Los 4 animales con más empatía

Los animales con más empatía que existen han demostrado esta cualidad dentro y fuera del laboratorio. Muestran prosocialidad y contagio emocional.
Los 4 animales con más empatía
Sara González Juárez

Escrito y verificado por la psicóloga Sara González Juárez el 28 septiembre, 2021.

Última actualización: 28 septiembre, 2021

La empatía se define como la capacidad de percibir, compartir o inferir en los sentimientos y emociones de los demás, tomando como principio el reconocimiento del otro como similar. Los animales con más empatía poseen una serie de mecanismos cerebrales que no han podido encontrarse en todas las especies.

Sin embargo, en otros taxones la mera observación de la conducta de los animales lleva necesariamente a un comportamiento empático. Existe un buen volumen de literatura destinada a confirmar o desmentir hipótesis alrededor de este tema.

¿Pueden los animales sentir empatía?

Los investigadores llevan haciéndose esta pregunta muchos años, pues mientras algunos animales son claramente empáticos, otros parecen no serlo -ni lo necesitan si tenemos en cuenta las características de su especie-. La empatía es una capacidad multifactorial con dos tipos principales:

  • Empatía emocional: se trata de la capacidad para experimentar los estados emocionales de los demás. También se la llama contagio emocional.
  • Empatía cognitiva: capacidad para conocer el estado mental de los otros.

Las estructuras cerebrales implicadas en la empatía son el tronco del encéfalo, la amígdala, el hipotálamo, los ganglios basales, la ínsula y el córtex prefrontal. Por tanto, animales que poseen estas mismas estructuras -u otras análogas- deberían ser capaces de mostrar empatía.

La empatía surge como proceso adaptativo en especies sociales, ya que es uno de los mecanismos más sofisticados que hay para la convivencia entre individuos. Sin ella, la cohesión del grupo es imposible de alcanzar. Además, los requisitos para la empatía incluyen también la autoconsciencia y que esta sea generalizable a los otros miembros de la asociación.

Esta proyección de la autoconsciencia es lo que se conoce como teoría de la mente. Un buen ejemplo sería ponerle una canción concreta a un amigo que lo está pasando mal porque recordamos que a nosotros nos ayudó a levantar el ánimo: estamos asumiendo que en su mente va a ocurrir el mismo proceso que en la nuestra.

Tres delfines

Los animales con más empatía

Más adelante tienes especies que, por sus grandes capacidades cognitivas, han sido las más estudiadas en cuanto a la posesión de empatía. Aunque no son las únicas, los estudios que versan sobre ellas son los que arrojan los resultados más claros.

1. Delfines

La forma más fácil de evaluar la empatía a nivel observacional es a través de las conductas de ayuda. Algunas evidencias bastante claras en delfines son estas:

  • Bucear en zonas donde hay delfines es relativamente peligroso, pero no porque te puedan atacar: los delfines saben que los humanos no respiran bajo el agua y tratan de salvar a los buzos pensando que se ahogan. El cambio brusco de presión por salir a la superficie demasiado rápido puede producir daños en el organismo.
  • Los delfines defienden a otras especies de los tiburones: estos grandes peces son el enemigo natural de los delfines y son varias las historias que cuentan cómo defienden a bañistas de ataques de tiburones o actúan como cebo para alejarlos de grupos de ballenas.
  • Los delfines ayudan a sus congéneres: cuando un delfín en el grupo está demasiado débil o herido, los demás miembros del grupo nadan a su alrededor para protegerle y le ayudan a subir a la superficie para que pueda respirar.

En laboratorio también se ha podido evaluar la empatía a través de las conductas prosociales. En un estudio de 2018, se dio la oportunidad a un grupo de delfines de ayudar a sus congéneres a disfrutar de un premio, sin que para ellos tuviera consecuencias directas. Lo que se observó es que, en la mayoría de las ocasiones, los delfines lo hacían.

2. Elefantes

Los elefantes son conocidos por su profunda y compleja emocionalidad. El ámbito social tiene un peso muy grande desde que nacen y sus fuertes vínculos dan lugar a una gran variedad de conductas de ayuda. Este tipo de conductas además son constantes.

Por ejemplo, cuando una cría queda atrapada en el fango, toda la manada colabora para que salga. Cuando un animal anciano cae enfermo, se quedan a su lado hasta que fallece. Y, de hecho, cuando muere, exhiben una serie de conductas características:

  • No abandonan el cadáver en días.
  • Lo cubren con hojas y ramas: se han reportado casos de elefantes que hacían esto mismo con cadáveres humanos. Aunque esto apunta a que tienen rituales funerarios, no se ha podido demostrar de momento.
  • Como mostró un estudio de 2014, consuelan a sus congéneres en momentos de estrés, tanto en la muerte de un ser querido como en otras situaciones.

3. Grandes primates

Los grandes simios han demostrado con creces ser de los animales con más empatía que existen. Chimpancés, gorilas, orangutanes y bonobos exhiben comportamientos de ayuda y compasión, e incluso algunos de ellos dan un paso más y demuestran nociones de justicia.

La forma más sencilla de comprobar el contagio emocional en primates es, curiosamente, el bostezo. Los chimpancés, por ejemplo, bostezaban al ver a otros de su especie hacerlo en vídeos.

Frans de Waal, en su libro El mono que llevamos dentro (2005), afirma que, al igual que nos parecemos a los chimpancés en la belicosidad, también compartimos el carácter prosocial con ellos y otras especies, como el bonobo.

4. Roedores

Los roedores, en especial ratas y ratones, también han demostrado en el ámbito experimental que son empáticos. Los comportamientos de consuelo son habituales cuando los roedores observan signos de estrés en sus congéneres, por ejemplo.

El contagio emocional también es habitual entre ellos. Ratas y ratones imitan constantemente los estados de excitación y los comportamientos de los conespecíficos e incluso sacrificarán el beneficio personal para aliviar la angustia de un congénere.

Los estudios con pequeños roedores son especialmente útiles para la búsqueda de las bases emocionales de la conducta humana.

Ratones

Estos animales no son los únicos que dan muestra de empatía. En cualquier especie social se pueden encontrar comportamientos empáticos y prosociales, ya que se trata de un mecanismo altamente adaptativo y que asegura la supervivencia del grupo. Por tanto, es casi posible asegurar que no estamos solos: los animales también pueden sufrir por el prójimo.

Te podría interesar...
La consciencia de sufrimiento en animales
La Mente es Maravillosa
Leerlo en La Mente es Maravillosa
La consciencia de sufrimiento en animales

La neurociencia tiene pruebas más que contundentes de que todos los animales mamíferos, aves y otras especies son conscientes de su propio sufrimie...



  • de Waal, F. B. (2007). Do animals feel empathy?. Scientific American Mind, 18(6), 28-35.
  • Pérez-Manrique, A. & Gomila, A.“False belief attribution in bottlenose dolphins (Tursiops truncatus) using a novel paradigm”. Oral presentation. Behaviour 2015. 9–14 August 2015. Cairns, Australia.
  • Kuczaj, S., Tranel, K., Trone, M., & Hill, H. (2001). Are animals capable of deception or empathy? Implications for animal consciousness and animal welfare. Animal Welfare10(1), 161-173.
  • Nakahara, F., Komaba, M., Sato, R., Ikeda, H., Komaba, K., & Kawakubo, A. (2017). Spontaneous prosocial choice by captive bottlenose dolphins, Tursiops truncatus. Behavioural processes135, 8-11.
  • Plotnik, J. M., & de Waal, F. B. (2014). Asian elephants (Elephas maximus) reassure others in distress. PeerJ2, e278.
  • Amici, F., Aureli, F., & Call, J. (2014). Response facilitation in the four great apes: is there a role for empathy?. Primates55(1), 113-118.