¿Cómo reconocer a un mal psicólogo?

Si te has preguntado cómo reconocer a un mal psicólogo, en este artículo encontrarás algunas señales que deben hacerte sospechar. ¿Te gustaría conocerlas?
¿Cómo reconocer a un mal psicólogo?
Ebiezer López

Escrito y verificado por el psicólogo Ebiezer López el 26 agosto, 2021.

Última actualización: 26 agosto, 2021

Recibir terapia psicológica tiene muchos beneficios para la calidad de vida, tanto a nivel físico como psicológico. Sin embargo, existen profesionales que incurren en prácticas perjudiciales o poco éticas. Por tal motivo, es vital aprender cómo reconocer a un mal psicólogo para evitar ser víctima de dichas acciones.

Los malos psicoterapeutas se encuentran en todas partes del mundo en diferentes ámbitos, y a veces no es fácil detectarlos. Siguiendo esta línea, una mala praxis psicológica puede tener muchos efectos negativos sobre la salud mental. Aquí te enseñaremos las señales que te permitirán saber cuándo cambiar de terapeuta.

¿Cómo reconocer a un mal psicólogo de forma efectiva?

Iniciar un proceso de acompañamiento psicológico puede aumentar tu bienestar general de manera significativa. En terapia, las personas tienen la oportunidad de profundizar más en su mundo emocional y exteriorizar sus conflictos internos. Asimismo, descubren y desarrollan recursos personales para lidiar con las situaciones que los aquejan en su vida. Sumado a esto, es una conducta de autocuidado que eleva la autoestima.

Ahora bien, todos los beneficios mencionados dependen de dos factores: la disposición del paciente y la capacidad del terapeuta. Si alguno de los dos falla será muy difícil conseguir resultados en el proceso. Así, un profesional que ejerce una práctica incorrecta será incapaz de generar algún cambio, la inversión que esté dispuesto a realizar el paciente.

Por lo tanto, si quieres aumentar las posibilidades de obtener buenos resultados, es mejor saber cómo reconocer a un mal psicólogo. Si bien puede ser complicado para quienes no tienen formación en esta área, tampoco es imposible. Existen signos claros de que un profesional no está haciendo su trabajo como debería.

Cabe señalar que esta forma de actuar no es siempre es el reflejo de la falta de conocimiento, habilidades o de una mala intención. Son muchos los factores que pueden explicar que un profesional no esté poniendo en práctica las mejores actuaciones para el paciente/cliente.

Psicóloga apuntando notas de su paciente

¿Cómo reconocer a un mal psicólogo?: 8 señales de alarma

Retomando lo anterior, los psicólogos de cada país organizan su labor según diferentes códigos éticos y legales. Es una buena idea estar al tanto de las leyes que regulan la práctica de la psicología en tu región. De este modo, sabrás si tu terapeuta trabaja de acuerdo a las pautas establecidas. Por otro lado, las siguientes señales de alarma son útiles si buscas cómo reconocer a un mal psicólogo.

1. Realiza prácticas pseudocientíficas

Se entiende como pseudociencia a cualquier disciplina que carece de evidencia científica comprobable. Un ejemplo son los medicamentos homeopáticos cuya eficacia nunca ha sido verificada. En esta misma línea, dentro de la psicología existen prácticas que no tienen bases sólidas como la grafología, constelaciones familiares y la PNL.

Tomando el caso de la grafología, Dazzi y Pedrabissi publicaron un estudio en el que evaluaban la validez de esta. Con este objetivo, administraron el Big Five Questionnaire (una prueba de personalidad) a 101 estudiantes universitarios. Asimismo, se les pidió una muestra de escritura neutral (sin información personal).

Los manuscritos fueron entregados a dos grafólogos y sus análisis se compararon con los resultados del Big Five Questionnaire. Como resultado, se afirmó que no había ninguna correlación entre las evaluaciones grafológicas y el test de personalidad.

¿Cómo se interpreta esto? En síntesis, este trabajo demuestra que la grafología carece de validez empírica. Lo mismo aplica para otras prácticas que no cuentan con evidencia experimental. Por ende, debes estar alerta con cualquier profesional que promueva este tipo de tratamientos ya que puede ser peligroso para tu salud.

2. Hace comentarios inapropiados sobre otros pacientes

Otro indicador útil sobre cómo reconocer a un mal psicólogo es el respeto a la confidencialidad de sus pacientes. Toda la información que los pacientes proveen en consulta es de carácter privado. Por lo tanto, si un terapeuta intenta darte información sobre sus otros casos, deberías tener cuidado porque podría hacer lo mismo contigo.

3. Intenta imponer sus creencias sobre las tuyas

El trabajo de un psicoterapeuta no es juzgar la vida de sus pacientes tomando como referencia sus creencias o experiencias personales. En este sentido, la labor del psicólogo se caracteriza por la objetividad, lo cual significa que su sistema de valores no debe interferir. Incluso si es contrario al tuyo, él debería adoptar una posición respetuosa.

Si durante el proceso tu psicólogo no respeta tus creencias o valores e intenta imponer los suyos, ponle un alto. Sin importar cuáles sean tus principios no existe razón para cuestionarlos y hacerlo se considera anti ético.

4. Cruza los límites profesionales

La alianza terapéutica se define como el vínculo que establecen el psicólogo y el paciente para alcanzar las metas del tratamiento. Esta es una relación exclusivamente profesional en la que los sentimientos del terapeuta no deberían interferir, pero en ocasiones ocurre.

Por ejemplo, si tu psicólogo manifiesta sentirse atraído por ti, es importante saber que es inadecuado. Desarrollar sentimientos por un paciente más allá del ámbito clínico impide que siga la relación profesional. Tu pareja no puede ser tu psicólogo, de la misma forma que tu jefe no puede ser tu abogado cuando decides interponer una demanda a tu empresa.

Además, representa una forma de abuso. Recordemos que el psicoterapeuta se halla en una posición de poder, a causa de su conocimiento técnico y la historia personal del paciente. En consecuencia, aprovechar ese lugar para satisfacer sus deseos es un modo de agresión.

5. No presta la atención necesaria

Un buen psicólogo practica la escucha activa al momento de atender a un cliente. Esto implica poner todos sus sentidos enfocados a comprender la problemática con todos los matices afectivos.

Si observas que tu terapeuta se distrae de forma constante mientras estás allí, quizá sea mejor cambiar. No es una buena señal que mire el móvil mientras hablas o te interrumpa para atender otras cosas.

6. Falta de empatía

En psicología, se conoce como empatía a la capacidad de comprender las emociones y pensamientos de otros. Desde diversos enfoques se dice que la empatía es crucial para el éxito de la psicoterapia y la evidencia parece apoyar esa afirmación.

Gimeno Peón (2015) desarrolló un trabajo en el que evalúo la relación entre la empatía del terapeuta y resultados psicoterapéuticos. Los resultados arrojaron que los pacientes que habían mejorado percibían mayor empatía de sus psicólogos.

Si durante el proceso sientes que tu terapeuta no comprende tu problema, infravalora tu sentir o te juzga, está atento. La falta de empatía es una clara señal que facilita cómo reconocer a un mal psicólogo. No olvidemos que la consulta es un espacio donde se busca comprensión y escucha.

7. Impuntualidad

Es comprensible que en ocasiones un psicólogo llegue tarde a una cita por factores fuera de su control como el tráfico o una emergencia. No obstante, si con frecuencia asiste tarde a la consulta y pone excusas triviales, tienes derecho a señalárselo.

Recuerda que tu tiempo, así como el suyo, es valioso y la impuntualidad es una falta de respeto. Un buen profesional debe procurar estar a tiempo a todas sus citas.

8. La comunicación es poco efectiva

Una parte importante del éxito de la intervención tiene que ver con la calidad de la comunicación terapeuta-paciente/cliente. Es fundamental que sea clara y honesta, de manera que existan el menor número de verbalizaciones que puedan interpretarse de diferente forma.

La claridad debe imponerse a la ambigüedad. Por otro lado, es importante que las dos partes cumplan con los acuerdos que firmen de manera verbal.

Así, si para la siguiente sesión el terapeuta anuncia que tendrá preparada una actividad o que incidirá sobre un punto, tú estás en disposición de evaluar si cumple con sus propios planes. Cualquier intervención sirve de poco si no se adapta a las circunstancias, pero también si no hay una planificación que sea la consecuencia de una evaluación previa.

Hombre en el psicólogo

En caso de que identifiques varios de los elementos de la lista, es posible que su práctica no sea ética. En esta situación, puedes tomar la iniciativa y comunicárselo. No obstante, también eres libre de terminar el proceso y buscar a otro profesional.

Para finalizar, ahora que sabes cómo reconocer a un mal psicólogo será más complicado que seas víctima de prácticas poco profesionales. Recuerda que tu salud mental es valiosa y merece estar en manos de un profesional que sepa cómo ayudarte y esté dispuesto a hacerlo.

Te podría interesar...
¿Qué debes saber antes de ir al psicólogo?
La Mente es MaravillosaLeerlo en La Mente es Maravillosa
¿Qué debes saber antes de ir al psicólogo?

Antes de ir al psicólogo es importante tener en cuenta que en la psicología existen falsas creencias que están muy extendidas entre la población.



  • Dazzi, C., & Pedrabissi, L. (2009). Graphology and personality: an empirical study on validity of handwriting analysis. Psychological reports, 105(3 Pt 2), 1255–1268. https://doi.org/10.2466/PR0.105.F.1255-1268
  • Peón, A. G. (2015). Relación entre la Empatía del Terapeuta y los Resultados del Tratamiento. Revista de Psicoterapia, 26(101), 179-189.
  • Roe, R. (2003). ¿ Qué hace competente a un psicólogo?. Papeles del psicólogo, 24(86), 1-12.