Cómo reprogramar tu mente mientras duermes

Este artículo ha sido escrito y verificado por la psicóloga Elena Sanz
El sueño es un periodo ideal para reprogramar nuestra mente, ya que las barreras mentales caen y el inconsciente es más permeable y hábil a la hora de integrar la información nueva que hayamos almacenado durante el día.
 

Todos contamos con aspectos de nuestra vida o de nuestra personalidad que deseamos mejorar o modificar. Tal vez nos gustaría ser menos tímidos, más felices o encontrar un mejor trabajo. Sin embargo, aunque tenemos una clara intención, no sabemos cómo llevar a cabo este proceso. Por ello, en este artículo descubrirás cómo reprogramar tu mente mientras duermes para lograr los cambios que deseas.

Y es que, si lo piensas, pasamos un tercio de nuestra vida durmiendo. Este gran espacio de tiempo, en apariencia desaprovechado, nos abre una ventana a modificar las creencias y patrones que dirigen nuestra realidad. Está establecido que nuestra mente inconsciente procesa alrededor del 95 % de la información que recibimos, siendo responsable también de la mayoría de nuestras decisiones.

Así, por mucho que de manera consciente deseemos una relación saludable, si en el interior no nos sentimos dignos ni merecedores de tenerla, seguiremos estableciendo vínculos dañinos y carentes de respeto. Por más que tratemos de hacer bien nuestro trabajo o de ser sociables, si en nuestro inconsciente vive la creencia de que somos torpes y poco válidos, esto es lo que se terminará reflejando. 

 

Sabiendo entonces la gran influencia que ejerce esta parte oculta de nuestra psique, es lógico enfocarnos en modificar lo que en ella subyace. Y el sueño es el momento idóneo para hacerlo. Ya que mientras dormimos (e incluso en los periodos de transición entre el sueño y la vigilia), nuestras barreras mentales bajan y nuestra mente inconsciente se vuelve mucho más permeable a la información que queramos darle.

Mujer dormida

¿Cómo reprogramar tu mente mientras duermes?

Estado emocional positivo

Con frecuencia, tenemos la mala costumbre de dedicar el momento antes de dormir a repasar todos los errores que cometimos durante el día o a enumerar todas las preocupaciones sobre el futuro. De forma casi incontrolable, estos pensamientos negativos llenan nuestra mente, generándonos ansiedad e incluso provocándonos insomnio en muchas ocasiones.

Hemos de considerar que, durante el sueño, nuestra mente se centrará en aquellos pensamientos y emociones que hemos mantenido durante nuestros últimos momentos de vigilia. Por ello, hagamos el esfuerzo consciente de recordar antes de dormir todas las vivencias positivas de nuestro día.

Dediquemos estos instantes a agradecer y a sentirnos afortunados y en paz. De esta manera, estaremos alimentando al inconsciente con un combustible positivo que se irá integrando en él durante las siguientes ocho horas.

 

Afirmaciones para reprogramar tu mente mientras duermes

Un ejercicio de gran valor para lograr el cambio son las afirmaciones. Basta con escribir una serie de frases que designen aquella realidad que deseas lograr y repetirlas en voz alta cada noche, justo antes de quedarte dormido. Estas deben estar escritas en positivo y en presente, como si ya fueran un hecho.

Por ejemplo, si deseas reducir tu timidez, escribe: «me siento muy seguro de mí mismo, siempre actúo con confianza».

La repetición irá modificando las creencias arraigadas, sustituyéndolas por estas que deseas implantar. Y, además, al hacerlo en el momento de la transición de la vigilia al sueño, el proceso será mucho más sencillo y efectivo.

Mujer escribiendo en la cama

Visualización creativa

Otra gran herramienta para reprogramar tu mente mientras duermes es la visualización. La misma consiste en imaginar de forma vívida y detallada los eventos que deseas experimentar. Imagínalos en primera persona, como si ya los estuvieras viviendo. Por ejemplo, si deseas encontrar un empleo, visualízate sentado en la mesa de tu oficina, trabajando y charlando con los compañeros. Siente las emociones que esta vivencia te genera.

 

La clave de esta técnica consiste en que estás programando tu cerebro para detectar las oportunidades que buscas y tomarlas. ¿No te ha ocurrido que cuando piensas en coches amarillos te resulta mucho más sencillo encontrarlos por la calle o que, cuando te sientes solo porque acabas de terminar una relación, parece que todo lo que ves son parejas felices?

Tu cerebro identifica mucho más fácilmente aquello en lo que pones tu energía mental. Por ello, al visualizarte cada noche en tu empleo deseado, estarás en la mejor posición para hallar las oportunidades que se le asemejen.

En definitiva, el sueño es un periodo de excepcional relevancia que podemos utilizar a nuestro favor para modificar nuestra programación interior de creencias. Cuida lo que piensas, sientes y dices antes de dormir porque en eso trabajará tu inconsciente mientras duermes. 

  • Urbano, S., Rojas, H., & Jaime, M. (2007). Efecto de la visualización creativa como estrategia innovadora en el rendimiento académico de la asignatura informática II de la escuela técnica" Rómulo Gallegos" San Felipe, Estado Yaracuy. Laurus13(23), 310-335.
  • Díaz, N. C. (2017). Desarrollo del valor de la autoestima, mediante tres técnicas de programación. Revista educación en valores, (27), 47-60.