¿Cómo identificar a una persona con inteligencia emocional?

¿En qué deberías fijarte para saber si una persona cuenta con inteligencia emocional? Hay pistas no tan evidentes que te pueden servir de ayuda para este propósito.
¿Cómo identificar a una persona con inteligencia emocional?
Valeria Sabater

Escrito y verificado por la psicóloga Valeria Sabater el 17 septiembre, 2021.

Última actualización: 17 septiembre, 2021

Suelen decirse que son suficientes 7 minutos para percibir si estamos ante alguien muy inteligente. Ahora bien, más allá del aspecto cognitivo o de los conocimientos almacenados, hay otro aspecto de valor al hacer este juicio. ¿Cómo identificar a una persona con inteligencia emocional? ¿Cómo saber si estamos ante una mente hábil y eficaz a la hora de manejar este universo psicológico tan relevante?

Salovey y Mayer (1990) ya dijeron en su momento que esta competencia define a quien tiene la capacidad de expresar las emociones de manera adecuada. También a aquellos que adaptan sus pensamientos y conductas de manera eficaz, regulando primero esos universos psicofísicos.

Daniel Goleman indica que es más fácil identificar a la persona con baja inteligencia emocional que al contrario. Hacen más ruido. Son hombres y mujeres con el comportamiento de un niño de 3 años. Personalidades que se frustran de manera rápida, que se dejan llevar por los impulsos y que tienen serios problemas para establecer relaciones sociales de calidad.

De algún modo, en nuestro día a día nos encontraremos con figuras con mejores o peores habilidades. Analicemos por tanto en qué factores deberíamos fijarnos.

“Si no puedes sentir tus emociones, si estás desconectado de ellas, las experimentarás en un nivel puramente físico, como un problema o enfermedad”.

-Eckhart Tolle-

Amigos hablando sobre cómo identificar a una persona con Inteligencia Emocional

Claves para identificar a una persona con inteligencia emocional

En la actualidad, disponemos de múltiples herramientas psicométricas para evaluar la inteligencia emocional. Trabajos de investigación, como los realizados en la Universidad de Queensland, destacan que entre finales de los 90 y el 2000 este tipo de pruebas no han dejado de proliferar. Todo el mundo quiere evaluar ese conjunto de rasgos tanto a nivel académico como laboral.

Ahora bien, más allá de esos instrumentos de evaluación, están nuestras necesidades reales. A muchos nos agradaría tener en nuestro entorno personas hábiles en esta competencia emocional. Sería fabuloso percibir rápidamente si quien nos atrae es competente en el manejo de las emociones y las habilidades sociales. Nos encantaría que nuestro jefe fuera un gran líder en esta materia.

Veamos qué dimensiones atender.

Una comunicación eficiente: escuchar, empatizar, entender y responder

Hay grandes comunicadores con una pésima inteligencia emocional. Nos referimos a los que son adictos a hablar de sí mismos, a exponer sus argumentos sin dejar espacio a comentarios y otras opiniones. Por lo general, nos pueden encandilar al principio por sus conocimientos, pero cuidado. De nada importa un cociente intelectual elevado si no se tiene buen dominio emocional.

Por tanto, para identificar a una persona con inteligencia emocional hay que atender las siguientes dimensiones:

  • Estamos ante alguien que practica la escucha activa.
  • Argumenta sus ideas de manera segura, asertiva, pero respetuosa.
  • Tiene en cuenta nuestras reacciones. Nunca pierde el contacto visual
  • Es empática.
  • Comprende lo que le decimos y demuestra un feedback positivo y enriquecedor.

Nada en estas personas es impostado. Demuestran una conexión empática en todo momento. La comunicación es dinámica, fluida, respetuosa y caracterizada por una gran armonía y reciprocidad… Nos sentimos comprendidos en todo momento.

Experimentan enfados, tristeza, decepción, etc., pero saben regular sus emociones sin contagiarnos

Es más fácil identificar a una persona con inteligencia emocional si somos testigos de cómo se enfrenta a una situación complicada. Un problema en el trabajo, una desavenencia puntual, una decepción, un error cometido… Algo que se asume de forma equivocada es que las personas con esta habilidad son como budas de equilibrio. No es así.

La persona hábil en esta competencia sí experimenta y sufre el impacto de las emociones de valencia negativa. Y como tal, las veremos reaccionar. Sin embargo, hay algo que también descubriremos: no se dejan llevar por lo que sienten. Lo razonan, lo trabajan y, por encima de todo, nunca cargarán sobre nosotros esos estados más complicados.

Cómo identificar a una persona con Inteligencia Emocional: sus buenas habilidades sociales

Las buenas habilidades sociales van más allá de una excelente comunicación. Así, para identificar a una persona con inteligencia emocional, vale la pena atender estos detalles tan decisivos como los siguientes:

  • Saben recibir críticas y expresarlas sin hacer daño.
  • Afrontan la hostilidad y los enfrentamientos con eficacia.
  • Son buenos resolviendo problemas.
  • Manejan bien la negatividad del entorno.
  • Trasmiten a los demás buenas dosis de positividad más allá de cómo se sientan.
  • Son buenos negociadores.
  • Saben disculparse y asumir errores.
  • Son muy hábiles y asertivos en la defensa de los derechos propios y de los demás.
Compañero de trabajo hablando sobre cómo identificar a una persona con Inteligencia Emocional

Te hacen sentir cómodo en todo momento (cuando la inteligencia emocional se convierte en refugio)

Hay una clave sencilla para identificar a una persona con inteligencia emocional: basta en preguntarte cómo te hace sentir. Si percibes que eres tú mismo en todo momento, que experimentas comodidad y eres libre para expresarte sin temor a ser juzgado, estás con alguien especial.

La inteligencia emocional tiene el sutil encanto de crear entornos muy nutritivos en los que todos crecemos. Crecemos en autoestima, en conectividad social, en respeto, en seguridad. Nada es tan importante para el ser humano como encontrar a alguien en quien confiar. Esta competencia de vida es lo que consigue.

No solo permite regular las propias emociones para pensar y actuar mejor. Lo que logra por encima de todo, es armonizar las relaciones sociales. Las dota de ese material excepcional que es la confianza, sabiendo estar siempre en sintonía con lo que sienten los demás.

Te podría interesar...
Inteligencia emocional para gestionar el estrés, ¿cómo puede ayudarte?
La Mente es MaravillosaLeerlo en La Mente es Maravillosa
Inteligencia emocional para gestionar el estrés, ¿cómo puede ayudarte?

La inteligencia emocional para gestionar el estrés es un buen recurso que todos podemos aprender. Profundizamos en unas sencillas técnicas.



  • Abe K, Evans P, Austin EJ, et al. Expressing one's feelings and listening to others increases emotional intelligence: a pilot study of Asian medical students. BMC Med Educ. 2013;13:82. doi:10.1186/1472-6920-13-82
  • Gilar-Corbi R, Pozo-Rico T, Sánchez B, Castejón JL. Can emotional intelligence be improved? A randomized experimental study of a business-oriented EI training program for senior managers. PLoS One. 2019;14(10):e0224254. doi:10.1371/journal.pone.0224254
  • Hogeveen J, Salvi C, Grafman J. 'Emotional Intelligence': Lessons from Lesions. Trends Neurosci. 2016 Oct;39(10):694-705. doi: 10.1016/j.tins.2016.08.007. Epub 2016 Sep 17. PMID: 27647325; PMCID: PMC5807001.
  • Muyia HM. Approaches to and Instruments for Measuring Emotional Intelligence: A Review of Selected Literature. Advances in Developing Human Resources. 2009;11(6):690-702. doi:10.1177/1523422309360843
  • O'Connor, P. J., Hill, A., Kaya, M., & Martin, B. (2019). The Measurement of Emotional Intelligence: A Critical Review of the Literature and Recommendations for Researchers and Practitioners. Frontiers in psychology10, 1116. https://doi.org/10.3389/fpsyg.2019.01116