Cómo afecta la menopausia al estado de ánimo

16 Agosto, 2020
Este artículo ha sido escrito y verificado por la psicóloga Laura Ruiz Mitjana
¿Cómo afecta la menopausia al estado de ánimo? ¿Es cierto eso que dicen que su curso va asociado a cierta irritabilidad? ¡Descúbrelo aquí!

La menopausia hace referencia al periodo en el que la mujer deja de tener la menstruación, debido a que los ovarios dejan de producir dos hormonas: los estrógenos y la progesterona. Suele llegar después de los 45-50 años, y conlleva diferentes tipos de síntomas; algunos en el plano emocional.

Según la Asociación Española para el Estudio de la Menopausia (AEEM), hasta un 75 % de las mujeres desarrolla síntomas durante la menopausia. ¿Cómo afecta la menopausia al estado de ánimo?

Muchas mujeres, cuando llegan a esta etapa de la vida, en el que ya no se puede tener hijos, empiezan a sentir cambios en su cuerpo y en su estado de ánimo, que se traducen en diferentes síntomas. Se trata de un período importante que implica hacia una nueva realidad.

Mujer con calor por menopausia

La relación entre la menopausia y el estado de ánimo

La menopausia nos afecta no solamente a nivel físico, sino también a nivel emocional. Como veremos, conlleva diferentes síntomas que afectarán al estado de ánimo, entre los que se encuentran los cambios de humor y la irritabilidad.

A nivel sexual también aparecen cambios, que pueden repercutir de igual manera en el estado anímico. Así, aquí veremos los cambios que se producen directamente en el estado de ánimo, y otros cambios que pueden afectar a nuestro bienestar de manera indirecta.

Cambios de humor

Según el National Institute on Aging, uno de los posibles efectos de la menopausia en el estado anímico son los cambios de humor. Estos pueden ser bruscos y repentinos o un poco más graduales, pero todos suelen aparecer cuando la menopausia está llegando o cuando ya estamos inmersas en este período de la vida.

Con la llegada de los cambios de humor, podemos pasar del llanto a la alegría rápidamente, enfadarnos sin saber muy bien por qué, estar más tristes de lo habitual sin causa aparente, etc. Todo esto forma parte de cómo afecta la menopausia al estado de ánimo, aunque si nos resistimos a ello, los síntomas pueden intensificarse.

En este sentido, nos puede ayudar el hecho de aceptar la nueva realidad como una oportunidad para conocernos mejor y aprender. Se trata de transitar por todas las etapas de la vida de forma natural y con conciencia plena, siendo conscientes de que siempre habrá oportunidades para disfrutar.

Irritabilidad

También según el National Institute on Aging, otro de los síntomas de la menopausia que también guarda relación con el estado de ánimo es la irritabilidad.

Cuando hablamos de irritabilidad, nos referimos a aquella tendencia a molestarnos o enfadarnos por cualquier cosa. Sería similar a la susceptibilidad, concepto que alude a cuando estamos más sensibles a cualquier factor externo (por ejemplo un comentario, un gesto…).

Inestabilidad emocional

Con la llegada de los cambios hormonales asociados a la menopausia, sumados al hecho de haber perdido la capacidad reproductora, puede aparecer también una leve inestabilidad emocional, según la AEEM.

A su vez, dicha inestabilidad se intensificará más o menos según los factores contextuales de la persona, y según su estilo de afrontamiento. El hecho de que los hijos se vayan de casa («síndrome del nido vacío»), por ejemplo, puede intensificar este síntoma.

Cómo afecta la menopausia al estado de ánimo de forma indirecta

Hemos visto los cambios más importantes que afectan al estado de ánimo durante la menopausia, pero, ¿y otros cambios que pueden repercutir en este estado? Vamos a ver algunos de los más relevantes:

Dificultades para concentrarse

Según los National Institutes of Health (NIH), otro síntoma de la menopausia es la dificultad para concentrarse. Aunque este síntoma sea de tipo cognitivo, y no emocional, lo cierto es que dichas dificultad pueden repercutir negativamente en el estado de ánimo. Es decir, el hecho de no poder concentrarnos puede hacer que sintamos emociones como: rabia, tristeza o confusión. Lógicamente, esto no afectará a todas las mujeres por igual.

Mujer con problemas de concentración

Cambios en la sexualidad

La libido, o deseo sexual, puede verse reducido con la llegada de la menopausia. Según la AEEM, esto se debe a que hasta un 50 % de las hormonas androgénicas, disminuyen, lo cual puede interferir en el bienestar psicológico de la mujer -o en su relación de pareja- si lo vive de forma negativa. Así, a raíz de ello pueden aparecer síntomas depresivos o de ansiedad, por ejemplo, aunque esto también depende mucho de la persona.

Además, según el NIH, también puede aparecer sequedad vaginal, lo que también influiría en la sexualidad y por ende, en el estado anímico. Por suerte, existen múltiples productos que pueden ayudar a combatir dicha sequedad (por ejemplo geles o lubricantes).

Si te interesa profundizar en este tema, puedes acudir a la ya mencionada Asociación Española para el Estudio de la Menopausia (AEEM), donde encontrarás un interesante artículo con preguntas y respuestas relacionadas. Además, desde la AEEM también podrás acceder a múltiples documentos, noticias de interés y datos de las últimas investigaciones sobre la menopausia.

  • Asociación Española para el Estudio de la Menopausia (AEEM)
  • https://www.nih.gov/
  • https://www.nia.nih.gov/