Síndrome de hiperemesis cannabinoide: ¿qué es?

La hiperemesis cannabinoide es un problema de salud que puede afectar a los consumidores crónicos de cannabis. En este artículo te explicamos en qué consiste y cómo tratarlo.
Síndrome de hiperemesis cannabinoide: ¿qué es?
Montse Armero

Escrito y verificado por la psicóloga Montse Armero el 20 octubre, 2021.

Última actualización: 20 octubre, 2021

La hiperemesis cannabinoide es un síndrome poco frecuente que se manifiesta entre los consumidores habituales de cannabis. Fue descrito por primera vez en 2004 por Allen et al. y se caracteriza por episodios recurrentes de náuseas, vómitos y dolor abdominal.

Los vómitos acostumbran a durar entre 2 y 4 días y no responden al tratamiento habitual con antieméticos. En cambio, los baños calientes sí alivian la sintomatología de la mayoría de los pacientes. No obstante, esta solo desaparece del todo con el cese de consumo de cannabis.

Dado que el síndrome de hiperemesis cannabinoide es una afección muy poco habitual, las personas suelen tardar en ser diagnosticadas correctamente. De hecho, se estima que desde el inicio de los síntomas al diagnóstico correcto pasan unos 6,1 años de media.

¿Qué causa el síndrome de hiperemesis cannabinoide?

El cannabis contiene diferentes sustancias en su composición química. Una de las más conocidas es el tetrahidrocannabinol, o también conocido como THC, el máximo responsable de los efectos psicoactivos de la droga. El THC actúa modificando los receptores neuronales del cerebro. Además, también afecta otros sistemas, corporales como el circulatorio o el respiratorio, aunque no son los únicos.

A corto plazo, el consumo de THC actúa sobre el sistema digestivo pudiendo generar sequedad bucal o aumento del apetito. Su consumo tambiénayuda a prevenir las náuseas y los vómitos que se dan, por ejemplo, en muchos pacientes que siguen un tratamiento de quimioterapia.

Sin embargo, el uso continuado de cannabis puede hacer que determinados receptores del cerebro dejen de responder a la droga de la misma forma. Así, podría ser que el exceso de consumo cause justo el efecto contrario, aunque esto es tan solo una hipótesis.

Al ser un síndrome tan poco frecuente y estudiado, los investigadores desconocen la etiología y fisiopatología exactas. Por lo tanto, aún no hay una respuesta específica a por qué la hiperemesis cannabinoide se manifiesta en algunos consumidores y en otros no.

Hombre tirado en la cama con síndrome de hiperemesis cannabinoide

Síntomas principales de la hiperemesis cannabinoide

La hiperemesis cannabinoide se manifiesta de forma distinta en función de la fase en la que se encuentre. Así, podríamos describir una primera fase llamada prodrómica, en la que los sujetos sienten náuseas matutinas y dolor abdominal. Este periodo puede alargarse meses y años.

La segunda fase, la más aguda y que requiere en muchas ocasiones de hospitalización, es la fase hiperemética. Se caracteriza por los siguientes síntomas:

  • Náuseas constantes.
  • Vómitos repetidos.
  • Malestar y dolor abdominal.
  • Reducción de la ingesta de alimentos.
  • Pérdida de peso.
  • Deshidratación.

En la tercera etapa, llamada fase de recuperación, los síntomas agudos desaparecen y la persona vuelve paulatinamente su peso. Ahora bien, si retoma el consumo de cannabis, es probable que los síntomas de la fase hiperemética regresen.

¿Cuáles son los principales tratamientos?

El tratamiento más efectivo para reducir los síntomas de la hiperemesis cannabinoide es dejar de consumir cannabis. Aun así, es posible que la persona necesite igualmente ser hospitalizada dada la gravedad de la clínica, especialmente en la fase hiperemética. Los tratamientos que se administran de manera más habitual son los siguientes:

  • Duchas o baños calientes repetidos a lo largo del día.
  • Antieméticos para reducir los vómitos.
  • Analgésicos para aminorar el dolor.
  • Hidratación por vía intravenosa.
  • Inhibidores de la bomba de protones para disminuir la inflamación de estómago.
  • Administración de benzodiacepinas.
  • El haloperidol ha demostrado buenos resultados.
  • Aplicación en el torso una pomada a base de capsaicina tópica.
  • Inicio de un programa de rehabilitación por consumo de cannabis.
Pastillas

¿Qué se puede hacer para prevenir la hiperemesis cannabinoide?

La mejor prevención para este síndrome es, como hemos comentado, no consumir ningún tipo de sustancia que contenga cannabis. Solamente evitando el consumo por completo será posible una prevención óptima o una recuperación de los síntomas en la mayoría de los casos.

El problema está en que el consumo continuado de cannabis perjudica la correcta toma de decisiones y además los sujetos continúan su consumo dada su adicción. Esto implica que en muchas ocasiones la clínica se cronifique.

Los efectos perjudiciales del consumo de cannabis han sido estudiados ampliamente desde hace décadas. La dificultad de toma de decisiones es solo un ejemplo. Pero el deterioro cognitivo, la disminución del rendimiento, la impulsividad o la predisposición a manifestar un trastorno psicótico son otros de los muchos efectos secundarios del consumo de cannabis.

Por ello, y para evitar cualquier complicación, la mejor opción es evitar el consumo. De ese modo no solo se logrará remitir la mayoría de los síntomas, sino que la persona mejorará en otros aspectos cruciales de su salud. En caso de tener dificultades para dejar de consumir cannabis, una buena opción será consultar con un especialista experto en adicciones para que nos oriente al mejor programa de rehabilitación.

Te podría interesar...
Los efectos del cannabis en el cerebro a largo plazo
La Mente es Maravillosa
Leerlo en La Mente es Maravillosa
Los efectos del cannabis en el cerebro a largo plazo

¿Conoces cuáles son Los efectos del cannabis en el cerebro a largo plazo? En este artículo te hablamos de los últimos estudios realizados en este t...



  • Alameda, J.R., Salguero, M.P., Merchán, A. y Paíno, S. (2014). Mecanismos cognitivos en la toma de decisiones arriesgadas en consumidores de cannabis. Adicciones, Vol.26 (2), 146-158. [fecha de consulta 18 de octubre de 2021]. Recuperado de https://www.adicciones.es/index.php/adicciones/article/view/16/17
  • Allen, J.H., De Moore, G.M. y Heddle, R. (2004). Cannabinoid hyperemesis: cyclical hyperemesis in association with chronic cannabis abuse. Gut Vol. 53, 1566-1570. [fecha de consulta 18 de octubre de 2021]. doi: 10.1136/gut.2003.036350
  • Contreras, C., Mola, M., Batlle de Santiago, E., et al. (2016). Síndrome de hiperemesis cannabinoide. Reporte de seis nuevos casos clínicos y resumen de casos previos publicados. Adicciones, Vol. 28, (2)90-98. [fecha de consulta 18 de octubre de 2021]. Recuperado de https://www.adicciones.es/index.php/adicciones/article/view/776/731
  • Murillo G. y Llorens, P. (2017). Perspectivas en el tratamiento en el síndrome de hiperemesis por cannabis. Adicciones, Vol.29 (2), 134-135. [fecha de consulta 18 de octubre de 2021]. Recuperado de https://adicciones.es/index.php/adicciones/article/view/875/850