5 pasos que te ayudarán a reiniciar tu vida

Este artículo ha sido verificado y aprobado por el psicólogo Sergio De Dios González el 23 marzo, 2017
María Paz Ruiz · 7 agosto, 2019
Nunca es fácil reinventarse, empezar de cero o reiniciar tu vida tras problemas y crisis vitales. En este artículo tratamos de ayudarte para conseguirlo

Reiniciar tu vida es lo que debes hacer al atravesar cambios, crisis vitales, buscar segundas oportunidades y apostar por una transformación personal.

Es la faceta previa para ser la nueva persona que quieres ser. Así, para evolucionar es crucial que aprendas a reiniciar tu vida. ¿Te gustaría convertirte en una versión mejorada de ti mismo? ¡Pues entonces es tiempo de empezar de cero!

A la hora ponerte en marcha ten en cuenta que este proceso abarca tanto tu interior como tu exterior. Quizá sea más fácil si lo haces con un método práctico que te permita hacerlo ordenadamente, como el que te ofreceremos aquí.

Reinicia tu vida en 5 pasos

A continuación hablaremos de cinco pasos que te ayudarán a reiniciar tu vida si te has planteado como objetivo mejorarla.

1. Ordena lo que tienes y lo que piensas

El primer paso para para reinventarte es tenerlo todo en orden. Lo primero que se aconseja ordenar es el espacio físico, en el que es bueno que cada objeto tenga un sitio. Siguiendo el libro de «La magia del orden» de Marie Kondo, el criterio para ordenar tu espacio físico es el estado de felicidad que te puede contagiar.

Reiniciar tu vida

Agrupa todas tus pertenencias en tu casa o en tu trabajo y después decide cuáles de ellas te brindan felicidad y paz. Si algo no te hace sentir feliz cuando lo ves, descártalo. Acto seguido verás que el armario mental también necesita orden. Puedes aplicar la misma fórmula: los pensamientos que te hagan feliz tendrán un nuevo orden en tu cabeza, y los que te impidan ser feliz empezarás a desecharlos uno por uno.

2. Reiniciar tu vida proyectándote hacia delante

«Si quieres resultados distintos, no hagas siempre las mismas cosas»

-Albert Einstein-

Aprende a diferenciar lo que te proyecta hacia delante de lo que te frena. Esta clave te permitirá reiniciar tu vida después de reflexionar sobre cómo la estás orientando. Si eres adicto a tus rutinas y a viejos hábitos es importante que puedas verte desde una nueva perspectiva. Una de las mejores maneras de hacerlo es consultar con tus amigos qué parte de ti podrías mejorar.

Pregúntales cuáles son tus virtudes y tus defectos. ¿Qué es lo que podrías mejorar? ¿Qué es lo que te vendría bien cambiar? Ten en cuenta sus respuestas y toma nota de la información que te ofrecen porque es muy valiosa para que puedas reiniciar.

3. Apuesta por una rutina que te acerque a la felicidad

Para conocer mejor tu rutina es aconsejable sacar papel y lápiz. Escribe todo lo que haces a lo largo de tu día. Ahora evalúa cuántas de estas cosas te acercan a la felicidad y cuáles te roban energía, tiempo, dinero y salud.

Para reiniciar tu vida es aconsejable entender que la felicidad es un estado que se consigue al tener tus acciones y relaciones orientadas hacia el bienestar.

Lo que influye en tu propia felicidad depende de ti. Por suerte, el escritor Eduard Punset ha afirmado que también puedes aprender a ser feliz y a entender la diferencia entre urgente e importante.

Mujer aplicado el arte de motivarnos

Es muy simple si lo empiezas a ver desde este punto de vista, y es complicado si actúas en modo «piloto automático». Así que no hay nada como tener un método que se base en el orden y en el bienestar.

Desarróllalos de la forma más consciente y efectiva. Utiliza tu tiempo para cumplir con estos deberes y deja tiempo para reiniciar tu vida con las acciones que son importantes y sí te transmiten felicidad.

Un estudio de la revista Psycological Science reveló la importancia de estar cerca de espacios verdes para el bienestar humano y deja claro que lo que nos rodea influye en nuestro bienestar. Así que puedes empezar por buscar el lugar que más bienestar te transmite para visitarlo en esta nueva etapa.

4. Reinicia tu vida diciendo «Hola» a lo nuevo y no descartes lo que te gusta

Del listado anterior vas a encontrar muchas acciones que te gustan y que te hacen sentir satisfecho. Es importante que estas acciones sigan en tu lista. La rutina se puede combatir y tu tarea es conseguirlo de la forma que más te aporte y más se adapte a tus necesidades.

«Reiniciar tu vida es una apuesta por conservar lo mejor de ti sin renunciar a tus aciertos»

Para reiniciar hay que entender que si algo va bien es mejor mantenerlo. Los cambios son para lo que no funciona. Lo nuevo vendrá cuando te preguntes ¿De qué manera puedo mejorar lo que no me ayuda a ser mejor y a sentirme bien? Todas estas acciones harán parte de la carpeta de «Nuevo».

Elige las tres acciones nuevas que más te ilusionen e inclúyelas en tu rutina. Lucha para que puedan hacer parte de tu vida y apuesta por ellas para que tengas una clara apuesta para reiniciar tu vida. ¡Programa tu propio Menú de Reinvención!

Reiniciar tu vida

5. Compra una libreta y apunta todo lo que haces para reiniciar tu vida

Busca una libreta que te guste y te inspire. Utilízala para hacer el seguimiento de todo lo que estás haciendo para reiniciar tu vida en una apuesta que incluye tu espacio físico y tu espacio emocional.

Apunta lo que vas consiguiendo y esfuérzate por las tareas que deseas concluir. Todos los cambios llevan un tiempo y tu proceso te irá mostrando lo que has avanzado en la medida en que incluyas las nuevas acciones dentro de tu programa para reiniciar y ser más feliz. El deseo del cambio es la primera clave para reiniciar y obtener resultados.

En conclusión, cambiar, trasformarse o reinventarse son procesos que conllevan su esfuerzo y tiempo. Sin embargo, debemos aprender a adaptarnos a las nuevas situaciones y no dejar que las crisis y los problemas nos abatan.

  • Moyano Díaz, E., & Ramos Alvarado, N. (2007). Bienestar subjetivo: midiendo satisfacción vital, felicidad y salud en población chilena de la Región Maule. Universum (Talca)22(2), 177-193.
  • Vázquez, C., Hervás, G., Rahona, J. J., & Gómez, D. (2009). Bienestar psicológico y salud: Aportaciones desde la Psicología Positiva. Anuario de Psicología Clínica y de la Salud5(1), 15-28.
  • Victoria García-Viniegras, C. R., & González Benítez, I. (2000). La categoría bienestar psicológico: Su relación con otras categorías sociales. Revista cubana de medicina general integral16(6), 586-592.