7 frases del Tao para evolucionar

Este artículo ha sido verificado y aprobado por Sergio De Dios González el 9 octubre, 2018
Edith Sánchez · 10 octubre, 2018
Las frases del Tao tienen que ver con lo que los orientales llaman “el flujo de la vida”. El mejor camino es el que conduce a la paz interior y para transitarlo debemos cultivar algunos valores y alcanzar el equilibrio.

La mayoría de las frases del Tao tienen como objetivo señalar unos principios para el buen vivir. Por eso se entiende una existencia plena para quien la vive y provechosa para los demás. Eso es precisamente el Tao, un catálogo de enseñanzas para elevar nuestro paso por el mundo.

La palabra Tao puede traducirse como ‘vía’, ‘doctrina’ o ‘método’. Está presente en varias corrientes de pensamiento orientales, como el confucianismo, el budismo y el zen. Busca ilustrar sobre “el orden natural” de las cosas y el funcionamiento armónico del universo.

Muchas frases del Tao pueden resultar herméticas o difíciles de comprender. Otras son muy directas y diáfanas. En ambos casos lo que resalta es el propósito de condensar la sabiduría en máximas que son aplicables a la vida cotidiana de cualquier persona. Estas son algunas de las afirmaciones más recordadas del Tao.

Todos los vicios humanos se deben a la falta de conocimiento. Es el conocimiento lo que mostrará a las personas que, por su propio bien, es mejor ser sencillo y bondadoso, moderar los deseos terrenales y liberarse de las pasiones perniciosas”.

-Tao-

1. La acumulación

Esta es una de muchas frases del Tao que llama al desapego y a la independencia de lo material. Dice lo siguiente: “El hombre sabio no acumula. Cuanto más ayuda a los otros, más se beneficia él mismo. Cuanto más da a los otros, más obtiene él mismo”.

Quiere decir que esa tendencia de acumular de forma egoísta solo tiene un destino: el empobrecimiento. Podemos llegar a concentrar una gran cantidad de bienes, pero lo que en verdad enriquece es poderlos compartir con los demás; emplearlos para apoyar el crecimiento de otros.

Manos con un corazón de piedra simbolizando las frases del Tao

2. Una de las frases del Tao más recordadas

Esta es quizás la frase del Tao que más se ha popularizado y que más se ha repetido en todas las latitudes. Dice así: “Si das pescado a un hombre hambriento, le nutres durante una jornada. Si le enseñas a pescar, le nutrirás toda su vida”.

Significa que lo ideal no es llenar las carencias de quien se encuentra en un estado de necesidad. Lo verdaderamente trascendente es enseñarle el camino para que él mismo pueda obtener o lograr aquello que le hace falta o que requiere.

3. El agua y el Tao

Hay muchas frases del Tao que establecen un símil entre los principales valores de la vida y las enseñanzas de la naturaleza. Los taoístas están convencidos de que la naturaleza tiene un equilibrio perfecto del cual todos podemos aprender.

Esto queda claramente expresado en la siguiente afirmación: “El agua es suave y dócil. Pero mina y corroe lo duro. En el vencimiento de lo duro, ella no tiene iguales. Lo suave y lo tierno vencen a lo duro y lo grosero”. En otras palabras, aquello que en apariencia es más frágil puede finalmente ser más poderoso de lo que supuestamente es más fuerte.

Ondas en el agua simbolizando las frases del Tao

4. Los tres tesoros

Una de las frases del Tao señala: “He aquí mis tres tesoros. Guárdalos bien. El primero es la piedad; el segundo, la frugalidad; el tercero, la negativa a ser la primera de todas las cosas bajo el cielo”.

En este caso, el Tao emplea la palabra “piedad” en su acepción de “compasión”. Esto quiere decir que las tres grandes virtudes residen en ser compasivos, generosos y humildes. Estas tres virtudes son destacadas también en casi todas las corrientes filosóficas del mundo.

5. Sobre la moderación

El equilibrio en la vida de los seres humanos tiene que ver con la moderación. No se trata de evitar las cosas, sino de saber darles su justo valor y su justo lugar. Privarse o excederse en algo es lo que rompe ese equilibrio. Y este último es el que asegura la armonía.

El Tao indica: “Mucho acumulas, mucho perderás. Conoce la medida y evitarás los fracasos. Conoce los límites y no habrá riesgo. ¡Así pasarás la vida en tranquilidad, sin angustia!”. Significa precisamente que son los excesos lo que conduce a perder la paz interior.

persona caminando simbolizando las frases del Tao

6. Fidelidades inútiles

Esta es una de las grandes enseñanzas de Tao: “¡Dejen de guardarle fidelidad a las cosas a las cuales están apegados y se liberarán de la aflicción y de la autocompasión!”. Lo más interesante de esa aseveración es el hecho de que asocie la aflicción y la autocompasión con el apego.

La afirmación quiere decir que la dependencia nos convierte en seguidores ciegos del ente de dependencia: ya sea un objeto, una persona o una circunstancia. Eso nos lleva a temer la pérdida y, en esa medida, nos conduce a sentirnos carentes y condicionados por aquello de lo que dependemos.

monje en el amanecer simbolizando las frases del Tao

7. Conquistarse a uno mismo

Esta es otra de esas grandes frases del Tao que se cita con frecuencia. Dice: “Aquel que puede conquistar a los enemigos es fuerte. Aquel que se ha conquistado a sí mismo es poderoso”.

Significa que los principales errores, límites y problemas de los que debemos ocuparnos son aquellos que habitan en nuestro interior. Ser fuerte no es vencer a otros, sino resolver las dificultades que nos limitan y los obstáculos que están dentro de nosotros.

El Tao existe desde hace miles de años. Ha influenciado filosofías y religiones del mundo entero. Hoy en día sus principales enseñanzas siguen vigentes y continúan siendo una guía para vivir con mayor sabiduría y equilibrio.

Chun-Tao Cheng, S. (2004). El tao de la voz. La vía de la experiencia verbal, Guía Ediciones.