¿Qué es el método socrático y cómo se aplica en psicología?

El método socrático se utiliza en psicoterapia para estimular la reflexión del paciente. ¡Te contamos más sobre cómo aplicarlo!
¿Qué es el método socrático y cómo se aplica en psicología?
Laura Ruiz Mitjana

Escrito y verificado por la psicóloga Laura Ruiz Mitjana el 22 julio, 2021.

Última actualización: 22 julio, 2021

La psicoterapia es una herramienta que nos permite conocernos más a nosotros mismos y, sobre todo, mejorar nuestro estado de ánimo y potenciar nuestro bienestar. Un recurso que se utiliza en este contexto, sobre todo desde la orientación cognitivo-conductual, es el método socrático.

A grandes rasgos, este método consiste en ir haciendo preguntas al paciente sobre lo último que ha dicho en relación a un tema (y contestando a una pregunta anterior), con el objetivo de llegar al quid de la cuestión (eso es, a las creencias más arraigadas del paciente, a la esencia de sus pensamientos y sus conflictos, etc.). ¿En qué consiste exactamente y cómo se aplica en psicología?

¿Qué es el método socrático?

El método socrático es un método que favorece que la persona pueda ir profundizando en su propia mente y reflexionando sobre lo que le sucede. Se trata de un diálogo entre dos o más personas, una de las cuales guía a la otra u otras mediante una serie de preguntas.

La persona que ejerce de guía, en este caso el terapeuta, acompaña al paciente para que sea él misma el que encuentre las respuestas que necesita para avanzar. A través de este método se emplean también otros recursos, como la ironía y la resolución de dudas y conflictos.

El objetivo es que el paciente llegue a las respuestas que él necesita por sí mismo o bien sea capaz de reconocer que aún no dispone de las respuestas que necesita (que reconozca que aún no sabe qué quiere o qué necesita).

Psicóloga hablando con su paciente en terapia

¿Cómo se lleva a cabo?

A través del método socrático, el terapeuta va enlazando preguntas en función de las respuestas del paciente. Se trata de ir indagando, de ir “quitando” capas hasta llegar al quid de la cuestión (a la esencial del problema o al “punto clave”). De esta forma, el terapeuta responde con otra pregunta a la respuesta del sujeto.

La idea es ir conduciendo el pensamiento del paciente hacia la raíz, hacia lo más profundo de su psique, pero sin influenciarle, eso es, sin modificar su forma de pensar.

El funcionamiento general es el siguiente: se elige una tema o una afirmación concreta del paciente, que se considera verdadera, y se examina poco a poco para que pueda, o bien confirmarse, o bien falsearse. Si se falsea, la idea es que posteriormente el paciente pueda generar nuevos conocimientos al respecto y llegar a nuevas respuestas.

Tipos de preguntas y ejemplo

Las preguntas que se van haciendo a través del método socrático son, en general, de tipo inductivo. Las preguntas inductivas dirigen, de forma sutil, la respuesta de la persona en función de los objetivos del terapeuta.

No es que el terapeuta “quiera” que el paciente responda una cosa u otra, sino que quiere que llegue a una conclusión según unas hipótesis previas (o al menos, que llegue a la parte más profunda de su conflicto). Se trata de preguntas bastante simples que responden a cuestiones del tipo: “¿Qué?”, “¿cómo?”, “¿por qué?” y “¿para qué?”. Son sobre todo preguntas de “por qué”, que buscan indagar en la causa del problema o que el paciente reflexione sobre lo que le sucede.

Un ejemplo de método socrático sería el siguiente. El paciente afirma “me llevo muy mal con mi hermano”, y como terapeutas, iniciamos el proceso, preguntándole lo siguiente:

  • Terapeuta (T): ¿Qué es lo que te lleva a pensar que te llevas mal con tu hermano?
  • Paciente (P): Que tenemos mala relación, nunca nos hemos llevado bien, siempre discutimos.
  • T: ¿Por qué crees que siempre discutís?
  • P: Porque siempre ha pensado que le tenía envidia.
  • T: ¿Por qué ha pensado eso?
  • P: Porque de pequeños mis padres le dedicaban más atención a él, “era el preferido”.
  • T: ¿Cómo te hacía sentir que él fuera el preferido?
  • Etc.

El método socrático se puede ir alargando cada vez más hasta llegar a lo más profundo de la cuestión que plantea el terapeuta. Como vemos, se busca indagar a través de lo último que dice el paciente.

El método socrático en psicología

¿Cómo se aplica en psicoterapia el método socrático? Se puede aplicar desde diferentes corrientes, aunque se utiliza sobre todo desde la corriente cognitivo-conductual. Su objetivo es cuestionar las creencias desadaptativas del paciente.

De esta forma, el paciente expone una creencia muy arraigada que le genera malestar, y el terapeuta empieza a indagar en ella con el objetivo de cuestionarla y “desmontarla” (más bien, que la desmonte el propio paciente).

Es un método que invita a la reflexión, al cuestionamiento y a la introspección. Herramientas fundamentales en psicoterapia, muy enfocadas a que la persona se conozca más a sí misma y sea ella misma quien llegue a sus propias conclusiones, así como a desarrollar sus propios recursos.

Mujer en el psicólogo

Un gran método para reflexionar

Como hemos visto, el método socrático resulta muy útil para promover la reflexión en el paciente. Para aplicarlo, debemos conocer exactamente cuál es nuestro objetivo como terapeutas. No se trata solo de ir haciendo preguntas, sino de saber por qué hacemos esas preguntas y hacia dónde queremos conducir al paciente.

Es útil también si elaboramos hipótesis en torno a un problema del paciente, y queremos que sea él mismo quien llegue a una determinada conclusión. Así, es un método que permite movilizar los recursos del paciente y aprovecharlos para que se vaya conociendo, entendiendo y sintiendo mejor.

“Conócete a ti mismo significa esto, que te familiarices con lo que sabes y lo que puedes hacer”.

-Menander-

Te podría interesar...
Técnicas de la psicología positiva para aplicar en casa
La Mente es Maravillosa
Leerlo en La Mente es Maravillosa
Técnicas de la psicología positiva para aplicar en casa

Aplicar las técnicas de la psicología positiva nos acercará a una vida más feliz y plena, y prevendrá la aparición de ciertos problemas emocionales...



  • Caballo. (2000). Manual para el tratamiento cognitivo-conductual de los trastornos psicológicos. Vol. 1 y 2. Madrid. Siglo XXI.
  • García-Campayo, J., Hidalgo, I. y Orozco, F. (2006). Psicoterapia de resolución de problemas en atención primaria. 1st ed., Ars Medica.
  • Moreno, A. (2012). Terapias cognitivo-conductuales de tercera generación (TTG): La atención plena/mindfulness. Revista Internacional de Psicología, 12(1).
  • Partarrieu, Andrés (2011). DIÁLOGO SOCRÁTICO EN PSICOTERAPIA COGNITIVA. III Congreso Internacional de Investigación y Práctica Profesional en Psicología XVIII Jornadas de Investigación Séptimo Encuentro de Investigadores en Psicología del MERCOSUR. Facultad de Psicología - Universidad de Buenos Aires, Buenos Aires.
  • Segura, C. (2017). El método socrático hoy. Para una enseñanza y práctica dialógica de la filosofía. Madrid: Escolar y Mayo.