Aniquilación, una película para comprender lo desconocido

Este artículo ha sido verificado y aprobado por Gema Sánchez Cuevas el 15 enero, 2019
Roberto Muelas Lobato · 15 enero, 2019
¿Cómo actuarías frente a algo desconocido? Descúbrelo con la pelítula Aniquilación.

Imagina que un día aparece una zona del mundo diferente. Tan diferente que no se corresponde con nada conocido. Un sitio que te provoca admiración a la vez que respeto y una pizca de miedo. ¿Qué harías? ¿Lo investigarías? ¿Lo observarías desde una distancia prudente? ¿Pasarías completamente de él? La última película de Alex Garland, Aniquilación, protagonizada por Natalie Portman y Oscar Isaac, nos sitúa en esta tesitura, mientras alimenta nuestra curiosidad por lo desconocido.

La película, basada en la novela homónima de Jeff VanderMeer, nos propone un mundo diferente. Así, un espacio del mundo, sin razón aparente, toma un cariz extraño. De este modo, tras la colisión de un meteorito en un faro, sus alrededores comienzan a cambiar. Una especie de burbuja, que va creciendo de manera gradual, genera en su interior un mundo diferente.

Mujer mirando una luz entre árboles

Inicio

El inicio de la película nos muestra a una bióloga llamada Lena (Natalie Portman) interrogada por un hombre con un traje de materiales peligrosos. Ella no está segura de qué ha pasado, pero el interrogador le confirma que ha estado ausente durante meses y sus compañeras han desaparecido. Con este incierto inicio, Aniquilación nos introduce en el mundo de lo desconocido e, indirectamente, en el mundo de la investigación.

La trama principal gira en torno a Lena, profesora de biología, que enseña cómo se multiplican las células cancerígenas. Su esposo, Kane (Oscar Isaac), ha desaparecido hace un año. Kane era militar y se fue a una misión de la que Lena no sabía nada. Por sorpresa, un día Kane aparece en casa. Sin embargo, Kane no recuerda nada. No sabe dónde ha estado ni qué ha hecho. Solo parece encontrarse enfermo.

Shimmer

Sin buscar spoilear la película Aniquilación, nos centramos en Shimmer. Shimmer es como llaman a la zona que está creciendo alrededor del faro. Ese nuevo mundo extraño del que nadie ha vuelto. Varias misiones se han adentrado dentro de Shimmer, pero solo una persona ha sido capaz de regresar. ¿Imaginas quién? Sí, Kane, el marido de Lena. Él ha sido el único que ha regresado, pero no recuerda nada de lo que pasó mientras estuvo allí.

Todos los que han entrado compartían algo, eran militares. Personas que se dedicaban a la seguridad. Sin embargo, esta vez, el nuevo equipo que está dispuesto a adentrarse en Shimmer es diferente. El equipo está compuesto por mujeres preparadas para hacer investigación. Lena se rodea de cuatro mujeres dispuestas a investigar qué pasa dentro de Shimmer. Las mujeres, expertas en psicología, física, geología, biología y medicina se adentran a la aventura, a la búsqueda de algo que les diga qué es Shimmer.

“La incertidumbre es una margarita cuyos pétalos no se terminan jamás de deshojar”.

-Mario Vargas Llosa-

Psicología en Aniquilación

Como es de comprender, acabaremos el relato de la película aquí. No es objetivo destrozar la película, por lo que quién quiera conocer los entresijos de Shimmer, tendrá que verla. Aun pues, el objetivo de este artículo es ver cuál es la relación de la película tanto con la psicología como con la investigación, así que allá vamos.

El Shimmer representa lo desconocido. Por lo general, lo desconocido provoca dos reacciones. Por un lado, genera miedo. El miedo a lo que no conocemos, a la incertidumbre, al no saber. Este miedo resulta también de las personas, no solo de los espacios. Así, hay quienes rechazan a los inmigrantes porque tienen miedo, porque no los conocen y tienen una falsa imagen de ellos.

Por otro lado, lo desconocido, en ocasiones, también genera atracción. Llámese interés o morbo, por la unión con el miedo, algo que no se conoce, que se considera exótico, también puede provocar el acercamiento. De esta forma, Shimmer es incertidumbre, algo desconocido que provoca miedo y atracción. Por tanto, la conducta que surge es doble, la de explorar e investigar y la de estar preparados para lo peor. De ahí las incursiones de militares y, por supuesto, de investigadoras.

Investigadoras por el bosque

Investigación en Aniquilación

Como se ha visto, lo desconocido requiere investigación. Tanto por el miedo como por la atracción. El rol de las cinco mujeres que se adentran en Shimmer es ese, el de investigadoras. Si nos fijamos en las experticias de cada una, vemos que lo que intentan comprender Shimmer al máximo, en todas sus formas. Quieren tanto estudiar qué es Shimmer como qué hay en Shimmer. ¿Lo consiguen? Para saberlo hay que ver el final de la película.

Por tanto, Aniquilación, entre otras muchas cosas, nos pone en una situación de incertidumbre. Nos sitúa ante lo desconocido despertando, a la vez, el miedo y la curiosidad. En consecuencia, se recomienda seguir la película fijándose en esta mezcla y, por supuesto, en los descubrimientos que realizan este equipo de investigadores.