¿Cómo podemos mejorar el tiempo que pasamos en el trabajo? - La Mente es Maravillosa

¿Cómo podemos mejorar el tiempo que pasamos en el trabajo?

Pedro González Núñez 9, Mayo 2016 en Psicología 466 compartidos
Hombre sujetando un folio con una cara sonriente

¿Te has preguntado alguna vez si eres feliz con tu trabajo? El célebre filósofo oriental Confucio dijo una vez “elige un trabajo que te guste y no tendrás que trabajar ni un día de tu vida”. Tal vez en sus tiempos, hace 2500 años, esta era una labor relativamente factible. Sin embargo, en nuestros días, puede llegar a convertirse en una misión casi imposible.

Sin embargo, casi imposible no significa inalcanzable. Si bien vivimos en un mundo en el que parece ir todo demasiado deprisa y con un exceso de ideas preconcebidas con las que todos tenemos que comulgar, el hecho de ser feliz con un trabajo depende únicamente de cada uno.

Es normal que las propias circunstancias personales de una persona condicionen sus posibilidades de alcanzar el trabajo soñado. No obstante, dado que somos seres humanos con conciencia, libre albedrío y gran capacidad para soñar, creer y lograr grandes metas, está en nuestras manos alcanzar los objetivos propuestos si la actitud es firme.

¿Eres feliz con tu trabajo?

Ahora bien, si de verdad deseas alcanzar grandes metas y poder dedicarte a aquello con lo que siempre has soñado, hay una serie de preguntas a las que tendrás que dar respuesta con total sinceridad. Solo así sabrás si realmente eres feliz con tu tarea profesional.

Ilusión por ir al trabajo

Cada mañana, cuando te despiertes, hazte esta pregunta, ¿me ilusiona ir a trabajar hoy? Es importante afrontar la jornada con buen humor, motivación, ganas de emprender y con la mente abierta a nuevos aprendizajes y experiencias.

Folio con frase de me gusta mi trabajo

Me siento cómodo y todo fluye libremente

Cuando trabajas, te mueves por todo un organigrama empresarial más o menos complejo según el tamaño de la compañía. El hecho de sentir inspiración, buena sintonía con los compañeros, jefes o subordinados, capacidad para resolver problemas sin alterar el ánimo e incluso crear vínculos de cercanía son sinónimo de buen relación persona-trabajo.

Justicia laboral

¿Crees que el sueldo que percibes por tu trabajo es justo? ¿Sientes que tu empresa valora el esfuerzo que realizas? ¿Tu nivel de compromiso es óptimo? ¿Notas que tu motivación es elevada y tienes la disposición que hace falta para sacar adelante las tareas? Responder estas preguntas es necesario para saber si eres feliz en tu entorno laboral.

Trabajo y vida personal

En las sociedades actuales, una buena parte de la vida de cada persona pasa en el puesto de trabajo. Dado que dedicamos muchas horas a nuestro labor profesional, es evidente que hay que sentirse comprometido y desarrollado con la función que se desempeña. Si crees o no que tus funciones complementan tus propósitos vitales, es un aspecto clave para saber si eres feliz.

Mujer sonriendo por su trabajo

Cómo actuar si no eres feliz en el trabajo

Ahora bien, tal vez has respondido a estas preguntas y la conclusión es inevitable, no eres feliz con tu trabajo. No obstante, es probable que tus circunstancias te impidan cambiar de empleo. ¿Qué puedes hacer?

  • Primero y muy importante, identifica si es realmente el trabajo la fuente de tu insatisfacción. Tal vez sea algo en tu interior lo que falla. Revisa detenidamente todos los estamentos de tu vida estable, personal y profesional.
  • Tal vez tu infelicidad proceda de problemas con las condiciones laborales (horarios, sueldo, proyectos poco atractivos, etc.) Igual una buena conversación con tu jefe te permite mejorar tus expectativas laborales o al menos encontrar el camino para hacerlo. Quizá te diga que no, pero eso es algo que ya tienes. Muchas veces no se trata de trabajar más, sino de mostrar el trabajo que ya hacemos y que no es valorado.

Mujer cansada sentada frente a su ordenador en el trabajo

  • Estudia el mercado laboral al que te diriges. No siempre es más verde la hierba al otro lado del campo. Antes de dejar tu empresa, trata de calcular los riesgos de un cambio inmediato.
  • Un trabajo no tiene por qué ser negativo en sí mismo. A veces es la propia actitud personal la que evita la felicidad con la labor realizada. Trata de mantener el positivismo y enfoca aquellos aspectos de tu empleo que más te gustan.
  • Busca tus metas más íntimas. Es necesario que te plantees objetivo profesionales viables. Si en tu empresa no puedes, tal vez ha llegado a su fin tu aventura en ella. Si el condicionante económico no es muy grande, dedicar un tiempo a reciclarte profesionalmente o a buscar nuevos restos puede ser una gran idea.
  • Como es lógico, si después de poner en práctica todas estas claves sigues notando que no eres feliz con tu trabajo y la insatisfacción te embarga, puedes cambiar de empleo. Hoy en día es posible formarte en otras materias gracias a los cursos online, por lo que podrás compaginar tu actividad personal y profesional hasta que puedas dar el salto a otros horizontes laborales.

Recuerda que ser feliz con tu trabajo es una misión vital, pues será una parte muy importante de tu mundo durante un buen número de años. Tu insatisfacción laboral puede provocar problemas serios de salud física y mental. Es tu vida la que están en juego.

Pedro González Núñez

Escritor, amante de la vida, de mi chica y de mi gente. La filosofía y la psicología, especialmente infantil, son mi auténtica pasión. Me encanta la libertad que me dan mis ideas.

Ver perfil »
Te puede gustar