Cómo conseguir motivación para ir al gym

09 Octubre, 2020
Este artículo ha sido escrito y verificado por la psicóloga Laura Ruiz Mitjana
¿Cómo conseguir motivación para ir al gym? Te dejamos aquí 7 ideas clave que te pueden ayudar a potenciar esa motivación.

A todos nos ha pasado…, estar apuntados al gym y sencillamente no ir (o ir mucho menos de lo que nos gustaría). ¿Cómo conseguir motivación para ir al gym? Aunque parezca una tarea imposible… ¡No lo es!

Os dejamos aquí algunos consejos para aumentar esta motivación y que ir al gym se convierta en un hábito apetecible más que en un sacrificio. Para ello, deberás mentalizarte de tu objetivo, ponerle ganas y… ¡Empezar a trabajar!

Cómo conseguir motivación para ir al gym

Te dejamos aquí algunas ideas que te ayudarán a aumentar la motivación para ir al gym. Te recomendamos que seas flexible y que adaptes cada idea a tu caso concreto y características personales.

Mujer con una mochila del gimnasio

Apúntate a las clases grupales

Las clases en grupo suelen ser mucho más motivadoras que lo que puede ser corre solos media hora sobre una cinta. Esto puede explicarse gracias al hallazgo que del psicólogo Norman Triplett en 1898. Lo que hizo Triplett fue comparar las puntuaciones de los ciclistas de la Liga de Ciclismo Americana; ante su sorpresa, se dio cuenta de que éstas mejoraban cuando los deportistas se acompañaban entre ellos y competían unos con otros.

Es decir, la mera presencia de los compañeros hacía que la rapidez aumentara 5 segundos. De ahí nació posteriormente la teoría de la facilitación social de Gordon Allport, según la cual cuando realizamos tareas (simples o que ya sabemos hacer) en grupo nuestro rendimiento mejora.

Hoy, si miramos a África, vemos que los grandes corredores han creado, casi de manera espontánea, grupos de entrenamiento. La genética y la altura juegan a su favor, pero también la intuición a la hora de identificar todo el potencial que nos puede dar el trabajo en grupo.

Márcate un horario

El hecho de marcarte un horario te permitirá establecer poco a poco una rutina, y las rutinas siempre son más fáciles de seguir que actuar “sobre la marcha”. En este horario, idealmente, deberás especificar:

  • Los días que vas al gym.
  • Las horas que le dedicas cada día que vas.
  • El horario exacto (por ejemplo, clase de body combat de 17 a 18h).

Te recomendamos que empieces por un horario realista. Es decir, no te comprometas a ir 5 días a la semana si hace 5 años que no haces deporte. El hecho de marcarte objetivos realistas evitará que te desmotives termines abandonando.

Otro truco para conseguir motivación para ir al gym es yendo acompañado. Muchas veces, el hecho de ir solos nos produce una pereza excesiva. Pero si quedas con alguien, al menos tendrás esa pequeña “presión” de haber quedado que te lo hará pensar dos veces antes de decidir que no vas. Y si además esa persona está motivada con el deporte, esto también te puede ir bien (y si sois amigos, ¡mejor que mejor!).

Según Carlos Eduardo Rosas, una de las ventajas de entrenar acompañado es que se genera un mayor dinamismo en el deporte. Además, según Rosas, entrenar con alguien te puede ayudar a aprender nuevas técnicas y a obtener un entrenamiento más eficiente.

Prémiate

El autorrefuerzo es una técnica que consiste en premiarnos después de hacer alguna acción que queremos que aparezca con más frecuencia en nuestra vida. Es decir, es una forma de automotivarnos en algo. En este caso, nuestro objetivo es aumentar nuestra motivación para ir al gym; pues ¡premiémonos después de hacerlo!

El refuerzo (premio) lo escoges tú: por ejemplo, después de ir te permitirás un momento de relax para ti, o te pondrás una película que te gusta, te prepararás tu plato favorito, etc. ¡Las opciones son infinitas!

Prueba a ir progresivamente

Otro tip para mejorar nuestra motivación para ir al gym, en línea con lo ya comentado en el apartado de los horarios, es intentar ir progresivamente, cada vez más. Podemos empezar por uno o dos días a la semana, e ir aumentando los días si tenemos tiempo y ganas. Es más importante ir, aunque sea poco, que directamente no ir.

Por ello debemos ser realistas y preguntarnos: ¿Hasta qué punto nos apetece? Y si no nos apetece mucho pero queremos aumentar esas ganas (por ejemplo, porque queremos adelgazar), podemos negociar con nosotros mismos para hacerlo (por ejemplo: “voy 1 día esta semana y a la siguiente 2”).

“La mejor manera de predecir el futuro es crearlo”.

-Anónimo-

Entrena con música

Utilizar la música puede ser otro buen recurso para aumentar nuestra motivación para ir al gym. Así que, prueba a entrenar con música; la música puede motivar y recargar pilas. Según Víctor Martín, entrenador personal y técnico en nutrición y dietética, lo ideal es utilizar una música de ritmo rápido durante las series rápidas y una de ritmo lento durante los descansos.

Este hallazgo lo encontraron, a través de un estudio, investigadores de la Universidad de Brunel, que afirman que este método puede aumentar la producción de trabajo, reducir el esfuerzo percibido y mejorar la tarea en cuestión. Así que, ¿por qué no probarlo?

Mujer haciendo deporte en el gimnasio

Ponte una meta

Tener metas y objetivos siempre nos puede ayudar a definir nuestro plan, lo cual puede aumentar la motivación de llegar a la meta. Así que puedes optar por establecer tu mejor marca personal, aumentar de peso, reducir de peso, etc. Lo ideal es que concretes esa meta todo lo que puedas.

Para mejorar tu motivación, el entrenador personal Víctor Martín recomienda intentar mejorar el último rendimiento cada vez que vayas al gym. En este sentido, te puede ayudar llevar un registro o un diario.

Estas son solo algunas ideas para mejorar tu motivación para ir al gym, pero existen muchas más, como acompañar la actividad de vídeos motivadores o realizar autoafirmaciones mientras entrenamos (usando comentarios positivos).

Por otro lado, existen diferencias individuales en la efectividad de las estrategias que hemos enumerado; así, cada uno deberá ajustar su fórmula óptima. Recuerda que debes hacer lo que te apetezca, y ese placer puede hallarse en el acto mismo de hacer deporte (motivación intrínseca) o en la consecución de algún objetivo, como por ejemplo ganar masa muscular (motivación extrínseca).

“La energía y la persistencia conquistan todas las cosas”.

-Anónimo-

  • Alonso, N. (2006). Motivación, comportamiento de disciplina, trato de igualdad y flow disposicional en estudiantes de Educación Física. Tesis doctoral: Universidad de Murcia.
  • García, G.L. (2002). ¿Es posible el autorrefuerzo? La función feedback de los estímulos: un modelo de autocontrol desde la teoría general de sistemas. Acta Colombiana de Psicología, 8: 35-53.
  • Goldiamond, I. (1976). Self-reinforcement. Journal of Applied Behavior Analysis, 4: 509-514