¿Qué tipos de feminismos existen?

Este artículo fue redactado y avalado por el psicólogo Roberto Muelas Lobato
7 octubre, 2017
Cuando oímos hablar sobre el feminismo, en ocasiones pensamos que se trata de un movimiento unificado, con unas bases generales para todo el mundo. No obstante, en la actualidad, existen muchos tipos de feminismos. A continuación veremos los más interesantes

Si bien bajo la etiqueta de feminismos se agrupan un conjunto de movimientos cuyo objetivo último es la liberación de la mujer, no es menos cierto que no hace falta profundizar demasiado en su análisis para ver las diferencias entre los diferentes tipos de feminismos.

Los diferentes movimientos que componen el feminismo a nivel mundial toman diferentes formas, tanto en sus principios como en sus maneras de expresión. Dependiendo del movimiento del que hablemos, van a surgir diferentes tipos de feminismos. Al mismo tiempo, estos movimientos se pueden interpretar desde diferentes ámbitos como el político, el cultural, el económico o el social.

Dada la diversidad de movimientos, algunos tipos de feminismos, en ocasiones, entran en disputas dialécticas. Algunos de estos movimientos son el liberal, el materialista, el radical, el separatista, el ecofeminismo, etc. Sin embargo, en este texto vamos a centrarnos en otros tipos de feminismos. Los cuales pueden ser diferenciados desde el ámbito de la cultura. Estos son: el «feminismo occidental», el «feminismo negro», el «feminismo islámico» y el «feminismo indígena».

«Ser una mujer libre, es tener pasión por la catástrofe. Para derribar la opresión desde los cimientos e iluminar la oscuridad de la historia: para declararse, a gritos, dueña de una voz, un cuerpo y una vida… Una mujer tiene que pensarse terremoto, un fuego que devora, una flor que muerde».

-Vanessa Rivera de la Fuente-

Tipos de feminismos

Mujeres feministas

Ser mujer en en algunas sociedades supone vivir en un constante estado de vulnerabilidad y riesgo. Una de las claves para el control de las mujeres es la violencia. La violencia que experimentan a lo largo de su vida, y que puede ser física, emocional, simbólica o estructural.

Ante esta violencia, las mujeres se han pronunciado proclamando la revolución de su subjetividad. Algunas mujeres han ido luchando por la liberación, la igualdad de derechos y la paz. La lucha contra el patriarcado es una pelea que debe extenderse a todos los ámbitos de la vida en los que existe una supuesta superioridad por parte de los hombres.

Por otro lado, la forma de opresión de las mujeres cambia a lo largo del mundo. Está claro que no es lo mismo para una mujer vivir en Europa que en África. Es por ello por lo que han surgido distintos movimientos feministas que buscan liberarse desde distintas perspectivas.

1. Feminismo occidental

El feminismo occidental o blanco no ha sido el más desarrollado, pero sí sobre el que más se ha escrito. Su historia es tan amplia que existen diferentes movimientos muy dispares. Sin embargo, sí que podemos rescatar algunos de los momentos más memorables de estos tipos de feminismos.

Trabajadores leyendo noticias

Uno de ellos es el “manifiesto de las 343 guarras” en el que 343 mujeres que habían abortado se declaraban culpables. Este gesto les dio visibilidad, tanta que la revista Charlie Hebdo les dedicó una portada bajo el satírico título “¿Quién dejó preñadas a las 343 guarras del manifiesto sobre el aborto?”.

La lucha del feminismo occidental, donde ya hace décadas que se alcanzó la plena igualdad de derechos, está claro que no podía representar la lucha de todas las mujeres. Las mujeres del resto del mundo se dieron cuenta de que las experiencias de las mujeres de clase media-alta blancas no eran las suyas. Por ello, otros movimientos feministas adquirieron importancia, como se verá a continuación.

«El opresor no sería tan fuerte si no tuviese cómplices entre los propios oprimidos”

-Simone de Beauvoir-

2. Feminismo «negro»

Este movimiento, además de tener en cuenta el sexismo, argumenta que la opresión de clase y el racismo también afecta a las mujeres. Estas tres formas de opresión se encuentran unidas haciendo que las mujeres negras y pobres tengan que enfrentar más problemas que las mujeres blancas y ricas. Desde el «feminismo negro» surgió el término «feminismo blanco», a fin de destacar el problema del racismo y de la desigualdad que vivía la población negra y no la blanca.

Black panther Pantera negra mujeres

Un ejemplo simbólico del feminismo negro lo propiciaron las mujeres sudafricanas que unieron sus voces para cantar una canción de protesta que fue compuesta en honor a la ocasión: Wathint’Abafazi Wathint’imbokodo (“Si tu golpeas a una mujer, golpeas una roca y eres tú él que te vas a quebrar”).

«Tenemos que cambiar nuestra propia percepción, la forma en cómo nos vemos a nosotras mismas. Tenemos que dar un paso adelante como mujeres y tomar la iniciativa»

-Beyoncé-

3. Feminismo «islámico»

Este movimiento reivindica el papel de las mujeres dentro de la cultura del islam, una de las civilizaciones que más oprime a la mujer. Como se ve, este feminismo, va muy por detrás del feminismo occidental, donde la igualdad ante la Ley es un hecho. La educación es uno de los pilares sobre los que más fuerza hace este movimiento que busca la igualdad de derechos y liberar a la mujer.

Aunque existen movimientos extremistas que niegan que la religión pueda ser compatible con el feminismo, este movimiento se ha instaurado en muchos países. Su respuesta se basa en la interpretación del Corán, el libro sagrado de los musulmanes. El libro, abierto a múltiples interpretaciones, también permite una interpretación feminista como la que realizó Fátima Mernissi en su libro “El harén político: el profeta y las mujeres”.

“A diferencia del hombre musulmán, que establece su dominación por medio del uso del espacio (excluyendo a la mujer de la arena pública), el occidental manipula el tiempo y la luz. Este último afirma que una mujer es bella sólo cuando aparenta tener catorce años”.

-Fátima Mernissi-

4. Feminismo «indígena»

En Sudamérica, el feminismo está inspirado en otros movimientos de liberación. Por ejemplo, la teología de la liberación, la filosofía de la liberación o la pedagogía del oprimido. El legado de figuras como el Che Guevara o Frida Kahlo también está presente.

Estos movimientos incorporan al feminismo los conocimientos que durante años han desarrollado las mujeres indígenas. Este es uno de los tipos de feminismos que está en contra de los movimientos imperialistas y se encuadra dentro del pensamiento poscolonial.

mujer indígena víctima de las tradiciones sexuales, tipos de feminismos

Tipos de feminismos: ¿Debilidad o fortaleza?

Como se ha visto existen diferentes tipos de feminismos. Esta diferencia, más que alejar a las mujeres en su lucha por la liberación, enriquecen el movimiento. Los diferentes movimientos convergen en su principal objetivo incorporando desigualdades que los otros movimientos no incorporaban. Como relatan las “comandantas” zapatistas:

Las mujeres no desean “no ser mujeres”, no maldicen el haber nacido mujeres, pero quieren que ser mujer deje de ser una marca, un pecado, el estigma que nos predestina a ser víctimas directas. En el zapatismo no existen las etiquetas: alta, chaparra, gorda, flaca, güera, prieta, vieja, joven; en el zapatismo hay un movimiento que te respeta porque te ama como eres y que al mismo tiempo te hace ser mejor persona…mejor mujer.

  • Butler, J. (2007). El género en disputa: el feminismo y la subversión de la identidad. Paidós.
  • Moore, H. L. (1991). Antropología y feminismo (Vol. 3). Universitat de València.
  • Valcárcel, A. (2013). Feminismo en el mundo global. Ediciones Cátedra.