7 preguntas para mejorar tus resultados en cualquier área

Este artículo ha sido verificado y aprobado por Sergio De Dios González el 12 julio, 2018
Eva Maria Rodríguez · 12 julio, 2018

Para mejorar tus resultados en los estudios, en el trabajo o en tu vida personal debes poner énfasis en el “antes”, más que en el “durante”. Porque no te tirarías a la piscina antes de saber si hay agua, incluso sin comprobar la temperatura, ¿no? Pues con tus proyectos debes hacer lo mismo.

Cuando te enfrentes a un cambio, a una tarea difícil o a un nuevo proyecto lo primero que tienes que hacer no es actuar, sino realizarte ciertas preguntas importantes para identificar dónde estás, hacia dónde quieres llegar y cómo vas a conseguirlo. Reflexionar antes de empezar te ayudará a tener una comprensión firme de la situación.

A continuación veremos una selección de preguntas muy útiles que te ayudarán a ubicarte para saber dónde estás y a su vez, te facilitarán la tarea de planificar tu camino hacia el éxito

“Una buena pregunta es una semilla que debe sembrarse para que produzca más semillas, con la esperanza de reverdecer el paisaje de las ideas”.

-John Ciardi-

¿Por qué estoy haciendo esto?

Es importante entender la razón que se esconde detrás de aquello que emprendes. Tanto si se trata de una meta, una tarea, un nuevo hábito o un proyecto, saber por qué estás haciéndolo debe ser la primera pregunta que te hagas a ti mismo.

Esto es especialmente importante porque comprender la razón que hay detrás de tus acciones puede ser un gran motivador. De esta forma, podrás evocar ese por qué cada vez que te sientas flaquear y conseguirás un impulso extra.

“Las preguntas de calidad crean una vida de calidad. Las personas exitosas hacen mejores preguntas y, como resultado, obtienen mejores respuestas”.

-Anthony Robbins-

Hombre con preguntas en su cabeza

¿Cuál es el resultado que quiero obtener?

Sin tener claro el resultado que quieres conseguir, no podrás planificar cómo llegar allí. Identifica lo que intentas lograr con claridad para más tarde establecer un plan para conseguirlo.

Por lo general, los objetivos definidos y tangibles tienen mucho más éxito que los formulados vagamente. Además, es imposible tener éxito sin saber qué lo representa. ¿No crees?

¿Cuándo quiero lograrlo?

Debes tener claro cuándo quieres lograr o terminar tu proyecto, así como todas las fases o hitos intermedios, en el caso de que sea un proyecto a medio o largo plazo. Esto te ayudará a planificar mejor y a mantenerte enfocado.

Ahora bien, si tu objetivo o meta depende de muchos factores es bastante probable que no se cumpla el plazo temporal establecido. Pero al menos, podrás ir midiendo tus avances y perfilando los tiempos que hayas establecido. 

¿Cuáles son los posibles obstáculos?

Encontrar inconvenientes en el camino hacia tus metas es algo normal. Sin embargo, las dificultades se pueden superar más fácilmente si podemos prepararnos para ellas o al menos, si tenemos en cuenta que pueden ir surgiendo.

No obstante, no siempre será posible prepararse, puesto que muchas complicaciones suelen ser imprevistas, pero al menos intenta anticiparte a posibles contratiempos. De esta forma, podrás evitar algunos de los errores más evidentes en tu camino hacia el éxito.

¿De qué recursos dispones?

Debes ser consciente de la cantidad y tipos de recursos que necesitas y de si estos pueden estar disponibles: habilidades, tiempo, dinero, personas involucradas…

Sé honesto, tanto con tus recursos temporales como económicos y con tus habilidades. Además, no subestimes la responsabilidad o la implicación de otros, tanto directa como indirectamente; incluso aunque se trate de un proyecto personal.

¿Qué importancia tiene este proyecto o tarea?

De la importancia del objetivo o proyecto dependen la atención y el esfuerzo que le vas a dedicar. Pregúntate qué nivel de prioridad tiene respecto a otras tareas y analiza en qué medida conseguirlo afecta a todo lo demás.

También deberías aprovechar para analizar el valor real que te aporta y si realmente te merece la pena. Quizás te venga mejor emprender un proyecto diferente. Si no es así, darte cuenta de valor real del proyecto te ayudará a mejorar tus resultados.

Mujer estudiando en una cafetería

¿Qué puedo hacer para ser más efectivo?

Con esta pregunta podrás desarrollar estrategias que te ayuden a ser más eficiente y productivo, además de mejorar tus resultados. Mejorando la calidad de tu trabajo con la ayuda de herramientas útiles y efectivas y utilizando tus habilidades conseguirás mejores resultados.

Saber gestionar el tiempo también te será de gran utilidad. Para ello, tendrás que delegar tareas, priorizar las más importantes, planificar con eficacia y evitar la multitarea, entre otras cuestiones. Para conseguirlo, reflexiona sobre qué elementos de toda tu estrategia puedes mejorar hoy mismo. Según implementes tu plan, tus respuestas serán cada vez más específicas y te serán de gran ayuda para mejorar tus resultados.

“Ni el problema ni la pregunta son conocimientos, al contrario, son reconocimientos de ignorancia, pero abren espacio al conocimiento, Impulsando al investigador más allá de lo que sabe. La inteligencia no es, por tanto, la capacidad para resolver problemas, sino, sobre todo, la capacidad para plantear problemas. Es decir, para inventar proyectos de investigación”.

-José A. Marina-