5 hábitos saludables para las madres a tiempo completo - La Mente es Maravillosa

5 hábitos saludables para las madres a tiempo completo

Raquel Lemos Rodríguez 15 marzo, 2018 en Hábitos saludables 701 compartidos
madres a tiempo completo con su hijo

Las madres a tiempo completo realizan una maravillosa labor, pero a veces acaban olvidándose de ellas mismas. Las preocupaciones, la falta de descanso y mantener la atención en varias cosas a la vez pueden influir su salud emocional. Por eso, hoy vamos a descubrir 5 hábitos saludables para las madres a tiempo completo que intentarán resolver todos estos problemas.

Antes de ver cada hábito y reflexionar sobre él, tenemos que ser conscientes de que en ocasiones resultará difícil llevarlos a cabo. Pueden surgir muchos imprevistos que hagan tirar por la borda aquello que con antelación se había planificado. Por este motivo, siempre hay que ser flexibles. Si no se pueden poner en práctica los siguientes hábitos o requieren de una adaptación particular, no pasa nada. Se trata de cuidarse poco a poco.

1. Reservar tiempo para sí mismas

Las madres a tiempo completo necesitan tiempo para sí mismas, para cuidarse y prestarse atención. El problema es que la mayor parte de este están ocupadas. Una buena opción es levantarse muy temprano por la mañana. De esta forma, todo el mundo estará durmiendo y podrán disfrutar de algunos minutos para ellas.

mujer descansando en el desayuno representando a las madres a tiempo completo

Pueden aprovechar este tiempo para darse mismos o para organizar el día en su agenda. También pueden hacer ejercicio, leer un libro, darse un baño relajante o desayunar tranquilamente. Lo importante es disfrutar haciendo lo que les gusta y que a otras horas del día les resulta imposible.

Las madres a tiempo completo están ahí para los demás, pero ellas también necesitan dedicarse tiempo a sí mismas.
Compartir

2. Brindar tiempo de calidad a los hijos

Las madres a tiempo completo pasan la mayor parte del tiempo con sus hijos. Pero que estén con ellos físicamente no implica que el tiempo que les dedican sea de calidad. ¿Qué quiere decir esto? Que si no comparten juegos con sus hijos o solo hablan con ellos para regañarles o decirles lo que tienen que hacer, no están participando de su desarrollo.

Jugar con los niños, escucharlos, dejar de hacer cosas y sentarse a hablar con ellos, a reír, a hacer tonterías es esencial y beneficiará tanto a las madres como a los más pequeños. Gracias a ello se reforzará su vínculo y las madres serán capaces de conectar con esa niña que algún día fueron. Tan infantil, tan inocente y para quien todo era una novedad.

3. Disfrutar ¡sin hijos!

Los hijos son las personas más importantes para una madre, pero al igual que mencionábamos la importancia de disponer tiempo para sí mismas, también es importante que las madres puedan disfrutar sin hijos. Por ejemplo, quedando con las amigas o yendo a cenar con la pareja.

Tener hijos y ser madre a tiempo completo no implica hacerlo todo con ellos. Pensar así puede desgastar las relaciones de amistad y la relación con la pareja. Como adultos, tenemos que disponer de tiempo no solo para nuestra familia, sino también para todas nuestras relaciones. Por eso, organizarse es tan importante. Lo ideal es establecer un equilibro.

Pareja abrazada representando a las madres a tiempo completo

4. No querer hacerlo todo

Las madres a tiempo completo se hacen responsables de muchas cosas. Creen que deben hacerlo todo y no dejan espacio para que otras personas también ayuden. Tienen un gran sentido de responsabilidad del que les resulta muy difícil escapar.

Uno de los motivos por el que las madres a tiempo completo intentan abarcar muchas cosas, evitando así tener tiempo para sí mismas, es porque se sienten culpables. La sociedad deja muy claro cómo debe ser y actuar una madre y esa presión está muy presente. No obstante, no existe la madre perfecta y pensar en una misma para disfrutar de un tiempo sin hijos o para cuidarse no es ser egoísta. Ser consciente de ello permitirá a todas estas madres sentirse mucho mejor y gozar de un mayor bienestar emocional.

5. Seguir aprendiendo

Las madres a tiempo completo consideran que no tienen tiempo para nada. De hecho, se dedican exclusivamente a sus hijos, apartando sus aspiraciones y metas personales. No obstante, en este caso también pueden conseguir un equilibrio.

Gracias a la multitud de posibilidades que brinda Internet es posible seguir aprendiendo, por ejemplo a través de cursos online o incluso trabajar desde casa. 

Las madres a tiempo completo necesitan tener objetivos y metas más allá del ámbito familiar. Así se sentirán más motivadas, felices y realizadas.
Compartir

madres a tiempo completo con su bebé

Ser madre y dedicarse por completo a ello es un trabajo muy satisfactorio. No obstante, nunca deben dejarse de lado otras áreas de la vida que necesitan atención. Recordemos que los niños crecen y cuando menos lo esperemos estarán fuera del nido. ¿Qué pasará entonces? Probablemente, sentiremos un vacío. Por eso, es importante sacar, aunque sean unos pocos minutos, para llamar a esa amiga, tener un tiempo a solas con la pareja o o ver ese vídeo sobre el tema del cual nos gustaría saber más.

Y tú, ¿eres una madre a tiempo completo? ¿Incluyes en tu rutina algunos de los hábitos mencionados?

Raquel Lemos Rodríguez

Soy escritora y una apasionada de la música. Rodeada de libros desde pequeña, siento la necesidad de plasmar escribiendo aquello que me inquieta y provoca curiosidad.

Ver perfil »
Te puede gustar