Astrología, ciencia y polémica

Edith Sánchez·
15 Junio, 2020
Este artículo ha sido verificado y aprobado por el psicólogo Sergio De Dios González al
15 Junio, 2020
Los astrólogos dicen que el 16 de octubre de 2020 se inicia la fase más difícil del año, que tendrá un pico el 21 de diciembre y luego el 21 de enero ¿será cierto? La ciencia dice que no. La astrología asegura que así será. ¿Quién tiene la razón?
 

La astrología mantiene una dura confrontación con la ciencia desde hace muchísimo tiempo. Cuando se habla de la influencia de los astros en el comportamiento humano y en los acontecimientos, en principio, resulta absurdo y pareciera que no queda mucho más por decir.

Pese a lo anterior, la astrología ha sobrevivido siglos enteros y hoy en día tiene aplicados estudiosos que defienden a pie juntillas sus premisas. No se trata de gurús o fanáticos de alguna secta, sino de filósofos, antropólogos, físicos y químicos, entre otros. De hecho, el famoso Carl Jung fue un asiduo consultante de la carta astral.

Ahora bien, el hecho de que alguien cuente con un título universitario no lo habilita para decir cualquier cosa y suponer que es verdadera. Sin embargo, hay dos hechos recientes que avivan la polémica sobre la astrología.

El primero, un estudio científico que parece darle cierto fundamento a algunos postulados astrológicos; el segundo, la impresionante precisión con la que varios astrólogos anunciaron la crisis de 2020. Veamos esto por partes.

 

La astrología es como la medicina, es una ciencia-arte, no una ciencia exacta”.

-Juan Estadella Ferrater-

Planetas

Un estudio científico y la astrología

En el pasado ya se han hecho varios estudios sobre la posible influencia de los astros en los acontecimientos y la conducta. En particular, hay investigaciones sobre la influencia de la luna en el comportamiento de algunas personas, así como en la ocurrencia de accidentes y eventos similares. Tales estudios no han arrojado datos concluyentes.

Hay, sin embargo, un estudio al que muchos astrólogos hacen alusión para darle algo de soporte científico a sus planteamientos. Se trata de un experimento llevado a cabo por la Universidad de Vanderbilt en 2010 y publicado en la famosa revista Nature Neuroscience.

 

La evidencia es ciertamente limitada. Refiere a un experimento con un grupo de ratones, en el que se detectó que estos tenían conductas diferentes en función de si habían nacido en verano o en invierno. Los que nacían en esta última estación eran más lentos; la fisiología era diferente en unos y otros, por lo cual también lo era su “temperamento”.

Hay que decir, en todo caso que, por contrapartida, son ya varios los estudios científicos que han dado por hecho que la astrología no tiene más aciertos que el azar. Además, se ha evidenciado que las descripciones sobre la personalidad de cada signo prácticamente coinciden con cualquier persona.

Lo que dicen los astrólogos

En el otro extremo de la ciencia están los astrólogos, que no solo han sobrevivido al tiempo, sino que además ejercen como guías de más de un mandatario mundial. ¿Hay que decir algo al respecto? Claro que sí. Varios de ellos, particularmente los que no escriben para diarios amarillistas ni trabajan como estrellas de la televisión, anunciaron una gran crisis para el año 2020.

 

Se hizo muy célebre el caso de Boris Christoff, que en una entrevista previó de forma específica la situación para 2020. No fue el único. En un Congreso de Astrología llevado a cabo en 2017 también se habló de los grandes acontecimientos para este año.

Así mismo, sorprendió un vídeo grabado en diciembre de 2019 por el famoso astrólogo José Millán y que tituló 2020. El año que viviremos peligrosamente.

¿Coincidencia? Es difícil decidirlo. Es claro que los astrólogos más serios estaban esperando un gran cambio para 2020. También han anunciado que tendría tres grandes momentos particularmente difíciles: en marzo, a finales de septiembre y en diciembre, el más difícil de todos. Todos parecen estar de acuerdo.

Luna

Método científico y método holístico

 

Recientemente hubo una interesante tertulia titulada Astrología y Ciencia ¿pueden integrarse?, la cual puede consultarse en YouTube. En la misma, se puso sobre el tapete el tema de fondo: la cientificidad de la astrología. Se escucharon planteamientos audaces y provocadores, como que no es necesario someter lo astrológico al método científico porque corresponden a lógicas completamente diferentes.

Algunos de los participantes señalaron que la astrología se mueve dentro de un ámbito interpretativo, es decir, holístico. Por lo mismo, no puede ser sometido a la prueba científica, aunque sí a la verificación empírica. Aclararon que un astrólogo serio no predice eventos específicos, sino que señala qué tipos de fuerzas actuarán en un momento específico.

Se dijo también que la ciencia es capaz de predecir solamente eventos simples, a partir de modelos generales. Sin embargo, esa capacidad se pierde cuando se habla de fenómenos complejos en los que se involucran muchas variables, como sucede con el clima.

 

¿Quién tiene la razón? Difícil saberlo. Mientras tanto, la ciencia sigue teniendo preponderancia, por su universalidad, su verificabilidad y su epistemología. Eso no quiere decir que no podamos explorar otros ámbitos y estar abiertos a lo que dicen.

 
Galech Amillano, J. M. (2011). Astrología y medicina para todos los públicos las polémicas entre Benito Feijoo, Diego de Torres y Martín Martínez y la popularización de la ciencia en la España de principios del siglo XVIII. Universitat Autònoma de Barcelona.