¿Aumentan o disminuyen los conflictos familiares en Navidad?

Los conflictos familiares que se producen en Navidad probablemente ya estaban latentes desde hace tiempo. Así, es el contacto el que hace que salgan a la luz rencillas y malentendidos ya existentes.
¿Aumentan o disminuyen los conflictos familiares en Navidad?
Laura Rodríguez

Escrito y verificado por la psicóloga Laura Rodríguez.

Última actualización: 01 diciembre, 2022

La Navidad es una fecha para compartir y celebrar en familia. Por tanto, es válido suponer que los conflictos familiares son menos frecuentes durante esta época del año. Sin embargo, este ideal no siempre se cumple; pues el mismo espíritu de la festividad suele a agudizar las crisis personales y los roces entre familiares. Pero ¿por qué?

Lo que debemos tener en cuenta es que en toda familia siempre hay conflictos. Sin embargo, en Navidad, estos pueden incrementarse por el aumento de contacto o cercanía del trato entre los familiares.

Además, los gastos excesivos, el desempleo, la inestabilidad económica, la falta de un ser querido, la organización de los festejos… son variables que suelen afectar de más en estas festividades e intensificar las tensiones personales.

Profundicemos en ello.

Conflictos familiares en Navidad: ¿aumentan o disminuyen?

Se acercan las festividades y surgen preguntas como:  ¿Pasaremos la Navidad en casa de los suegros o en casa de mis padres? ¿Quién cocinará? ¿Invitaremos a mi hermano así no se hable con mi padre? ¿Qué regalos compramos para los niños?…

Este tipo de cuestionamientos nos da una pista de lo estresante que puede ser la organización de las festividades navideñas y los posibles conflictos familiares que pueden aparecer por la decisión que tomemos al respecto.

Aunado a ello, las tensiones familiares y personales pueden incrementarse si nos reencontramos con familiares que son de poco agrado, si estamos atravesando una situación económica precaria o si acabamos de perder a un ser querido.

Lo cierto es que pueden presentarse muchas situaciones que detonen los conflictos familiares en Navidad. Pero la mayoría de ellos suelen basarse en las expectativas sociales que rondan esta época del año, las cuales reafirman una mayor necesidad de dinero y fomentan un presión acentuada para compartir con los familiares.

Por ello, lo ideal sería asumir esta celebración con expectativas más realistas de cómo serán las fiestas, dedicarse tiempo a uno mismo, recordar qué es lo importante y dejar los asuntos familiares sin resolver para otro momento.

Ahora bien, no contamos con datos estadísticos que nos confirmen si, de hecho, los conflictos familiares aumentan en Navidad. Pero sí sabemos que se trata de una festividad que tiende a profundizar tensiones personales e interpersonales y que los problemas aparecerán dependiendo de la forma de responder de cada quien.



Hermanas hablando en Navidad

¿Cómo evitar los conflictos familiares en Navidad?

Afortunadamente podemos evitar los conflictos familiares en ésta época de al año. Por tanto, si estos se volvieron una tradición en tu hogar, te aconsejamos:

Hacer acuerdos en la planificación

Una mala planificación, unida a una falta de acuerdo sobre dónde y cómo va a ser el encuentro familiar, puede ser la chispa que encienda la mecha. En cierto modo llegar a un acuerdo sobre los preparativos (lugar de celebración, platos a preparar…) juega un papel esencial para evitar los conflictos familiares.

Tener temas de conversación neutros y agradables

En algunas familias, existen ciertos temas delicados que generan polémica, normalmente los debates sobre política y la actualidad social. Así, h ablar sobre temas en los que pueden existir posturas profundamente enfrentadas no suele ser una buena idea.

Por el contrario, son mucho mejores aquellas conversaciones o discursos en los que aparecen las experiencias personales. Puedes contarle a tu familia las últimas vacaciones, alguna anécdota divertida en el trabajo, cuáles son tus hobbies… que ayuden a relajar el ambiente.

Un consumo controlado de alcohol ante los conflictos familiares en Navidad

Un grupo de psicólogos australianos de la Fundación Jean Hailes ha detectado un alto índice de decepción ante las  expectativas que las Navidades generan, y propone un cambio de hábitos precisamente para evitar tensiones.

«Puede ser un momento en que la gente beba demasiado, lo cual suele relajar las restricciones sobre lo que se dice, y llegue a ser demasiado directa», afirmó la profesora Jane Fisher.

La desinhibición, producto del alcohol, provoca que tengamos menos control sobre lo que hacemos o decimos, dejando de tener “filtros” en nuestro comportamiento; es decir, es más probable que nos dejemos llevar sin pensar en las consecuencias de nuestros actos.

Un consumo controlado de alcohol podría evitar que salgan a la luz esos conflictos no resueltos que se encuentran latentes. Es más probable que se mantenga la armonía familiar sin alcohol de por medio.



Familia brindando

La cordialidad y el respeto para mantener la calma

En caso de producirse una situación tensa, es importante mantener la calma y recordar el objetivo principal de la reunión familiar: pasar un momento agradable y en armonía. Consiste en no dejarse llevar por un momento de ira o rabia ante ciertos comportamientos o comentarios de algunos familiares.

Para ello, prueba a respirar hondo y tomar aire si es necesario. Detente a pensar sobre los motivos por los que quieres pasar un rato agradable en familia, los cuales pueden ayudarte a controlar esa rabia que a veces te generan ciertas situaciones.

En resumen, los conflictos familiares en Navidad son una realidad bastante común. Por lo que se vuelve fundamental mantener la cordialidad, el respeto y el diálogo como formas de comunicación para evitar las disputas. De tal forma que se respetan las opiniones y creencias de los demás, aunque no se compartan.

Recordemos que cada persona es un mundo y tiene su punto de vista, por lo que es necesario escuchar y respetar a los demás, aunque nos cueste en algunos momentos.

Te podría interesar...
Navidad en familia: 7 pautas para disfrutar
La Mente es Maravillosa
Leerlo en La Mente es Maravillosa
Navidad en familia: 7 pautas para disfrutar

Descubre con estas pautas que la Navidad en familia puede ser un momento fantástico para disfrutar de estas fechas y pasarlo bien con los seres que...



    • Páez D, Bilbao Á, Bobowik M, Campos M, Besabe N. Merry Christmas and Happy New Year! The impact of Christmas rituals on subjective well-being and family's emotional climate. International Journal of Social Psychology [Internet]. 2011 [consultado 1 dic 2022]; 26(3): 373-386.
    • Yanova Y. ¿Tiempos de Navidad?. PYM [Internet]. 2007 [consultado 1 dic 2022]; (312):16-9. Disponible en: https://revistas.comillas.edu/index.php/padresymaestros/article/view/7092

Los contenidos de La Mente es Maravillosa se redactan solo para fines informativos y educativos. No sustituyen el diagnóstico, el consejo o el tratamiento de un profesional. Ante cualquier duda, es recomendable la consulta con un especialista de confianza.