 % de los usuarios a decidir si compra un producto o servicio.

Para lograr este efecto, las empresas se sirven de la psicología aplicada al marketing y lo hacen a través de técnicas y recursos que inciden en la motivación del usuario, en sus necesidades y expectativas, ilusiones, emociones, etc. Muchas de ellas, además, están basadas en la persuasión como factor clave a la hora de convencer o de crear la necesidad de algo, en alguien.

La realidad de Instagram: más allá de los datos

Hemos conocido algunos datos interesantes de esta plataforma que nos acercan a la realidad de Instagram desde un punto de vista más bien objetivo. Pero, ¿qué ocurre con lo que muestran los usuarios en Instagram?

Más allá de las marcas y la publicidad, la mayoría de los usuarios utilizan esta plataforma para compartir contenido de su vida (ya sea íntima o no), contenido divulgativo o académico, reflexiones y textos, conocer gente, etc. Acceder a la plataforma nos hace observar diariamente, y no sin cierto asombro, las aparentes vidas perfectas que muestran la mayoría de usuarios (o al menos, que parece mostrar todo el mundo).

Playas y destinos paradisíacos, hoteles de lujo, ropa increíble, comida para chuparse los dedos, sonrisas y felicidad máxima en cada acción del día… ¿Hasta qué punto es real lo que mostramos (y muestran) en Instagram? Es un buen ejercicio reflexionar sobre ello.

Chica haciéndose un selfie mientras su novio no quiere

Lo que está claro es que, cada vez más, hay personas que utilizan esta y otras redes sociales para mostrar (y demostrar) su felicidad de forma constante, pero muchas veces la realidad de Instagram dista mucho de la realidad auténtica. Piénsalo por un momento: cuando te sientes feliz de verdad, ¿tienes la necesidad de mostrarlo en las redes sociales tienes suficiente con disfrutar el momento?

¿Autoestima en función de likes?

En línea con lo comentado, hay personas que acaban midiendo su propia felicidad (y autoestima) en función de los likes que reciben, y esto es altamente peligroso, ya que la autoestima es algo que debe construirse desde dentro hacia afuera, no de fuera hacia dentro.

José Ramón Ubieto, profesor de Psicología de la UOC, afirma que “la lógica de ser permanentemente validado y aprobado por los demás, es una variable muy importante para los adolescentes, aunque no es la única“. El problema llega cuando esta validación y aprobación proviene de los likes emitidos por los demás (muchas veces incluso, por personas desconocidas).

“Solo si me siento valioso por ser como soy puedo aceptarme, puedo ser auténtico, puedo ser verdadero”.

-Jorge Bucay-

Chica sujetando un like

Trastornos asociados

Úrsula Oberst, Doctora en Psicología y profesora en la Universidad Blanquerna, considera que si las personas tienen cierta vulnerabilidad a padecer un trastorno, “las redes sociales actúan como un mediador entre esta vulnerabilidad y la depresión, a las que son más propensas las chicas, y la ansiedad en el caso de los chicos”.

En relación a la medida que tomó Instagram hace poco de eliminar el número de likes de las publicaciones, Oberst afirma la eliminación de los me gusta es una buena medida. En la adolescencia, la autoimagen es muy importante y el hecho de que no veas los likes que reciben los demás elimina los efectos de comparar la cantidad de me gusta que recibes tú con las que reciben los otros como indicador de popularidad”.