11 tipos de vagina según la forma de la vulva (y sus características)

Todas las mujeres somos diferentes, y esto incluye nuestra anatomía a nivel de órganos sexuales. ¿Qué tipos de vagina existen? ¿En qué se diferencian vulva y vagina?
11 tipos de vagina según la forma de la vulva (y sus características)
Laura Ruiz Mitjana

Escrito y verificado por la psicóloga Laura Ruiz Mitjana el 07 julio, 2021.

Última actualización: 07 julio, 2021

¿Qué tipos de vagina existen? Antes de entrar en materia, conviene hacer una pequeña diferenciación entre vagina y vulva, porque son conceptos que se suelen usar indistintamente, pero que no son exactamente lo mismo.

La vulva es el conjunto de órganos genitales externos de la mujer e incluye los labios vaginales (internos y externos), el clítoris, la abertura vaginal y el orificio uretral. En cambio, la vagina es un conducto fibromuscular elástico que conecta la vulva con el cérvix y el útero. Así, la vagina es el conducto que se extiende desde la vulva hasta el útero.

Sin embargo, en el lenguaje cotidiano, cuando hablamos de vagina muchas veces pensamos en la vulva (o nos referimos a ella). Para no generar más confusión, y hecha la aclaración previa, en este artículo nos referiremos a la vagina de forma genérica, pero nos estaremos refiriendo a la vulva.

7 tipos de vagina

¿Qué tipos de vagina existen? ¿Qué formas diferentes puede adquirir la vulva? Y es que, la vagina y las estructuras externas de la vulva pueden variar mucho en cuanto a sus características morfológicas. Os hablamos de 7 tipos de ellas.

Mujer tumbada en la cama

Labios menores asimétricos

Uno de los tipos de vagina es aquella con los labios menores asimétricos. Así, uno de los lados de los labios menores es más largo que el otro. Este lado sobrepasa a los labios mayores. Se trata de un tipo de vagina bastante frecuente.

Labios menores prominentes

Según los expertos, se trata de uno de los tipos de vagina más comunes. Sin embargo, también es el que más complejos causa. En este caso, los labios menores sobrepasan a los mayores porque son ligeramente más largos que estos.

Labios pequeños y abiertos

Se trata de un tipo de vagina con los labios muy pequeños y abiertos. En esta morfología, los labios mayores producen la sensación de “estar abiertos”. Los labios menores siguen siendo visibles.

Labios pequeños y cerrados

Al contrario que en el tipo anterior, en este caso los labios pequeños están cerrados. Se trata del tipo menos frecuente, a pesar de que muchas mujeres lo desean. Es el que más abunda en las escenas pornográficas.

En este caso, los labios mayores contienen por completo a los menores, quedando estos últimos ocultos. Este tipo de vagina, según la forma de la vulva, es similar a la forma de un ojo cerrado. Así, se trata de vaginas ligeramente estrechas que aparecen como cerradas.

Labios menores visibles

El siguiente de los tipos de vagina muchas veces es descrito como “una flor a punto de florecer”. En este caso, los labios menores sobrepasan a los mayores a lo largo de toda su extensión, y los abrazan por encima.

Labios mayores prominentes

En este caso, se trata de una vagina con los labios mayores bastante grandes (pudiendo ser gruesos o largos). Además, estos quedan más abajo que los labios menores.

Labios mayores curvados

En esto otro de los tipos de vagina encontramos que los labios mayores están bastante curvados. Esto hace que dejen a la vista a los labios menores, y que ambos se unan creando una especie de forma de «herradura».

Otros tipos de vagina según su forma

Hemos visto las características de algunas vulvas según el tamaño y forma de sus labios menores y mayores. Veamos ahora otros tipos de vagina según la imagen a la que recuerdan:

Cisne

Otro de los tipos de vagina es el que tiene forma de cisne o de percebe. Los labios menores, bastante visibles, son más grandes que los mayores. El clítoris es de gran tamaño, y este sobresale de forma que se ve con gran facilidad.

Llama olímpica

Anatómicamente, la forma de esta vulva recuerda a una antorcha prendida de una llama olímpica. El clítoris tiene una especie de capuchón más grande que el órgano que recubre.

Baja de cola

En este caso, los labios menores son un poco más grandes que los mayores y recubren a estos. Su tamaño hace que tengan pliegues y ondulaciones. En esta forma, los labios menores no siempre recubren por completo los labios mayores.

Inflada

Se trata de una forma similar a la del “ojo cerrado”; sin embargo, aquí los labios tienen un aspecto como de estar inflamados o sobresalidos un poco del hueso púbico.

Mujer con un girasol

Diferencias según el color

El color de la piel de nuestra vulva puede variar mucho. Según los médicos, encontramos cuatro tipos de colores:

  • Vino.
  • Rojo.
  • Rosado.
  • Borgoña.

Este color depende de la genética de cada mujer y también del flujo sanguíneo. Por ejemplo, en una fase de excitación, el flujo sanguíneo se incrementa y por lo tanto, la vulva puede parecer de color púrpura.

En ciertas afecciones médicas, el color de la vulva también cambia. Por ejemplo, si sufrimos una infección vaginal, la vulva puede adquirir una tonalidad púrpura o incluso roja.

¿Por qué son diferentes las vaginas?

Todas somos diferentes a nivel anatómico, ¿por qué no iba a serlo también nuestra vagina? Así, las mujeres tenemos diferentes tipos de vagina y vulva por diferentes razones: la primera de todas, por un tema de genética. Por otro lado, el color de la vulva puede variar también según si padecemos alguna afección médica (por ejemplo, una infección), según el estado de excitación del organismo (debido al flujo sanguíneo), etc.

La forma también puede variar mucho. Además, factores o circunstancias como haber dado a luz (y según el número de veces), la edad o el envejecimiento pueden influir en la forma y aspecto de la vagina y la vulva. La vejez se relaciona sobre todo con propiedades de las mismas, siendo una de ellas su capacidad de lubricación.

Te podría interesar...
El curioso manual de sexo, prohibido durante 3 siglos
La Mente es Maravillosa
Leerlo en La Mente es Maravillosa
El curioso manual de sexo, prohibido durante 3 siglos

Solo hasta 1960 pudo comenzar a circular un antiguo manual de sexo del siglo XVII, que fue prohibido durante casi tres siglos.



  • Latarjet, Ruiz y Pró. (2019). Anatomía Humana. (Ed. 5°). Editorial Médica Panamericana.