Cómo sentirnos mejor después de una ruptura

Sentirnos mejor después de una ruptura puede ser un desafío complicado. Este punto de inflexión puede poner patas arriba nuestro mundo y dibujar un panorama de incertidumbre donde antes veíamos certeza. ¿Cómo hacerlo? Os dejamos 5 ideas clave.
Cómo sentirnos mejor después de una ruptura
Laura Ruiz Mitjana

Escrito y verificado por la psicóloga Laura Ruiz Mitjana el 13 diciembre, 2020.

Última actualización: 13 diciembre, 2020

Hay experiencias que nos parten en dos. Una de ellas puede ser una ruptura emocional, una etapa de la vida que todos deberemos afrontar en algún momento u otro. Son momentos vitales que, muchas veces, nos quiebran los esquemas y las ilusiones depositadas en un proyecto de vida con alguien.

En esos momentos, puede que sintamos que acabamos de naufragar, sin saber muy bien a dónde ir, cómo llegar y qué debemos hacer para sentirnos mejor. ¡No desesperes! En este artículo te traemos algunas ideas para sentirnos mejor después de una ruptura.

Cada persona es un mundo, como también lo es cada proceso vivido y cada relación, por lo que no existe una fórmula mágica para superar una ruptura (y menos aplicable a todo el mundo). En este sentido, las emociones que una ruptura genera las deberás transitar sí o sí, y en eso no hay “remedio” alguno. Sin embargo, sí podemos hacer algunas cosas para sentirnos mejor o, incluso, para que este proceso se acorte.

“Los grandes cambios siempre vienen acompañados de una gran sacudida. No es el fin del mundo; es el inicio de uno nuevo”.

-Anómino-

Mujer triste

Cómo sentirnos mejor después de una ruptura: 5 claves

No hay una única manera de sentirnos mejor cuando afrontamos el final de una etapa; en este caso, el final de una relación. Sin embargo, sí hay muchas maneras de afrontar este proceso de forma saludable.

Vivir una ruptura suele marcar un punto de inflexión, pero poca gente se arrepiente del proceso después de haber vivido esta experiencia, llena de aprendizajes, además de ser una gran fuente de resiliencia.

Os dejamos cinco ideas para empezar a transitar el duelo tras una ruptura, aunque existen muchas más; encuentra tu manera, cualquier camino es válido si te hace sentir mejor.

Date permiso para sentir

La primera idea clave a la hora de sentirnos mejor después de una ruptura es esta: permítete sentir, estar triste, enfadado, asustado, rabioso, frustrado, decepcionado…

El primer paso es aceptar que nos está doliendo o que nos está produciendo una serie de sentimientos y emociones totalmente normales. Recuerda que todas las emociones tienen su razón de ser,y que por lo tanto todas ellas son igual de válidas. Reconocerlas y no reprimir aquello que sientes te permitirá empezar a gestionar la pérdida.

“Una emoción no causa dolor. La resistencia o supresión de una emoción causa dolor”.

-Frederick Dodson-

Dale espacio a la emoción

En línea con el punto anterior, introducimos la siguiente idea: darle espacio a la emoción. ¿Qué significa esto? Además de permitirnos sentir, debemos darle a la emoción su espacio, su momento, su tiempo.

Por ejemplo, si estamos tristes, no recurramos inmediatamente a “hacer mil cosas” para no pensar. Para, respira y siente eso que tu cuerpo te está diciendo. ¿Necesitas parar? ¿Respirar? ¿Llorar? Una buena idea es ponerte alguna canción en consonancia con lo que estás sintiendo; esto te permitirá desahogarte, liberarte y, en definitiva, darle espacio a la emoción interior.

Aplica el contacto cero

El contacto cero es una herramienta muy útil cuando necesitamos desapegarnos de la persona que, hasta hace bien poco, era nuestra pareja. De hecho, es una opción que puede ayudar, casi de forma inmediata, a sentirnos mejor después de una ruptura. ¿Por qué es útil?

Porque nos permite deshacernos de todas aquellas expectativas de que la otra persona nos contacte (que nos acaban generando ansiedad y frustración) y, además, nos permite empezar a afrontar la nueva realidad: que esa persona ya no está en nuestra vida.

Cuando iniciamos un proceso de duelo, debemos reconfigurar y reorganizar nuestra realidad; por ello, necesitaremos empezar a acostumbrarnos, cuanto antes, a esa pérdida (y ausencia).

“¿Para qué sirve el aislamiento emocional con la ex pareja? Nos ayuda a asumir la pérdida, a poder avanzar y a recordar quienes éramos antes de ser un pack complejo con la otra persona. También significa tomar el control sobre la situación”.

-Cristina Lago-

Busca momentos para desconectar

Aunque desahogarnos, expresar cómo nos sentimos, afrontar la nueva realidad de forma consciente… resulta fundamental, también lo es buscar espacios para desconectar. Esto implica: buscar nuevas metas y proyectos (algo que te apasione, una vieja afición olvidada, etc.) y, en cierta manera, ocupar el tiempo (no en cualquier cosa, sino en algo que te motive mínimamente y que te mantenga “distraído”, aunque sea limpiar la casa).

Esto no quiere decir huir de la situación, o del propio duelo, sino más bien dejarnos un poco de espacio también para nosotros, para evadirnos. Esto es, en cierta manera, una forma de autocuidarnos y de ofrecernos amor propio.

Lo ideal para sentirse mejor después de una ruptura es combinar las dos facetas: momentos de desconexión y otros de conexión con lo que sentimos.

chica paseando perro

Cuida de ti

En relación a lo último comentado, el autocuidado es fundamental a la hora de afrontar una ruptura. ¿Qué implica autocuidarse? Poner el foco en uno mismo. ¿Cómo? A través de intentar dormir bien, respetando nuestras rutinas y horas de sueño, comer bien, descansar, darnos un pequeño capricho de vez en cuando y, en definitiva, escuchar qué necesita nuestro cuerpo (y mente) a cada momento, para poder estar “ahí” y dárselo.

¿Por qué es importante autocuidarse? Porque para afrontar algo que nos duele debemos estar fuertes, con energía (aunque aparezcan momentos de flaqueza, también necesarios para seguir aprendiendo). Además, darnos amor propio es una forma de dejar de invertir energía (y focalizar la atención) en el otro (en nuestro ex), para situarnos a nosotros mismos en el eje central de nuestra vida. Esto quiere decir: priorizarnos y querernos (¡nos lo merecemos!).

Hemos visto cinco maneras para sentirnos mejor después de una ruptura, pero, ¿qué dice la ciencia al respecto? Un estudio de Langeslag et al. (2018), publicado en el Journal of Experimental Psychology, investigó tres posibles estrategias para superar una ruptura:

  • Pensar en cosas malas de tu ex.
  • Aceptar y hacerse cargo de los sentimientos de amor por tu expareja.
  • Distraerte con buenos pensamientos que no tengan nada que ver con tu ex.

¿Qué reveló el estudio? Que las tres estrategias (aunque ninguna perfecta), servían para reducir la respuesta emocional de los participantes hacia sus exparejas. Así que poner en prueba algunas de estas estrategias (o de las comentadas) puede ser un buen punto de partida para afrontar esta situación.

“Nada sucede por casualidad, en el fondo las cosas tienen su plan secreto, aunque nosotros no lo entendamos”.

-Carlos Ruiz Zafón-

Te podría interesar...
Cómo superar una ruptura con la mente y no con el corazón
La Mente es MaravillosaLeerlo en La Mente es Maravillosa
Cómo superar una ruptura con la mente y no con el corazón

Superar una ruptura dolorosa puede parecer imposible, pero es imprescindible para seguir adelante. Y se puede conseguir, aunque no sea fácil.



  • Colegio Oficial de la Psicología de Casilla-La Mancha. (s.f.). Psicología en la Vida Cotidiana. Cómo afrontar el duelo.
  • Langeslag, S. J. E., & Sanchez, M. E. (2018). Down-regulation of love feelings after a romantic break-up: Self-report and electrophysiological data. Journal of Experimental Psychology: General, 147(5), 720–733.
  • Pangrazzi, A. (1993). La pérdida de un ser querido. Madrid: Ediciones Paulinas.
  • Pérez Sales, P. (2006). Trauma, culpa y duelo. Hacia una psicoterapia integradora. Desclée de Brouwer.