¿Cómo son las personas asociales? Características y rasgos psicológicos

¿Qué distingue a las personas con una personalidad asocial? ¿Cómo identificarlas? ¿Qué puntos débiles y fuertes tienen sus inclinaciones? En este artículo te lo contamos.
¿Cómo son las personas asociales? Características y rasgos psicológicos
Ebiezer López

Escrito y verificado por el psicólogo Ebiezer López.

Última actualización: 04 marzo, 2022

La mayoría conocemos a alguien que tiende a evadir las situaciones de interacción social. Y si no, quizá nosotros seamos esa persona. En cualquier caso, este comportamiento puede estar motivado por un rasgo de personalidad asocial. Así, en este artículo hablaremos precisamente de ellos.

Desde un principio, es importante saber que “asocial” no significa lo mismo que “antisocial”. Como veremos más adelante, estos términos se refieren a conceptos muy distintos. Uno se relaciona con una tendencia en la personalidad, mientras que el otro se vincula con conductas patológicas.

Así son las personas asociales

Los seres humanos necesitamos del contacto con otros para poder sobrevivir. Gracias a la colaboración grupal, podemos adaptarnos más rápido y mejor al entorno. Por esta razón, los lazos sociales constituyen una parte significativa del bienestar de cualquier persona. De hecho, hay estudios que señalan que la soledad y el aislamiento crónico son perjudiciales para la salud.

Sin embargo, eso no quiere decir que todos disfruten de los contactos sociales de la misma manera. Igual que hay personas con una vida social muy activa, otros prefieren pasar más tiempo a solas. A este último grupo lo podríamos definir como asociales. Este término se usa para hablar de personas que tienen poco interés por las relaciones sociales.

Entonces, lo primero que debemos entender de cómo son las personas asociales es que es una tendencia de la personalidad. No se trata de un trastorno mental, sino de un rasgo que puede presentarse con mayor o menor intensidad.

Por otro lado, el hecho de ser asocial, no quiere decir que estas personas no tengan amigos. Alguien con esta tendencia puede tener amigos, pero lo más probable es que sea un grupo pequeño. Además, es posible que no realice actividades junto a ellos con tanta frecuencia. A continuación, veremos una serie de rasgos o características de la gente asocial.

1. Independientes y autosuficientes

En vista de que prefieren evitar socializar, es lógico que alguien asocial sea más independiente y autosuficiente. Si aprenden a hacer las cosas por sí mismas, entonces no se ven en la necesidad de pedir ayuda a otro.

Así, satisfacen su deseo de reducir el contacto social solo para asuntos importantes. Por tal motivo, no es raro que las personas asociales sean buenas en tareas en las que es necesario una gran concentración, como la asimilación de conocimientos.

Mujer pensando en tomar decisiones

2. Creativas

Otro aspecto interesante que suele destacar en las personas asociales es su capacidad creativa. Gracias a que pasan gran parte del tiempo a solas, pueden llegar a tener una imaginación activa.

Asimismo, al reducir la interacción social, tienen más oportunidades de conectarse con sus propias emociones y pensamientos. En consecuencia, es frecuente que realicen actividades artísticas como pintar, escribir poesía o novelas, etc.

3. Tímidas

La timidez es una característica que puede presentarse en la gente con rasgos asociales. A causa de la preferencia por limitar el contacto social, es posible que sientan vergüenza o temor cuando deben hacerlo. No obstante, no sucede así en todos los casos, existen personas con tendencias asociales que no sienten ansiedad en lo absoluto al socializar.

4. Rechazan a la multitud

Si consideramos lo anterior, es evidente y normal que alguien con tendenciales asociales sienta rechazo por grandes multitudes. Es poco probable que nos encontremos con personas así en sitios como un club nocturno, bazares llenos de gente, etc. Los eventos donde asisten una gran cantidad de personas no son opciones comunes para ellos.

5. Prefieren los ambientes tranquilos

Los lugares en los que existe una gran cantidad de estímulos suelen resultar incómodos para las personas con una personalidad de rasgos asociales. Por voluntad, es más probable que los encontremos en lugares silenciosos, como una biblioteca o un museo. También pueden disfrutar de paisajes al aire libre en los que la concentración de gente no es tan alta como en la ciudad.

6. Son cuidadosas con la información que comparten

Otro rasgo que suele estar presente en las personas asociales es la prudencia a la hora de compartir información, de manera especial cuando esta es personal. Esto tiene que ver con su inclinación por la independencia y autosuficiencia.

“Después de todo, si soy capaz de resolver mis problemas o temas por cuenta propia, ¿para qué necesito contarle eso a otro?”. Eso es un razonamiento posible para alguien que es asocial.

¿Por qué las personas son asociales?

La personalidad es un constructo que involucra diferentes procesos psicológicos y su definición puede variar según los autores. Pero, hay evidencia que señala que hasta un 50 % de la personalidad es hereditaria. Por ende, significa que los genes determinan una parte muy importante de quiénes somos y cómo actuaremos ante varias situaciones.

En este sentido, Hobgood (2021) publicó un trabajo sobre la influencia del gen ABO B en la introversión. Dicho gen participaría en el proceso que define cuál es el grupo sanguíneo de una persona. Los hallazgos señalaron que aquellos que expresaban este gen tienden a ser más asociales que el resto.

Al mismo tiempo, recordemos que los genes no son determinantes. Por ejemplo, una persona puede tener la carga genética para tener un excelente oído musical. Pero, si no recibe estimulación musical durante su vida, lo más probable es que este gen nunca se exprese. Partiendo de eso, es posible afirmar que la educación también tiene un peso significativo.

Chico de espalda con una manta

Diferentes entre asociales y antisociales

A menudo, se comete el error de usar la palabra “antisocial” como sinónimo de asocial, pero no son lo mismo. La gente con tendencias antisociales no evita socializar porque no les gusta, sino que sienten una aversión profunda por la sociedad. De esta manera, tienen poco o ningún respeto por las normas, leyes o los derechos de otras personas.

En casos extremos, los rasgos antisociales pueden constituir un cuadro de trastorno de personalidad antisocial. Por lo general, quienes sufren este cuadro clínico suelen enfrentarse a problemas constantes con la ley.

Ahora que ya vimos cómo son las personas asociales, probablemente puedas diferenciarlas de las personas antisociales sin problemas. De nuevo, es necesario enfatizar que el comportamiento asocial no es un trastorno en sí mismo, aunque si puede ser característica de determinados cuadros clínicos.

Te podría interesar...
Mis ganas de socializar han disminuido: ¿a qué se debe?
La Mente es Maravillosa
Leerlo en La Mente es Maravillosa
Mis ganas de socializar han disminuido: ¿a qué se debe?

"Mis ganas de socializar han disminuido". Son muchas las personas que experimentan esta sensación en los últimos meses. Analizamos las causas.



  • Hobgood, D. K. (2021). ABO B gene is associated with introversion personality tendancies through linkage with dopamine beta hydroxylase gene. Medical Hypotheses, 148, 110513.