5 frases de Isabel Allende inolvidables

Este artículo ha sido verificado y aprobado por Sergio De Dios González el 21 febrero, 2018
Valeria Sabater · 21 febrero, 2018

Las frases de Isabel Allende están cargadas de pasión y de compromiso, como sus novelas, como ella misma. Son legados llenos de superación personal, de amor y férrea resistencia, los mismos que hemos aprendido a través de sus maravillosos personajes, como los de Eva Luna o los de La casa de los espíritus.

Más allá del campo literario, la labor personal de Isabel Allende es igualmente destacable. Esta reconocida escritora chilena es una gran activista social y una de las feministas más inspiradoras de América Latina. Asimismo, cabe señalar también su carisma como conferenciante y comunicadora, una de esas personas con la mente muy clara y el corazón literario entregado a inspirar a los demás, a guiar y concienciar.

Periodista, narradora infatigable y comprometida desde siempre con la voz de las mujeres, llama la atención sin duda el excepcional tejido psicológico que subyace en la mayoría de sus obras. Casi siempre nos asomamos a sus libros por mera curiosidad, para terminar conmovidos a las pocas páginas por su sentida humanidad, ahí donde el humor, la tragedia, la fantasía y la vida misma en toda sus desnudez nos abraza por completo para dejarnos no una, sino decenas de enseñanzas.

Nunca está de más por tanto recordar alguna de esas frases de Isabel Allende. Esas que nos retrotraen de nuevo a sus libros y donde a su vez, queda impreso un aprendizaje o una pincelada maravillosa sobre la que reflexionar.

Liibro con flores en referencia a JorgeLuis Borges

Frases de Isabel Allende

De amor y de sombra, Paula, Eva Luna, Hija de la Fortuna… Isabel Allende cuenta con una amplia variedad de libros publicados, los cuales alcanzan ya los 65 millones de ejemplares, traducidos a más de 30 idiomas. Cada uno de nosotros tendremos nuestros favoritos, pero cada uno de ellos es valioso a su manera, duro en su esencia e inspirador por sus personajes, siempre tan humanos, tan mágicos, pero cercanos a su vez.

Las frases de Isabel Allende que vamos a repasar a continuación son extractos de su bibliografía, pequeñas muestras que nos invitarán a más de una reflexión.

1. La muerte es el olvido

“La muerte no existe, la gente sólo muere cuando la olvidan; si puedes recordarme siempre estaré contigo”.

Eva Luna

Isabel Allende se ha enfrentado a la experiencia de la muerte en más de una ocasión. Fue especialmente dura, por ejemplo, la pérdida de su hija Paula. Decir adiós no es fácil para nadie, desprendernos de quienes amamos es una prueba para la que nadie está preparado y sin embargo, acabamos haciéndolo, a regañadientes, con rabia y dolor inmenso.

Sin embargo, más allá del propio dolor aún nos queda un breve aliento, una luz desde la cual mantener viva a esa persona amada: nuestro recuerdo. Ese impulso vital es el que nos conectará con quien ya no está, permitiendo que siga ahí, en la otra mitad de nuestro corazón a diario, en cada segundo para que al respirar, duela un poco menos. Siempre, a través de nuestra imaginación y nuestra memoria nos queda la oportunidad de resucitar.

Chica triste de espaldas

 

2. Inspiración y creatividad

“Me explicaste que de la quietud nace la inspiración y del movimiento surge la creatividad”.

El amante japonés

Esta es una de las frases de Isabel Allende más bellas, a la vez que acertadas, del libro “El amante japonés”. En esta obra conocemos a la joven Alma Velasco y al jardinero japonés Ichimei, dos personajes muy bien perfilados con los que sumergirnos en una historia interesante en un momento social muy concreto.

Así, Ichimei nos adentra con su oficio y cultura en ese arte pausado y meditado que es la jardinería, ahí donde inspiración y creatividad, movimiento y calma siempre van de la mano.

3. La felicidad es atreverse

“Me arrepiento de las dietas, de los platos deliciosos rechazados por vanidad, tanto como lamento las ocasiones de hacer el amor que he dejado pasar por ocuparme de tareas pendientes o por virtud puritana”.

Afrodita

Vivir, hacerlo con intensidad, no es dejar pasar los días como quien pasa una por una las páginas de un libro sin deleitarse en sus líneas, en la historia que nos cuenta. Existir es sentir, es atreverse, es saltarse las dietas, es saborear, es correr bajo la lluvia sin temor a mojarnos, es amar sin miedo a perder, y es vivir sin temor a que todo acabe mañana. Al fin y al cabo, lo que de verdad debe darnos miedo es una vida no vivida.

Chica envuelta en colores representando las frases de Isabel Allende

4. Nuestros demonios

“Todos tenemos demonios en los rincones oscuros del alma, pero si los sacamos a la luz, los demonios se achican, se debilitan, se callan y al fin nos dejan en paz”.

La isla bajo el mar

Esta es otra de las frases de Isabel Allende más destacables y a la vez inspiradoras. ¿Cómo negarlo? Todos disponemos de más de un demonio acechando en algún rincón, empañando nuestras ganas, nuestros sueños, nuestras metas. Son esas zonas aún inmaduras de nuestro ser que necesitan ser ventiladas, sanadas y reparadas. Lejos de dejar esas presencias a su suerte, debemos ser capaces de lidiar con ellas cara a cara para poder realizarnos como personas.

5. Responsabilízate de tus emociones

Cada uno es responsable de sus sentimientos y la vida no es justa“.

La suma de los días

Tarde o temprano, uno llega a la sencilla pero rotunda conclusión de que la vida no es justa. A instantes es caprichosa, luego, despiadada, más tarde nos regala un periodo de tiempo de ideal perfección para más tarde arrebatarnos ese pedacito de nuestro ser que nos daba sentido. Así, y en un escenario donde muchas circunstancias escapan a nuestro control, solo cabe responsabilizarse de lo que uno es, de lo que uno siente.

La forma en que afrontemos cada uno de esos baches determinará la calidad de nuestra vida. La responsabilidad emocional es la clave del equilibrio y del bienestar en una realidad casi siempre compleja.

chica soltando palomas representando las frases de Isabel Allende

Para concluir, queda claro que hay muchas más frases de Isabel Allende que deberían aparecer en este listado. Todos tenemos nuestras preferidas, esas que a veces apuntamos en los márgenes de nuestras agendas o cuadernos. Sin embargo, las aquí reflejadas son una pequeña muestra de esa humanidad, psicología y delicadeza emocional que suele caracterizar a esta inolvidable escritora.