¡Arriesguémonos a vivir!

¡Arriesguémonos a vivir!
Gema Sánchez Cuevas

Escrito y verificado por la psicóloga Gema Sánchez Cuevas el 11 Septiembre, 2019.

Última actualización: 11 Septiembre, 2019

Cada instante que vivimos puede ayudarnos a cambiar si así lo deseamos.

Algunas veces en nuestra vida sufriremos, otras pasaremos por momentos difíciles afrontando desilusiones, pero al final, aunque sea inevitable, se convertirán en algo pasajero y acabaremos de cierto modo enorgulleciéndonos de todas esas señales que nos han ido marcando los obstáculos que nos hemos ido encontrando a nuestro paso. Podremos mirar desde el futuro hacia atrás, con orgullo e incluso agradecimiento, porque todo lo que somos es  a raíz de las experiencias que hemos vivido. Por eso hay que aprovecharlas, para exprimir todo su jugo a favor de nuestro aprendizaje.

Dejemos de excusarnos en que tenemos demasiadas razones para no cambiar, porque lo que acumulamos son ideas prefijadas a las que no queremos renunciar y finalmente, muy pocas aspiraciones. Por eso no disfrutamos del presente, ni saboreamos el fervor de cada instante, ocupándolo con recuerdos pasados e ideas futuras. Nos hemos acostumbrado a vivir en automático, donde el presente se esconde con sus instantes.

Vivir cada instante

Quizás un problema común sea como conciliar el vivir cada instante con los planes  y anhelos que tengamos hacia el futuro. La respuesta no es tan complicada, nuestros planes y metas deben estar presentes en nuestra vida, pero no podemos vivir pensado día y noche en ellos continuamente, porque perderemos la conexión con la realidad y el poder de disfrutarla.

Por eso vivir el momento presente puede convertirse en una de las mejores formas que tenemos para amar la vida. Quizás sea necesario correr algunos riesgos, pero cuando ocurre lo inesperado nos damos cuenta de lo importante que era que sucediese.

El hoy solo viene una vez, y no regresa jamás, no desaprovechemos sus oportunidades.

Disfrutemos de los pequeños placeres que se aguardan en cada instante y continuemos buscando a pesar de nuestros fracasos.

Seamos el lápiz de nuestra vida del que disfrutamos a cada trazo.

Puede que te decepciones si fallas, pero estarás perdido si no lo intentas” (Beverly Sills)

 


Licenciada en Psicología por la Universidad de Salamanca (2012) y habilitada como Psicóloga General Sanitaria, número de colegiada: EX01253. Directora de TFM en el Master Universitario en Terapias de Tercera Generación de la Universidad Internacional de Valencia. Doctoranda en la Universidad de Salamanca. Máster en Psicología Clínica por el ISPCS y la AEPC (2014), Experta en Intervención Sistémica (2016), Especialista en Mediación Sanitaria, Civil-Mercantil (2013), Especialista en Psicología Psicosomática (2013) y Monitora de Educación Sexual (2013). Tutora de prácticas de psicología en colaboración con diferentes universidades (USAL, UPSA, UH). Autora colaboradora del III Plan Integral de Salud Mental de Extremadura 2016 - 2020. Ha sido directora facultativa en un centro de reconocimientos médicos (2013). Desde el 2012 ha ejercido profesionalmente en el ámbito de las drogodependencias en la Comunidad Terapéutica APOYAT, en psicooncología en el Hospital Don Benito - Vva de la Serena y AOEX, con personas con trastorno límite de la personalidad en AEXFATP y en el ámbito privado. Ha participado en congresos internacionales y jornadas de Psicología, imparte charlas y talleres en asociaciones, colegios y organizaciones. Actualmente, es la directora web de La Mente es Maravillosa, colabora con el Laboratorio de Neurociencias y ciencias sociales (LINCS) de la Escuela sistémica Argentina y la Universidad de Flores y con diversos medios de comunicación como Canal Sur Radio, Cadena Ser y Canal Extremadura, revistas como Mujerhoy, Objetivo Bienestar y Mente Sana y otros medios digitales como El Huffington Post, ABC Bienestar, Psicoactiva y El Periódico Extremadura.